Compartir
Publicidad
Siete móviles que marcaron el año 2002
XatakaMovil

Siete móviles que marcaron el año 2002

Publicidad
Publicidad

Seguimos poniéndonos nostálgicos (bueno, eso quienes llevamos ya unas décadas toqueteando móviles) y recordando teléfonos que marcaron cada año. Tras repasar los que marcaron 2000 y 2001, seguimos ahora con el año 2002. Un año en el que la calculadora de estos aún no smartphones sería una de las aplicaciones más usadas al menos en la Comunidad europea, dado que fue el año en el que se puso en circulación el euro. ¿Recuerdas qué móvil llevabas en aquel momento? Quizás sea uno de éstos.

Eran tiempos en los que los móviles habitualmente duraban más de uno y dos años (y su batería al menos tres o cuatro días), y aún faltaría bastante para que llegase la fiebre de tener lo último, aprovechar ofertas de operadoras y demás, por lo que habría "resaca" de móviles exitosos de años anteriores como el Nokia 3310/3330 o incluso anteriores como el 3210 o algún Trium. No obstante, se empezaba a fraguar ese componente aspiracional de los móviles a medida que iban incorporando características llamativas como la pantalla a color.

Nokia 6610

Nokia 6610

Como buen rey de la época, Nokia tuvo varios éxitos de ventas también en 2002 y el Nokia 6610 fue uno de ellos, con 15 millones de unidades vendidas (junto con el 6100 y el 3510 con 15 y 12 millones respectivamente). Un teléfono cuyo diseño incluía botones planos, de estilo al 3210, con las características top del momento: radio FM, navegación WAP y, por supuesto, politonos.

La pantalla era de 1,5 pulgadas con una resolución de 128x128 píxeles (unos 121 ppp) y, eso sí, 4.096 colores. Algo de importancia teniendo la posibilidad de poder enviar mensajes con imágenes (MMS), sin olvidar lo genial que fue en aquel momento pasar a jugar en color al Bounce o al Snake. Un teléfono equivalente al Nokia 7210, con un diseño más juvenil (con carcasa intercambiable y botones salientes), pero enfocado más al perfil de usuario de negocios.

Siemens A50

Siemens A50

Otro superventas de aquel año, también con unos 15 millones de unidades vendidas. Un móvil que encontrábamos a buen precio por contratos con operadoras y que se popularizó como alternativa a Nokia y sobre todo a su software y navegación: Nokia era fiel a su botón principal y su combinación de S40 y Java, mientras que Siemens incluía más botones para la navegación y el sistema operativo propio Siemens Mobile (sus móviles adoptarían Symbian posteriormente). A lo que jugaba también Siemens era a la moda de las carcasas frontales intercambiables.

En esta ocasión se trataba de un móvil con pantalla monocromática, con un fondo anaranjado y no verdoso como los Nokia. Con 5 líneas y una resolución de 101 x 64 píxeles aquí no jugábamos al Snake, sino al Stack Attack, un juego de arrastrar bloques (una especie de fósil del Monument Valley, con el añadido de esquivar los bloques que caían).

Samsung SGH-T100

Samsung T100

Hablando de pantallas de unas 2 pulgadas y de la era pre-smartphone, no podemos omitir añadir un teléfono con tapa, es decir, con el factor forma también conocido como tipo concha. Otro top ventas, con unos 12 millones de unidades vendidas que, como el Nokia 6610 y otros teléfonos Samsung y de la competencia, ya tenía pantalla a color. Una pantalla de 12 líneas y resolución de 128 x 160 píxeles (y 4.096 colores como el 6610).

Como los teléfonos punteros de la época, incluía navegación por WAP y la posibilidad de personalizar con politonos de llamada, siendo compatibles los de Nokia (en una época en la que se compraban por SMS, de verdad). Uno de tantos móviles con este factor forma al que aún le quedarían algunos años de moda, sin tener en cuenta su vuelta en la moda minoritaria que se da últimamente.

Nec DB700

Nec DB700

Volvemos con otro de los que solíamos ver cuando nos encontrábamos un terminal con tapa, con permiso del N21i, un modelo que era muy similar en cuanto a diseño y color, y que también incorporaba una pantalla a color (algunos menos que los anteriores, 256) con una resolución de 120 x 160 píxeles.

Lo que tenían además estos terminales que veríamos en la gran mayoría de smartphones Android de una década después es un LED indicador, en este caso uno de hasta 7 colores para asignar a grupos de contactos que se encontraba en la parte exterior de la tapa. También contaba con navegación WAP y motor de vibración.

Ericsson T200

Ericsson T200

Ericsson era uno de los principales fabricantes en durante estos años, con algunos móviles exitosos sobre todo más enfocados al perfil de negocios pero sin olvidar un tipo de usuario más estándar y desenfadado. Para ellos lanzaba modelos como este T200 con botones protuberantes y, dentro de éstos, un protagonista que saltaría a la historia no precisamente por algo bueno: el botón azul, de acceso directo a la navegación WAP y, por tanto, con un coste cada vez que se pulsaba.

Un teléfono que en este caso se queda atrás con respecto a la pantalla, dado que con él volvemos al monocromo con retroiluminación azul (a juego con el famoso botón). Tampoco tendríamos politonos en esta ocasión, por lo que el reclamo en la mayoría de ocasiones con respecto a otros más completos solían ser las ofertas con los operadores. Como el anterior, también incorporaba LED notificador.

Nokia Communicator 9210i

Nokia Communicator 9210i

Aunque esta serie, de fama mundial tanto por ser en parte aspiracional como por haber sido el teléfono que usaba El Santo en la versión protagonizada por Val Kilmer (de 1997), se inició allá por 1990, en 2002 vendría el primer Communicator con Symbian OS por sistema operativo y pantalla a color. Junto a las Palm, suponía lo más cercano a smartphone de la época.

Aunque con una forma bastante distinta que el T100 o el DB700, también era un teléfono con tapa y por tanto disponía de dos pantallas. La externa tenía una resolución de 80 x 48 pixeles y la interna, de 4,5 pulgadas y un ratio pantalla-superficie del 42%, de 640 x 200 píxeles (unos 149 ppp de densidad) y 4.096 colores.

Motorola Accompli 388

Motorola Accompli 388

En esta ocasión tampoco se trata de un superventas ni mucho menos, pero como en el anterior caso era un modelo que llamaba la atención por presentar características poco habituales. En este caso se trataba de una pantalla táctil, que aunque no era a color podía manejarse con un puntero. Algo que quizás tras las pantallas táctiles de los smartphones es minoritario, pero que en aquel momento podía ser incluso un reclamo.

También con soporte para navegación WAP, el Motorola Accompli 388 incluía tres juegos: Wu Zi Qi, Sokoban y el Black Jack. En cuanto a la pantalla era de 8 líneas con una resolución de 320 x 240 píxeles. Contaba con reconocimiento de escritura manual y con compositor de melodías (emulando un piano).

Imágenes | Nokia 6610, Siemens A50, Samsung SHG-T100, Nec DB700, Ericsson T200, Nokia Communicator 9210i, Motorola Accompli 388
En Xataka Móvil | Cinco teléfonos que marcaron el año 2001

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos