Tengo la fibra Pro-Digi de 10 Gbps y quiero cambiar a una tarifa inferior. La velocidad no es lo único que perderé por el camino
Otras

Tengo la fibra Pro-Digi de 10 Gbps y quiero cambiar a una tarifa inferior. La velocidad no es lo único que perderé por el camino

Tras haber pasado por unas cuantas operadoras de fibra para tener Internet en casa, hace casi un año que recaí en las tarifas de Digi. Más en concreto en la llamada Pro-Digi y que incluye 10 Gbps de velocidad simétrica. Por el momento, una experiencia fantástica.

Sin embargo, sus recientes cambios hacen que, aunque mi actual tarifa se rebaje 5 euros, el plantel actual de opciones de la operadora rumana me haga plantearme pasar a la tarifa de 1 Gbps e incluso 500 Mbps. El ahorro es considerable asumiendo la reducción de velocidad, aunque me temo que no es lo único que perderé.

Por muy jugosos que sean los 10 Gbps, mis necesidades no van a tanto

Tarifas Smart Digi
Tarifas de Fibra Smart de Digi con cobertura propia

Como podrás imaginar, los 10 Gbps por 25 euros que me proporciona Digi son velocidad más que suficientes como para estar satisfecho. El "problema" (bendito sea) es que con menos velocidad también puedo estar satisfecho Aquí es donde entra la posibilidad de contratar alguna de las otras Fibra Smart.

Por un lado tengo la opción de bajar a 1 Gbps por 20 euros al mes. Es un cambio grande respecto a 10 Gbps, pero más que suficiente para la mayoría de los mortales entre los que me incluyo. Por otro, con algo más de sacrificio, está la tarifa de 500 Mbps por 15 euros al mes. Y si ya la otra es interesante por rebaja, esta lo es aún más.

He estado años con tarifas de 300 Mbps hasta llegar a los 10 Gbps de Digi. Así que lidiar con 500 Mbps no sería un suplicio en absoluto. Ni el teletrabajo, ni el ocio personal me suponen una exigencia mayor. Así, consideré que podría ahorrar 120 euros al año con el cambio (la Pro-Digi cuesta 25 euros al mes).

Cambiar a una tarifa inferior es como empezar de cero con Digi

Sabiendo ya que una tarifa inferior podría dejarme igual de satisfecho, me entran ciertas dudas acerca de si mantendré la misma instalación y el mismo router. Pues no. Esta reducción de tarifa no se puede ejecutar a distancia y en segundo plano como podría realizarse un cambio de tarifa móvil en Digi o cualquier otra operadora.

En palabras de la propia operadora, pasar de la fibra Pro-Digi a una inferior supone una reinstalación completa. Es decir, que tendrá que venir primero un técnico a casa a retirarme mi actual router, realizar cambios en la instalación porque la fibra de 1 Gbps y 500 Mbps pasan por otra línea e instalarme el nuevo router.

Cambio de router, nueva instalación y otra vez la permanencia de tres meses.

En mi alta como cliente de la fibra de 10 Gbps recibí uno de los primeros routers con WiFi 6 que empezó a entregar la operadora en marzo de 2022. Se trata del ZYXEL-AX751-B0, el cual cuenta con WiFi 6. Por suerte, el resto de routers que instala Digi integra también WiFi 6 en tarifas Smart como las que citaba anteriormente, por lo que el router no representará tanto sacrificio.

En contacto con Digi, comentan que actualmente suelen instalar el modelo ZTE ZXHN H3600 para tarifas inferiores a la Pro-Digi. Este es un router que admite hasta 1,2 Gbps simétricos (suficiente para las otras tarifas) y que ofrece WiFi 6. Eso sí, en este caso la ONT no va integrada en el router como en el caso anterior, sino que va separada. No es que sea un drama, pero es algo a tener en cuenta.

A todo esto se le suma una nueva permanencia de 3 meses, igual que cuando lo contraté por primera vez. Cabe decir que esta es la permanencia que de serie ofrece la operadora rumana en cada nuevo alta, por lo que no es un castigo o algo similar por pasar a una tarifa inferior. De igual modo, tampoco cobran la instalación o el nuevo router (ni me penalizan por dar de baja la tarifa).

Otros aspectos a comentar, y que ya se podían prever por ser lo natural en todo cambio de tarifa que se precie, es que el cambio no será inmediato. Según la operadora, tardarían unas 48 horas en concertarme una cita con un técnico para que proceda a la instalación, no efectuándose hasta entonces la baja de una tarifa y el alta en la nueva. Por otra parte, se me cobraría únicamente la parte proporcional de las tarifas de acuerdo a los días que hayan pasado desde la última factura.

Así, sabiendo todo esto, sigo sin haber cambiado todavía de tarifa. Como explicaba ya al inicio, mi experiencia venía siendo positiva y no es que las consecuencias del cambio que comento sean dramáticas, pero sí son cuanto menos a considerar, especialmente aquello de reiniciar el periodo de permanencia.

Temas
Inicio