Compartir
Publicidad

165 millones de euros en subvenciones y "los máximos beneficios fiscales" para que el MWC no se mueva de Barcelona

165 millones de euros en subvenciones y "los máximos beneficios fiscales" para que el MWC no se mueva de Barcelona
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La permanencia del Mobile World Congress en Barcelona lleva tiempo en tela de juicio, y los mensajes que se lanzan no resultan del todo contundentes, aunque las últimas declaraciones apuntaban a que el contrato entre la GSMA y Barcelona se mantendría hasta 2023, y la edición de 2019 ya estaría organizándose. No obstante, las ofertas para que el congreso deje España son múltiples, y entre ellas están Munich, París y Dubai.

La ciudad alemana ya prometió en el pasado beneficios en forma de subvenciones estatales para la GSMA si el evento se trasladaba al norte de Europa, y el Estado español tuvo que actuar en consecuencia, elevando su nivel de compromiso con la entidad organizadora. Ahora, una nueva muestra de confianza sobre la mesa, y más promesas compartidas.

Inversión compartida a fondo perdido

Según cuentan desde El Mundo, el Estado español habría garantizado hasta 165 millones de euros de subvenciones a la GSMA para retener el Mobile World Congress en la Ciudad Condal, un importe que sería compartido entre el Estado, el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat, todos a partes iguales. 55 millones de subvención de parte de cada estamento, todos a fondo perdido.

De este importe, una parte estaría aún pendiente de pago, y llevaría como añadido otras ventajas para la entidad organizadora, la GSMA, pues desde el Estado se habrían garantizado "los máximos beneficios fiscales" a empresas que hiciesen aportaciones a la organización del congreso. Entidades como Telefónica, por citar tal vez la más conocida.

Para los organizadores era imprescindible que el acuerdo fuera asumido por la Administración Central del Estado

Como citan fuentes de El Mundo, el Estado realizó las pertinentes gestiones para ampliar el contrato con la GSMA hasta el año 2023, un contrato que vencía este mismo 2018. Un acuerdo que supondría los 55 millones de euros de parte del Gobierno central, más los otros 110 millones de euros repartidos entre las administraciones catalanas.

El Estado también ha colaborado con distintos proyectos relacionados de forma directa con el Mobile World Congress y la GSMA, como la incubadora de empresas Mobile Acceleration Hub que ya ha recibido más de dos millones de euros en subvenciones. La apuesta del Estado parece firme para retener un evento que genera en España más de 400 millones de euros en ingresos cada año.

Vía | El Mundo
En Xataka | Barcelona y el futuro del MWC: un polémico caramelo de casi 500 millones de euros que se rifan Dubái, París y otras
En Xataka Móvil | La GSMA plantea Dubái como sede alternativa para el MWC, según Expansión

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos