Vodafone se plantea vender su red de banda ancha total o parcialmente, según Expansión

Vodafone se plantea vender su red de banda ancha total o parcialmente, según Expansión
4 comentarios

Cuando comenzaron los rumores sobre las posibles, el alquiler de las redes se postuló como una de las claves que podían inclinar la balanza de un lado u otro. Finalmente, Orange y MásMóvil anunciaron el inicio de las negociaciones dejando a Vodafone sin pareja de baile y obligándole a buscar distintas alternativas para sus activos en España.

Expansión asegura hoy que una de esas opciones pasaría por dar entrada total o parcial a un inversor en su red de banda ancha en España. Con ello, aumentaría sus recursos para migrar toda su red a FTTH y para invertir en 5G.

Un activo de entre 3.000 y 4.000 millones de euros

Colman Deegan
Colman Deegan, CEO de Vodafone España

Colman Deegan, CEO de Vodafone España, habló la semana pasada sobre la posición del operador en torno a la posible fusión entre Orange y MásMóvil y aseguró que "va a traer consigo grandes oportunidades" para ellos. Cierto o no, lo que está claro es que Vodafone quedará en una tercera posición muy alejada del segundo puesto en cuota de mercado e ingresos.

Eso ha provocado, según Expansión, que el operador inglés, en plena búsqueda de salida para sus activos en España, haya iniciado acercamientos a diversos actores que estarían interesados en su red de banda ancha fija. Ésta estaría compuesta actualmente por 7,5 millones de accesos de red de cable con tecnología HFC de Ono y más de 3 millones de red de fibra (FTTH).

La red de banda ancha fija de Vodafone cubre actualmente más de 10 millones de hogares entre la red de cable y la de fibra

La opción que está estudiando Vodafone, afirma Expansión, es abrir un proceso con un banco de negocios para valorar la venta completa de la red o la entrada parcial (mayoritaria o minoritaria) de un socio inversor. En cualquier caso, la inyección de dinero podría favorecer la migración total de la red de cable a una red completa de fibra y la disposición de más recursos para invertir en 5G.

Además, esa externalización de la red de banda ancha también podría incluir la externalización de la plantilla ocupada de su gestión y mantenimiento, ahorrando así en costes laborales. Como aspectos negativos de la operación, estaría la obligación de Vodafone de seguir usando esa red con el consiguiente coste mayorista.

Cabe destacar que, dependiendo de ese coste mayorista, Expansión habla de un precio del activo entre 3.000 y 4.000 millones de euros. Desde Xataka Móvil hemos contactado con Vodafone España, pero han declinado hacer ningún comentario al respecto.

Vía | Expansión

Temas
Inicio