WiFi: problemas comunes y cómo solucionarlos
Tutoriales

WiFi: problemas comunes y cómo solucionarlos

Tener problemas con el WiFi a la hora de conectarse a Internet desde el móvil no es que sea lo más normal, pero no es tampoco algo extrañísimo. De igual forma que puede suceder quedarse sin cobertura de voz o datos móviles, la conexión doméstica también puede ser un quebradero de cabeza.

Si bien es cierto que con conocimientos técnicos podemos resolverlo en un periquete, lo cierto es que no es necesario tener altos conocimientos para resolver muchos de los problemas. De hecho, muchas veces la solución es más fácil de lo que pensamos, tal y como veremos en este post.

Problemas comunes y sus causas más habituales

Indagando en los problemas más típicos que nos pueden surgir a la hora de conectarnos a Internet vía WiFi, hemos recopilado todas estos fallos y su posible causa. Ya en siguientes apartados, veremos qué hacer ante ello, ya que hay dos opciones: que sea cosa del router o del móvil.

  • Conexión intermitente, teniendo conexión a ratos. Por norma general, este fallo deriva del router, sea por algún defecto en él o por falta de alcance. No obstante, si el móvil tiene problemas con las antenas para la recepción, la cobertura se hace más complicada, pudiendo también ser el origen.
  • Llega muy poca señal al móvil, algo que precisamente veíamos en el otro punto. A veces tener poca cobertura implica que el dispositivo se esté conectando y desconectando, mientras que en otras simplemente se reduce la velocidad. Nuevamente, tanto el móvil como el router pueden ser causantes.
  • Conexión muy lenta, derivada siempre de una baja señal o estar lejos del router. Hacer una prueba de velocidad desde el móvil puede servir para obtener datos exactos acerca de a qué velocidades se está navegando.
  • Hay conexión WiFi, pero no Internet. Por paradójico que suene, esto es posible e incluso normal. Ocurre cuando sí que se establece conexión entre el router y el smartphone, pero el router no está emitiendo señal que permita conectarse a Internet. Por tanto, sí, es culpa del router.
  • Solo funciona la conexión por cable, nuevamente y como en el punto anterior, es cosa del router y su emisión de señal WiFi.
  • Solo funciona la conexión WiFi y no la de cable. En este caso, aunque sea el contrario, es cosa del router. No obstante, puede ser debido también a una mala conexión del cable o que este se encuentre defectuoso.

Si el problema es el móvil

Internet Movil

Si bien no podemos descartar de forma absoluta que el problema sea del router o la operadora, no está de más que empecemos por realizar una serie de reajustes en el smartphone. A continuación te decimos los pasos a seguir en orden, de forma que lo vayas probando de uno en uno y, si no se arregla el problema con el WiFi, pases al siguiente:

  • Prueba a conectarte con otros dispositivos y comprueba si experimentas el mismo problema. En caso de que ocurra lo mismo, puedes descartar que sea el smartphone el causante. Si no es así, todo apunta a que es cosa del móvil.
  • Acércate al router lo más que puedas. Es posible que tu casa sea pequeña e incluso que el router tenga unas buenas antenas con las que esparcir la señal, pero puede haber obstáculos que dificulten el paso de la señal.
  • Reinicia el móvil. Sí, el clásico "apagar y encender" que tan a chiste suena, pero que sirve para solucionar posibles problemas del software que deriven de procesos internos que se estén ejecutando. Al reiniciar, todos los procesos en segundo plano vuelven a comenzar.
  • Olvida y vuelve a recordar la red, una solución que puede también parecer algo tonta, pero que podría servir para restablecer la conexión con el router. Todo ello se hace desde los ajustes de WiFi de tu dispositivo.
  • Restablece los ajustes de red, haciendo que en este caso tu dispositivo elimine cualquier vínculo con redes WiFi y Bluetooth. Puede ser tedioso tener que volver a configurarlo, pero suele ser muy efectivo.

Evidentemente, aquí nos estamos enfocando en móvil, pero estos pasos puedes seguirlos igualmente en una tablet u ordenador.

Qué hacer para solucionar los problemas del router

Router

Si has seguido los pasos anteriores y tienes sospechas de que es un problema del router, también nos encontramos una serie de recomendaciones a seguir para lograr esclarecer la causa del fallo y poner solución.

  • Revisa la colocación del router, tanto el lugar de la casa en el que lo has situado como los posibles obstáculos que haya alrededor, así como la posición de las antenas.
  • Reinicia el router manteniéndolo apagado primero durante 15-30 segundos y después encendiéndolo. Como sucede en el móvil, esto puede ser bueno para que todos los procesos internos del router se reinicien.
  • Cambia de canal, algo que se puede hacer de una forma sencilla y que es muy útil cuando tu router emite varias señales de WiFi en diferentes bandas.
  • Actualiza el firmware del router, ya que puede estar ocasionando fallos por necesidad de estar actualizado. Cada fabricante tiene su proceso, por lo que es recomendable que consultes en la guía que te venía al recibirlo.
  • Resetea el router por completo, haciendo que vuelva a su estado de fábrica a diferencia de lo que supone el reinicio. Aquí también es aconsejable que consultes la guía del mismo, aunque normalmente suele hacerse mediante un botón algo escondido en su parte trasera y el cual hay que mantener pulsado introduciendo un palillo, alfiler u otro elemento largo y fino con el que alcanzarlo.

Si no has logrado solucionarlo hasta ahora

Una vez probadas todas las posibles soluciones anteriores, ya poco más te queda que contactar con tu operadora. Deberás comentarle el problema que estás experimentando para que su departamento técnico pueda ejecutar un diagnóstico a distancia e incluso enviar un técnico al domicilio. En caso de que se deba a una avería en infraestructuras exteriores, también te informarán.

Si es el móvil el único que da problemas, el contacto en ese caso es con el fabricante. Trata de concertar una cita con el soporte técnico para que revisen qué puede fallar, ya que tiene pinta de que sea algo de su hardware. No obstante, antes de ello no pierdes nada por restaurarlo de fábrica y asegurarte de que en ningún caso es cosa del software.

Temas
Inicio