Una pantalla OLED pegada a la piel: así son los ‘wearables’ flexibles en los que trabaja Samsung

Una pantalla OLED pegada a la piel: así son los ‘wearables’ flexibles en los que trabaja Samsung
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Samsung planea revolucionar los dispositivos que se visten o wearables, las clásicas pulseras de actividad estilo Xiaomi Mi Band o Samsung Galaxy Fit. Gracias a unas pantallas OLED flexibles y 'estirables' Samsung ha logrado crear dispositivos de salud pegados directamente sobre la piel y en la zona de la arteria radial.

Tener un accesorio en la muñeca, y que éste no sea un reloj, hace tiempo que dejó de ser anecdótico; no en vano las pulseras de actividad terminaron haciéndose sumamente populares. Tener una Fitbit, Xiaomi Mi Band, Huawei Band o Samsung Galaxy Fit no sólo permite conocer la actividad y otras variables de salud, también son cómodas de llevar. Y tienen un notable margen de evolución, así lo plantea Samsung: un nuevo wearable de la marca va pegado directamente a la piel.

Pantallas OLED que se estiran y sensores ópticos pegados a la muñeca

Samsung Wearable Pegado Piel 1
Pantalla OLED capaz de doblarse y de estirarse

La idea detrás de los nuevos accesorios de salud desarrollados por Samsung es simplificar al máximo el dispositivo mientras se maximiza la precisión y eficacia de los sensores cardíacos. Dado que el wearable se coloca directamente sobre la arteria radial, zona que se utiliza para tomar el pulso en la muñeca, los sensores ópticos adosados a la pantalla OLED flexible logran captar el ritmo cardíaco y la saturación de oxígeno en sangre de forma más precisa.

Aparte de la precisión, clave para el dispositivo, Samsung busca que el accesorio sea cómodo y que permite visualizar los datos directamente sobre la piel. Para ello utiliza una pantalla OLED flexible que puede estirarse hasta en un 30 %. Esto permite el movimiento de la muñeca y sin que dicho movimiento afecte a la integridad del panel.

La pantalla OLED 'para la piel' se aplica a modo de parche sobre la zona de la arteria. Los investigadores de Samsung comprobaron que la pantalla y los sensores adosados mantienen su integridad incluso después de que se hayan estirado 1.000 veces; permitiendo un seguimiento deportivo y de salud más cómodo y eficiente ya que no sólo se aumenta la precisión de las lecturas (Samsung asegura que dicha precisión es 2,4 veces mayor que la de una pulsera de actividad), también evita que el usuario tenga que retirarse el accesorio durante largos periodos de tiempo.

Samsung Wearable Pegado Piel
Pantalla OLED y electrodos colocados sobre la placa base flexible

Samsung ha publicado el estudio sobre estos nuevos accesorios asegurando que tiene en cuenta la tecnología de cara a una próxima comercialización. Lo que no deja claro es cómo se cargarán este tipo de accesorios ni cuánto durarán con una carga o una batería. ¿Habrá que cambiar el parche con su pantalla cada vez que se agote o será necesario tener conectado el brazo mientras el wearable se alimenta de energía? Veamos si Samsung soluciona estos inconvenientes una vez haga viable los accesorios adheridos.

Más información | Samsung

Temas
Inicio