Compartir
Publicidad
Publicidad

Xiaomi mantiene el freno a su expansión internacional: primero que se arregle el mundo

Xiaomi mantiene el freno a su expansión internacional: primero que se arregle el mundo
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde que Xiaomi creciese hasta ser uno de los fabricantes más importantes en su país y a nivel mundial, su expansión internacional oficial (más allá de que en la práctica su distribución ya lo sea por unos canales u otros) ha sido la comidilla del área mobile por lo que ello supondría. No obstante, hasta el momento no hemos visto un paso firme en este sentido y al parecer aún queda bastante para que podamos ver un intento de conquista occidental por parte de Xiaomi.

Según las palabras que Shou Zi Chew, CFO de Xiaomi, dedica a Bloomberg, al parecer la compañía de momento sigue viendo esta expansión a bastante largo plazo. Tras mostrarse optimista con los objetivos anuales de la compañía, deja entrever que para su intento por conquistar occidente aún queda, y según ellos no sólo por agenda propia.

Vinieron para quedarse, pero a su manera

Quizás el ruido mediático que la marca logró con esa doble presentación de su esperado tope de gama el Xiaomi Mi5 el pasado mes de febrero tuvo cierto eco en las divagaciones de quienes atendemos a los movimientos del sector interpretando que podría se el anuncio de que por fin empezase su expansión global. Algo que sí anunciaron rivales como ZTE o Huawei, el cual es un particular hueso duro de roer (y paisano).

Pero no fue así. Xiaomi apareció en el MWC 2016 con su evento de presentación propio en un lugar específico externo a la Fira para anunciar este terminal, pero no pronunció lo que las quinielas tecnológicas habían apuntado en su mayoría, y como ya repasaron nuestros compañeros de Xataka Android, no hubo ninguna referencia a la expansión por América o Europa. Recordaban en aquel momento las palabras que un directivo brasileño de Xiaomi apuntó ya en 2015 hablando de que la expansión a países desarrollados iba a tardar años.

Creemos que nuestro valioso posicionamiento de fabricar productos con especificaciones muy elevadas y venderlos casi por su coste tiene mucho más impacto social y económico en países en desarrollo.

Lo que a este respecto ha comentado (de manera más indirecta) Zi Chew es que la situación mundial no es para nada halagüeña con respecto a realizar un movimiento en el mercado internacional, haciendo alusión a situaciones que pueden influir de manera desfavorable en la economía mundial como las elecciones en Estados Unidos.

Probablemente el ambiente actual no sea el mejor momento, en adición a que honestamente no tenemos la necesidad de entrar al mercado para incrementar el capital. Dejaremos que el mundo vaya poniéndose en orden por sí mismo (confiamos en que lo hará) antes de meternos en los mercados globales de manera significativa.

Xiaomi no se construyó en un día

A interpretación personal de cada uno pueden leerse muchas cosas entre líneas de las declaraciones recientes del CFO, pero lo que está claro es que, como Roma, ampliar mercado no es cosa de un día para otro y no son pocos los focos a controlar. Aunque el fabricante ya fabrica y desarrolla teniendo en cuenta estándares internacionales, probablemente tuviese que reorganizar esfuerzos para atender tanto el desarrollo de software en otros idiomas como la inclusión de las bandas de red pertinentes o atender a los asuntos de la distribución en cuanto a tasas, pérdidas y aduanas.

MIUI

Otro fantasma que nunca se acaba de dormir es el de las patentes. El fabricante chino se ha visto en ocasiones salpicado por acusaciones de plagio en cuanto al diseño de sus teléfonos, un asunto que como sabemos desde hace años mueve tanto acciones legales como multas y grandes sumas de dinero. Y más allá de eso probablemente el fabricante tuviese que afrontar el pago de royalties al salir de las fronteras del país, si bien al parecer es algo que al menos en parte ya preparó en cuanto a la idea de ampliar a Estados Unidos.

Abrirse al mercado internacional supone aún más reto teniendo en cuenta la premisa de mantener bajo coste

Todo ello sin olvidar el coste que supondría per se esta expansión en cuanto a marketing y a la apertura de distribuidores, que ya supondría un buen pellizco inicial al que hacer frente. Y sobre todo de cara al reto de mantener el bajo coste, uno de sus principales reclamos (teniendo en cuenta la relación calidad-precio).

Xiaomi

Parece pues que aún no figura en la hoja de ruta esta expansión, por muchas presentaciones que haga fuera de su país. De momento Xiaomi va intentando conquistar países puntualmente dentro de los mercados emergentes, como su expansión a África o a Brasil, esperando a su vez que el mercado local alcance los 500 millones de unidades vendidas este año (siendo 438 millones el tope alcanzado en 2015 de distribuciones en China), donde según las fuentes de Bloomberg el número de fabricantes se habría reducido a la mitad (de unos 300) debido a la competencia y a la saturación del mercado.

Vía | Bloomberg
En Xataka Móvil | Xiaomi sale por primera vez de Asia, rumbo a Brasil
En Xataka Android | Xiaomi se vuelve a rajar y deja colgado a Occidente

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos