Publicidad

Seis teléfonos móviles que prometían triunfar y fueron un fracaso: RED Hydrogen One, Amazon Fire Phone y más
Varios

Seis teléfonos móviles que prometían triunfar y fueron un fracaso: RED Hydrogen One, Amazon Fire Phone y más

Publicidad

Publicidad

Podríamos decir que fue bonito mientras duró, pero lo cierto es que ni siquiera sabemos si fue bonito pues fue tan breve que duró sólo un suspiro. Un móvil que iba a revolucionar todo lo conocido hasta ahora en materia de pantallas, el Hydrogen One, llegaba entre promesas y acabó en el mercado envuelto en problemas. Ahora, todo ha acabado. Su creador se retira y no habrá más Hydrogen, punto y final.

Y como éste, otros teléfonos y pretendidas líneas de éxito siguieron el mismo camino. Vamos a tratar de recopilar aquí las más llamativas, aunque seguramente nos dejemos alguna por el camino. Pero para eso están los comentarios, ¿no os parece? Para que nos ayudéis a recordar, o pongáis en duda algunos modelos expuestos o sugiráis modelos nuevos. Vamos con el distinguido cementerio de los móviles que fueron un completo fracaso.

El último, el Hydrogen One holográfico

Hydrogen

Como hemos dicho en la introducción, el Hydrogen One prometía revolucionarlo todo. El proyecto se anunció en 2017 con vistas a un lanzamiento en julio de 2018, y comenzaron los retrasos. Primero agosto de 2018, luego septiembre y posteriormente octubre. Llegó y no enamoró. De hecho, suscitó críticas no muy positivas para lo que prometía.

Una pantalla para ver contenido en tres dimensiones sin gafas especiales. Eso prometía el Hydrogen One de RED, pero no funcionó. Verge aseguró que la pantalla se veía borrosa y Mashable lo consideró como "el peor producto tecnológico de 2018". Dicho y hecho, un año después todo ha quedado cancelado y su CEO anunciando que se retira. Desde luego, los casi 1.300 dólares de venta no ayudaron a que lograse dejar una marca en el mercado antes de su desaparición.

El Amazon Fire Phone, el gran fracaso de Bezos

Firephone

Amazon es una bestia en muchas cosas pero no puede presumir de serlo con sus teléfonos móviles. La razón es sencilla: no los tiene. Pero los tuvo, al menos durante un breve lapso de tiempo. La ambición de la empresa les llevó a poner en circulación el Amazon Fire Phone y el mercado se encargó de enviar el teléfono al olvido casi tan rápido como llegó.

Lo lanzó a 649 dólares. Lo rebajó a 199 dólares más adelante y llegó a bajarlo a 159 dólares con una promoción especial para clientes de Amazon Prime que dejaba el teléfono a 59 dólares. Ni así consiguió remontar los 170 millones de dólares de pérdidas que causó. Un hundimiento que acabó con docenas de despidos en sus laboratorios de I+D en California y con la congelación indefinida de futuros proyectos de móviles del gigante del comercio electrónico. Un sonado fracaso.

Yotaphone y la tinta electrónica

Yota

El primer Yotaphone llegó en diciembre de 2013. Un teléfono prometedor y revolucionario a su manera que había sido anunciado muchos meses antes, en el Mobile World Congress de aquel mismo año. Una pantalla LCD en un lado del teléfono y una de tinta electrónica en el otro. Una suerte de mezcla de teléfono móvil con un lector de libros electrónicos para ahorrar batería, leer a la luz del sol y otras funciones añadidas.

Tras el primer Yotaphone llegó un segundo, y tras éste, un tercero. Ninguno funcionó. En abril de este año, el Tribunal Supremo de las Islas Caimán declaró la bancarrota de una empresa que tal vez había nacido con la intención de ser comprada por otra, pero que no resistió no vender, como casi ninguna. Al menos su idea cuajó en algunos modelos posteriores, como el Vivo Nex Dual Display Edition. Se sigue intentando, aunque con el mismo éxito.

HTC First o el Facebook "vive dentro de mi red" Phone

Htc First

En abril de 2013 llegó al mercado la última idea de Mark Zuckerberg. Un teléfono móvil destinado a los 'heavy users' de Facebook y fabricado por HTC, el HTC First. Un teléfono con un fork de Android que estrenaba Facebook Home, la capa ideada por los responsables de la que sigue siendo, a día de hoy, la mayor red social que ha conocido nuestro planeta.

Todo en el software del teléfono se basaba en no abandonar nunca Facebook, o esa era la sensación de dejaba el uso de su capa propietaria. Pero ni tan siquiera eso, dirigido al núcleo duro de sus usuarios, funcionó. AT&T hizo la prueba en Estados Unidos y un mes más tarde ya había sido considerado un fracaso. Un móvil que arrancó por 99 dólares, pasó a constar 99 centavos de dólar y acabó desapareciendo.

Microsoft Kin, el proyecto de Ballmer

Microsoft

Microsoft se estrenó con su sistema operativo para móviles pero antes de eso ya tenía sobre los hombros un estrepitoso fracaso en el mismo medio. En 2010 llegaban los Microsoft Kin, dos teléfonos con un sistema operativo muy sencillo y enfocados casi exclusivamente a las redes sociales. Pequeños y con un teclado QWERTY completo, los Kin serán recordados por su fugaz existencia. Ni llegaron a tocar Europa.

Los Kin llegaron en la época en la que Steve Ballmer estaba al frente de Microsoft y se pusieron a la venta a un precio de 500 dólares en Estados Unidos. No se ha confirmado, pero los rumores hablaban de unas 500 unidades vendidas en total. Un sonoro fracaso y la desaparición para siempre de la familia Kin. Microsoft se centró entonces al 100% en Windows Phone, y el resto es historia de la tecnología.

La efímera nube del Nextbit Robin

Robin

En 2015 aparecía un teléfono móvil bastante llamativo, no tanto por su propuesta de hardware sino por su concepto. El Nextbit Robin sería el primero de muchos modelos basados casi íntegramente en la nube. Teníamos 32GB físicos en la mano y otros 100GB en la nube de la compañía, y ésta no sólo podía almacenar música o fotografías sino también aplicaciones. De una forma un tanto novedosa, había 132GB efectivos a nuestra disposición.

Con algún retraso de por medio desde su arranque en Kickstarter, el teléfono fue finalmente entregado a sus financiadores en febrero de 2016. En enero de 2018 se enviaba un mail a los clientes informándoles de que la nube cerraría el 1 de abril. Fin de un experimento con algo más de dos años de vida. Aunque Nextbit no murió como empresa sino que acabó dentro de Razer.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir