Compartir
Publicidad
Publicidad

El Snapdragon 835 saca pecho en los últimos benchmarks: un 35% más potente que un OnePlus 3T

El Snapdragon 835 saca pecho en los últimos benchmarks: un 35% más potente que un OnePlus 3T
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Solemos comentar con respecto a los benchmarks que se trata de pruebas de rendimiento a las que no hay que prestar demasiada atención cuando hablamos del desempeño de un smartphone. Los benchmarks no son más que tests de potencia bruta para procesadores y memorias que después pueden corresponderse o no con la experiencia de uso de un terminal, y que no deben marcar la diferencia entre los buenos y malos dispositivos.

Sí sirven, sin embargo, para conocer qué es capaz de dar de si cada procesador, cada configuración interna. Quizá no las necesitemos al 100% todo el tiempo pero aquí entramos en opiniones más subjetivas, como la de los coches con muchos caballos de potencia para un día a día que no los demanda. El Snapdragon 835 está a pocos días de tomar tierra en el mercado a bordo del Galaxy S8 y hoy sabemos, gracias a varios benchmarks, que será un chip a tener muy en cuenta, aunque las pruebas difieren.

Casi un 40% más potente que un Pixel XL

Pixel Xl

Las pruebas se han realizado sobre un dispositivo de pruebas, un terminal con Android 7.1.1 que monta un Snapdragon 835 y del que, por desgracia, no se conoce la cantidad de memoria RAM que le asiste en cada una de las pruebas. Supondremos, dados los terminales a los que se enfrenta, que estaremos hablando de memorias equivalentes tanto en velocidad como en cantidad.

Frente a este misterioso dispositivo se han colocado varios de los terminales más potentes de los últimos meses, aunque personalmente habríamos incluido algunos modelos más representativos. Tendremos a los dos hermamos S7, tanto el modelo plano como el Edge, también está representada Huawei con su último P10 y aparecen Google con su Pixel XL y OnePlus con el OnePlus 3T.

Buena parte de las gamas altas del pasado 2016 están representadas, incluido el Huawei P10 de este mismo año

Para hacernos una idea de lo que estamos hablando en cuanto a potencia, repasemos un momento los datos que nos interesan de cada uno de los dispositivos mencionados.

Modelo

Procesador

RAM

Sistema operativo

Desconocido

Snapdragon 835

Desconocida

Android 7.1.1

Galaxy S7

Exynos 8890

4GB

Android 6.0.1

Galaxy S7 Edge

Snapdragon 820

4GB

Android 7.0

Huawei P10

Kirin 960

4GB

Android 7.0

Google Pixel XL

Snapdragon 821

4GB

Android 7.1.1

OnePlus 3T

Snapdragon 821

6GB

Android 7.0

Las pruebas realizadas son las clásicas a las que se somete cada procesador por parte de los propios fabricantes, y que los medios empleamos también cuando toca analizar un dispositivo cualquiera. Tenemos a Geekbench, basado principalmente en el rendimiento de la CPU, GFXBench con más peso en el apartado gráfico, AnTuTu que se fija en casi todos los detalles del cerebro de un smartphone y también 3DMark, muy buscado cuando hablamos de rendimiento en juegos con gráficos 3D. También aparece PCMark, menos utilizado, y Octane, un benchmark especializado en el rendimiento de Javascript en los navegadores de cada terminal. Como vemos, está lo más granado del análisis de potencia.

Con todas estas pruebas realizadas, el Snapdragon 835 se las ha apañado para situarse en primer lugar en todos y cada uno de los tests, algo que ya esperábamos al tratarse de una nueva generación de Qualcomm al más alto nivel. Lo que quizá no esperábamos es que hubiese picos tan pronunciados frente a determinados procesadores, pues ya avisamos en su momento que el salto del 821 al 835 no sería algo espectacular.

El Snapdragon 835 lidera todas las pruebas de rendimiento y en algunas obtiene picos de hasta un 40% por encima del segundo

La mejor forma de comprobarlo es, como siempre, que lo veais con vuestros propios ojos. A continuación os dejamos una tabla con todos los resultados obtenidos en los distintos benchmarks y, tras ella, tablas comparativas de los mismos para que quede patente que no hay trampa ni cartón. Benchmarks reales ejecutados sobre dispositivos reales y que, salvo este misterioso modelo con Snapdragon 835, podemos comprar en cualquier momento.

Los benchmarks, en una tabla

SD835

S7

S7 Edge

Huawei P10

Pixel XL

OnePlus 3T

Geekbench Single

2.059

1.866

1.450

1.926

1.638

1.840

Geekbench Multi

6.461

5.358

3.800

5.713

4.089

4.032

GFXBench Man 3.0

3.873

2.485

1.584

1.851

2.982

3.006

AnTuTu

181.939

135.691

130.357

119.618

137.290

157.191

3DMark IceStorm

38.518

29.216

18.914

25.066

27.376

30.741

PCM

8.124

5.064

5.613

7.222

5.913

-

Octane

14.301

10.337

4.716

8.947

9.154

9.280

Los benchmarks, en capturas

Tal y como os decíamos, os dejamos aquí los benchmarks comparados entre todos los modelos para que comprobéis no sólo los datos de cada uno sino también su posición en cuanto a su competencia. Aquí hemos añadido la totalidad de las gráficas pues en Android Police han hecho un trabajo fantástico probando prácticamente todos los benchmarks relevantes a la hora de poner a prueba terminales móviles.

Geekbench

Geekbench

GFXBench

Gfxbench

AnTuTu

Antutu

3DMark IceStorm

3D Mark

3DMark Slingshot

Slingshot

PCMark

Pcmark

Octane

Octane

Kraken

Kraken

SunSpider

Sunspider

Más información | Android Police
En Xataka Móvil | ¿Espero a la generación del Snapdragon 835 o apuesto ya por la del Snapdragon 821?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos