Compartir
Publicidad
LG Q7, análisis: un móvil deslumbrante, pero sólo por fuera
Análisis

LG Q7, análisis: un móvil deslumbrante, pero sólo por fuera

Publicidad
Publicidad

Nota de Xataka Móvil

Tras un LG G7 que se hizo bastante de rogar, la compañía surcoreana trajo el LG Q7, el hermano pequeño que quiere llevar el diseño y algunas funciones de la suite ThinQ a un segmento más económico.

El LG Q7 es la apuesta de LG para competir en una gama media cada vez más reñida. El año pasado ya hicieron lo propio con el LG Q6 y este año repiten la fórmula. Su carta de presentación es un diseño de marcos ajustados con resistencia al agua, pantalla alargada y características básicas. Veamos qué tal se porta en un análisis a fondo.

LG Q7, análisis en vídeo

LG Q7, especificaciones técnicas

LG Q7

DISEÑO

143.8 x 69.3 x 8.4 mm
145 g
Resistente al agua IP68
Certificado militar MIL-STD 810G
Lector de huellas trasero

PANTALLA

IPS 5,5 pulgadas
FullHD+ 2.160 x 1.080

PROCESADOR

Mediatek MT6750, octa-core 1,5 GHz

RAM

3 GB

CAPACIDAD

32 GB + MicroSD

SOFTWARE

Android 8.1 Oreo + LG UI

CÁMARA TRASERA

13 MP, f/2.2, PDAF, flash LED, vídeo FullHD 30 fps

CÁMARA FRONTAL

8 MP, f/1.9

CONECTIVIDAD

4G Cat 6, WiFi, NFC, Bluetooth 4.2, GPS, USB-C, minijack

BATERÍA

3.000 mAh
Quick Charge

PRECIO

349 euros

Diseño: imitando al LG G7 en frasco pequeño

Lg Q7

Si tengo que elegir la mejor característica del LG Q7, sin duda elijo el diseño. Lo pensé al sacarlo de la caja y después de varios días on él me reafirmo. LG ha querido que su nuevo gama media sea un teléfono bonito y lo han conseguido con creces.

LG ha querido que su nuevo gama media sea un teléfono bonito y lo han conseguido con creces.

El LG Q7 presume de un diseño de acabados excelentes. Tenemos un marco metálico rodeando todo el dispositivo y una trasera de plástico con un acabado que según incide la luz parece metal y incluso cristal. El modelo que me ha tocado analizar es el violeta, un tono suave entre rosado y malva que sin duda es uno de los más elegantes (también está en negro y azul).

Pero además de bonito es cómodo, su tamaño hace posible el manejo a una mano (como lo echaba de menos), en gran parte gracias a que los marcos que rodean la pantalla están bastante bien ajustados. Además, la trasera se curva ligeramente en los lados por lo que el agarre es muy cómodo. Hablando de agarre, aunque no tiene ninguna textura en la trasera, el plástico hace que no sea excesivamente resbaladizo. A continuación lo comparamos con algunos de sus competidores más directos en términos de tamaño.

LG Q7

LG Q6

HUAWEI P20 LITE

XIAOMI REDMI NOTE 5

SAMSUNG GALAXY A6+

PANTALLA

5,5 pulgadas 18:9
FullHD+ 2.160 x 1.080

5,5 pulgadas 18:9
FullHD+ 2.160 x 1.080

5,84 pulgadas 19:9
FullHD+ 2.280 x 1.080

5,99 pulgadas 18:9
FullHD+ 2.160 x 1.080

6 pulgadas 18.5:9
FullHD+ 2.220 x 1.080

PORCENTAJE FRONTAL

77.3%

78%

80.5%

77.4%

75.3%

NOTCH

No

No

No

No

DIMENSIONES

143.8 x 69.3 x 8.4 mm

142.5 x 69.3 x 8.1 mm

148.6 x 71.2 x 7.4 mm

158.6 x 75.4 x 8.1 mm

160.2 x 75.7 x 7.9 mm

PESO

145 g

149 g

145 g

181 g

186 g

BATERÍA

3.000 mAh

3.000 mAh

3.000 mAh

4.000 mAh

3.500 mAh

Entrando en los detalles, en el frontal tenemos únicamente la pantalla, la cual se ha cubierto con una lámina de cristal con terminación 2.5D y los marcos de la rodean son negros, por lo que al apagarse la pantalla tenemos un frontal totalmente negro. Si pasamos al borde lateral, a la derecha nos encontramos con el botón de encendido, a la izquierda los botones de volumen y la bandeja SIM/MicroSD y en el borde inferior tenemos el minijack, el USB-C y un único altavoz. Detrás tenemos la cámara, el flash LED, lector de huellas y el nombre del dispositivo.

Lg Q7 Según como incide la luz, el LG Q7 parece casi de cristal, pero cuidado con los arañazos.

Otro punto a favor del diseño es la resistencia al agua, que viene certificada con el nivel IP68. No lo he sumergido pero es un añadido que se agradece en caso de que haya algún accidente. LG también suma el clásico certificado militar de resistencia a golpes y otras agresiones. Tampoco he probado su resistencia con una caída, pero lo que sí puedo confirmar es que el plástico de la trasera es muy delicado.

Normalmente hablamos de fragilidad cuando son móviles de cristal, pero el plástico del LG Q7 demuestra que, aunque resistente a golpes, su superficie no está preparada para el día a día. Sólo con colocar el móvil encima de la mesa ya han aparecido pequeños arañazos en la trasera, un pequeño defecto que empaña un diseño impecable. No iba a ser perfecto.

Pantalla: el equilibrio que brilla

Lg Q7

La segunda característica destacada del LG Q7 es su pantalla. Resulta llamativo que el panel tenga 5,5 pulgadas cuando el móvil es tan compacto, pero esta es la diagonal que nos ofrece este modelo. Eso sí, en formato alargado (18:9), una tendencia que inició con el LG G6 en 2017 y después siguieron la mayoría de fabricantes.

La resolución seleccionada es FullHD+ y la densidad es de 442 puntos por pulgada, más que suficiente para ofrecer una buena definición. La nitidez es constante, aunque hay ocasiones en las que resulta excesiva. Me explico. Se trata de un problema conocido como 'sharpening' y ya dio dolores de cabeza con el LG G3, aunque no es exclusivo de LG. En el caso del LG Q7 es algo muy esporádico; sólo lo he detectado en algunos textos en la pantalla de bloqueo y alguna vez con textos sobre fondos grises.

Junto al diseño, la pantalla es el punto destacado del LG Q7; amplia, nítida, brillante y de colores naturales.

La tecnología IPS nos asegura buenos ángulos de visión y una gama de colores naturales, aunque se echa en falta un ajuste manual de temperatura. Además, el brillo es bastante alto como para ver bien el contenido aunque haya reflejos y el sistema de brillo automático es muy obediente a cambios de iluminación bruscos.

Rendimiento: este móvil merecía un procesador mejor

Lg Q7

Si diseño y pantalla son dos apartados a destacar, llegados al rendimiento la cosa se complica más, pero antes de entrar en materia repasemos qué nos ofrece este LG Q7 en materia de hardware. LG abandona Qualcomm en esta edición y se pasa al silicio de Mediatek con un modesto MT6750 de ocho núcleos, acompañado de 3 GB de memoria RAM.

Sobre el papel, se trata de una configuración más bien modesta, sensación que se traslada a la práctica. El LG Q7 cumple con tareas básicas como navegar, usar apps de mensajería y consultar redes. Sin embargo, incluso en estos escenarios cotidianos el lag hace acto de presencia en bastantes ocasiones, especialmente en multitarea. Es usable, pero se nota como el chip tiene dificultades donde no debería tenerlas.

Elegir Mediatek ha sido un error, el chip tiene dificultades donde no debería tenerlas y penaliza mucho la experiencia.

Como es de esperar, las debilidades se evidencian todavía más cuando empezamos a apretarle las tuercas. Con juegos sencillos como 'Candy Crush' no he tenido demasiados problemas, pero no hace falta pasar a PUBG para que empiece a renquear. Por ejemplo, el juego de 'Westworld' no es de los más exigentes a nivel gráfico, pero aún así se pueden ver los saltos de fotogramas constantemente; no hay ni un momento en el que vaya fluido y llega a ser desesperante. También lo pude notar con 'Reigns: Her Majesty', otro juego con unos gráficos de lo más sencillos y que tampoco iba del todo fino.

Otro problema asociado al rendimiento son los sobrecalentamientos. Está claro que el verano no ayuda, pero el LG Q7 suele subir de temperatura en cuanto lo estamos usando durante periodos algo prolongados. No llega a ser alarmante pero sí resulta un poco molesto.

LG Q7

LG Q6

ALCATEL 5

NOKIA 3.1

MOTO G6

XIAOMI REDMI 5A

PROCESADOR

Mediatek MT6750

Snapdragon 435

Mediatek MT6750

MediaTek MT6750

Snapdragon 450

Snapdragon 450

RAM

3 GB

3 GB

3 GB

2 GB

3 GB

3 GB

ANTUTU

55.654

40.433

52.126

40.400

68.876

70.360

GEEKBENCH

635 / 2.132

598 /2.073

595 / 2.490

649 / 2.562

740 / 3.852

766 / 3.500

Antes de cerrar este apartado, merece mención especial el lector de huellas que como decíamos está en la trasera, algo que por cierto no teníamos en el anterior LG Q6. Aunque en líneas generales ofrece una buena respuesta, el fantasma del lag vuelve a aparecer con frecuencia y a veces tarda demasiado en desbloquear el terminal desde que detecta la huella.

Autonomía gris con el respiro de la carga rápida

Lg Q7

En la parte energética el LG Q7 nos ofrece 3.000 mAh de capacidad, una cifra bastante normalita que se traduce en una autonomía algo gris. En días de uso moderado usando sobre todo WiFi, no hay problemas para llegar al final de la jornada e incluso estirar hasta un día y medio.

Sin embargo, cuando pasamos el día fuera haciendo uso de redes móviles la cosa cambia y la autonomía desciende. En mi caso no he tenido que parar a repostar a mitad de día, pero sí he llegado a casa más justa y esto en gama media es un punto decisivo. Si eres heavy-user recomiendo usar una batería externa ya que el tiempo de pantalla suele estar en torno a las 4 horas.

La autonomía es un punto importante en gama media y la del LG Q7 no destaca. Lo bueno es que lleva USB-C y carga rápida.

Pero donde la autonomía nos deja más fríos, la carga rápida se anota un tanto. No es la más rápida del mercado y tarda unas dos horas en alcanzar el 100%, pero si necesitamos un 'chute' rápido antes de salir, podemos conseguir casi la mitad de carga en una media hora. Por buscarle una pega, la temperatura también aumenta durante la carga, aunque no tanto como comentaba en la parte de rendimiento.

Software: mucha personalización y poco bloatware

Lg Q7

Llegamos al software, apartado donde nos encontramos Android 8.1 Oreo en combinación con la capa de LG. La firma coreana apuesta por un sistema con bastantes opciones de personalización, pero en el que el bloatware no llega a saturar demasiado.

Si nos fijamos en el diseño, por defecto tenemos una pantalla de inicio con todos los iconos organizados por páginas, es decir, que no tenemos cajón de apps. Sin embargo, LG ofrece esta posibilidad desde los ajustes de pantalla de inicio, donde además también podemos elegir un modo EasyHome que simplifica el diseño y muestra un estilo de fuente más grande.

Siguiendo con la personalización, LG UI también nos deja seleccionar el tamaño de la cuadrícula, la forma de los iconos o el efecto que se reproduce al pasar de una pantalla a otra. Además, tenemos la opción de añadir temas personalizados para cambiar todo el estilo de la interfaz.

LG nos da un montón de opciones de personalización, desde elegir si queremos cajón de apps, la forma de los iconos, las transiciones o añadir temas completos.

También merecen mención especial los menús de ajustes, los cuales tienen un estilo muy coreano que hemos visto también en Samsung. Por un lado el desplegable de ajustes rápidos tiene un diseño sencillo de fondo blanco con iconos azules, mientras que el menú de ajustes está organizado por pestañas en cuatro bloques: red, sonido, pantalla y general.

Con respecto a las aplicaciones preinstaladas, hay unas cuantas pero está bastante equilibrado y muchas son herramientas prácticas. LG integra sus propios servicios para apps como Galería, Contactos, Reloj, Tareas, Calendario, QuickMemo+ o Smart Doctor, pero delega en Google para otras como Calculadora o Chrome.

Atajos y comandos especiales

Lg Q7

Dentro de las opciones que nos ofrece el software del LG Q7 tenemos algunos comandos especiales a modo de acceso directo a distintas opciones. Por ejemplo, si tocamos el lector de huellas podemos sacarnos un selfie sin necesidad de pulsar el disparador o hacer una captura de pantalla si hacemos dos toques sobre el lector y mantenemos. Otra posibilidad que ofrece el lector de huellas es deslizar hacia abajo para abrir el panel de notificaciones, función que por cierto existe en algunos Android como los Pixel.

También hay otros atajos como pulsar dos veces en el botón de encendido para abrir la cámara, con gestos similares pero con los botones de volumen se puede acceder a Capture+ o la cámara desde la pantalla bloqueada. Por supuesto, no podía faltar el doble toque para despertar.

"Inteligencia Artificial"

Lg Q7 QLens ofrece búsqueda visual de Pinterest, Amazon o escáner de códigos QR.

La inteligencia artificial está siendo uno de los principales reclamos de LG para vender sus últimos smartphones y también está presente como claim en este LG Q7. Concretamente tenemos la app QLens que se integra en la cámara y la posibilidad de controlar el ecosistema ThinQ mediante la app que tendremos que descargar. Otro añadido son algunos comandos especiales para Assistant.

QLens es la opción más interesante de este trío, o al menos la que más juego da ya que la app de ThinQ sólo se le puede sacar provecho si tenemos dispositivos conectados de la marca y los comandos de Assistant son más bien reducidos.

La inteligencia artificial del LG Q7 se reduce a la app QLens, el control de otros productos de LG mediante su app ThinQ y algunos comandos especiales de Assistant.

Con QLens tenemos tres opciones, la primera es la búsqueda visual de Pinterest, basta con sacar una foto para que la app nos sugiera imágenes similares. La búsqueda visual de Amazon nos lleva a artículos de Amazon que coincidan con la imagen, aunque dependiendo del artículo que fotografiemos y la luz será más o menos preciso. Por último está el escáner de códigos QR que no necesita explicación. Y hasta aquí llega la inteligencia artificial del LG Q7 ¯_(ツ)_/¯

Sonido: esta mejora sí se nota

Lg Q7

El sonido es uno de los puntos donde LG hace hincapié y el LG Q7 también incluye una mejora interesante. Cuando conectamos los auriculares nos da la opción de activar el filtro envolvente DTS: X 3D Surround, y vaya que si se nota.

Al activarlo notamos como el sonido es más rico, los bajos ganan en profundidad sin llegar a distorsionar y las voces se vienen al frente haciéndose más claras. Además podemos elegir tres opciones, la primera es 'ancho' que consigue un sonido más atmosférico, la segunda es 'delantera' y gana en claridad. Para mi gusto la mejor es 'de lado a lado' ya que hace que todos los sonidos se escuchen de forma más equilibrada, pero los tres presets suenan muy bien.

El sonido mejora mucho al activar el DTS; los bajos son más profundos sin llegar a distorsionar y las voces ganan en claridad.

Hablando de presets, también contamos con un ecualizador que permite tanto elegir un ajuste preconfigurado basado en distintos géneros musicales o, si lo preferimos, podemos ajustarlo de forma manual.

Sin embargo, mientras que con auriculares obtenemos una experiencia de sonido muy buena, con el altavoz la cosa cambia. Tenemos un único altavoz situado en la parte inferior del móvil, junto al USB-C, y eso implica hacer sacrificios en cuanto a calidad. El volumen tampoco es nada del otro mundo, pero da para ver un vídeo y enterarnos de lo que están diciendo.

Cámara: cuando la luz es un todo o nada

Lg Q7

El LG Q7 se suma a la moda del diseño de marcos reducidos y pantalla alargada, pero no hace lo mismo con otra moda muy actual: la cámara doble. Aquí tenemos una única cámara trasera de 13 megapíxeles, montada bajo una lente de apertura f/2.2, con enfoque por detección de fase y flash LED único.

En la cámara delantera tenemos un sensor de 8 megapíxeles con lente de apertura f/1.9 y la posibilidad de aplicar el famoso desenfoque de fondo, pero por software, que esta cámara tampoco es dual. Esta es la configuración que ofrece el LG G7, veamos qué tal se porta.

Aplicación de cámara

La primera parada es la aplicación de la cámara. LG nos ofrece una app con una interfaz bastante limpia y despejada. Para acceder a las distintas opciones tenemos la barra superior donde podremos acceder a herramientas como el modo HDR, que por cierto tiene modo automático, la geolocalización o la resolución de las imágenes. Aquí importante saber que si queremos tener lo que LG llama "Visión Total" (que las fotos tengan formato 18:9 como la pantalla) hay que bajar la resolución a 8,7 megapíxeles.

La app también cuenta con un panel donde podemos elegir otros modos como el de fotografiar alimentos o los distintos encuadres que ya vimos en el LG G6 en su día y que aprovechan que la pantalla se puede dividir en dos cuadrados iguales. Destaca especialmente Flash Jump-Cut, una función con la que se disparan cuatro fotos con flash y se genera un GIF animado.

Si usamos la cámara delantera perdemos algunas funciones como el modo HDR, pero ganamos el modo belleza y el modo retrato, el cual nos permite ajustar el nivel de desenfoque en diez pasos.

Lg Q7

Como se puede ver en las capturas, la app es bastante sencilla y está bien estructurada, pero el rendimiento afecta a su funcionamiento. Aquí el chip Mediatek vuelve a quedarse corto y a menudo hay que esperar un par de segundos para que cumpla nuestras órdenes, en general el disparo es rápido, pero cuando usamos el modo retrato y otras opciones como QLens, todo se ralentiza de forma bastante evidente.

Calidad de imagen

Lg Q7

En días soleados es cuando la cámara del LG Q7 se luce en términos de calidad y reproducción del color. La imagen es nítida y los tonos vivos pero realistas, lo que cabría esperar en condiciones favorables. Sin embargo, ya se aprecia una debilidad y es que el cielo muestra un ligero ruido. Hay que ampliar para verlo bien, pero ahí está y es un síntoma de que la cosa va a ir a peor conforme baje el sol.

Lg Q7

Seguimos con luz abundante, esta vez con un detalle ampliado al 100%. Aquí vuelve a sacar buena nota al captar una buena gama de color y buena nitidez al sacar la lupa.

Lg Q7

Si hacemos lo mismo pero en un interior el detalle empieza a sufrir bastante, y eso que estábamos en un sitio bien iluminado, justo al lado de una ventana. Por otro lado, debido a que el contraste es más fuerte ya empieza a notarse un rango dinámico algo pobre.

Lg Q7

Las fotos de noche es mejor evitarlas con este móvil. En éste ejemplo era casi noche cerrada, pero no hace falta que esté tan oscuro para que las fotos pierdan calidad de forma alarmante. Además, el enfoque se vuelve más errático y resulta casi imposible conseguir un disparo nítido ni siquiera aguantando la respiración.

Hablando de enfoque, suele ser otro fallo recurrente. Aunque cuenta con AF por detección de fase y LG presume de que es muy rápido y preciso, en muchas ocasiones las fotos salen desenfocadas. El problema es más evidente cuando hay falta de luz, pero si disparamos muy rápido a veces el enfoque no acierta hasta con luz abundante y al abrir las fotos en el ordenador me he encontrado con imágenes desenfocadas.

Lg Q7 Sin HDR vs con HDR

Pasamos al HDR, una opción que vendrá muy bien para suavizar esos contrastes tan poco favorecedores fruto de un rango dinámico muy limitado. Sobre estas líneas se puede ver un ejemplo en el que el HDR hizo un buen trabajo recuperando tanto el primer plano que aparece más oscuro como el cielo que empieza a quemarse.

Lg Q7 Sin HDR vs con HDR.

En este caso todo el cielo salía quemado, pero el HDR no hace milagros y, aunque recupera un ligero degradado azul, no consigue equilibrar la parte de la derecha. Donde sí recupera más detalle es en la zona de los árboles.

La pega que tiene el HDR es que el modo automático no se activa siempre que lo necesitamos. De hecho, en las pruebas he detectado que suele accionarse solamente cuando hay zonas muy oscuras, pero no es tan sensible a las partes quemadas. Recomiendo activarlo manualmente si estamos seguros de que la toma lo necesita.

Cámara para selfies

Lg Q7

Si la vamos a usar para algún que otro selfie ocasional, la cámara delantera cumple con su tarea, pero sin demasiados alardes. Como sucede con la principal, si la luz es abundante tendremos imágenes más nítidas, pero no hace falta ampliar para ver que la calidad no es la mejor, y si lo hacemos tampoco sorprende el detalle.

El modo belleza es una de las funciones inevitables en una cámara para selfies y la del LG Q7 ofrece uno bastante sencillo que nos permite ajustar el nivel que tendrá con un deslizador pero no hay maquillaje ni herramientas para transformar la cara como vemos en otros móviles. En esta imagen estaba en un nivel intermedio; suaviza la piel pero no llega a borrar los poros. Si lo subimos al máximo directamente desenfoca la cara.

Lg Q7

La función estrella de la cámara delantera es el modo retrato que como decíamos consigue mediante software. Aquí podemos elegir la cantidad de desenfoque al hacer la foto, pero también una vez disparada, una ventaja si no nos convence el resultado.

Hay muchos factores que influyen en el resultado final como la dificultad del borde, la distancia con el fondo o sobre todo la iluminación. En este ejemplo el desenfoque es bastante natural incluso habiendo zonas de pelo bastante complejas. Como con el modo belleza, lo mejor es mantener un desenfoque intermedio para que no quede demasiado 'pegote'.

Lg Q7

Para cerrar, una imagen que ejemplifica perfectamente el efecto 'pegote'. En este caso disparé tanto con desenfoque como con modo belleza, ambos al máximo. Aunque era a mediodía y había muchísima luz, el procesado es muy mejorable, la cara está desenfocada y hay errores en el recorte. Un completo.

LG Q7, la opinión y nota de Xataka Android

Lg Q7

LG ha usado su buque insignia, el G7, como inspiración para crear un dispositivo más reducido en todos los sentidos, en el literal y en el figurado. Sorprende su tamaño tan manejable y su ligereza pese a no renunciar de una pantalla de 5,5 pulgadas. Precisamente la pantalla es uno de sus puntos fuertes; amplia, nítida y protagonista de un diseño casi impecable. El LG G7 es bonito, tiene acabados excelentes y sobre todo es cómodo. Muy cómodo.

Sin embargo, la inspiración del LG G7 se va desvaneciendo en otros apartados como el fotográfico. Las cámaras del LG Q7 no ponen fácil conseguir buenas fotos; sólo con muy buena luz tendremos el éxito asegurado, el resto del tiempo no hay garantías y tocar tirar de pulso o paciencia (o las dos).

Sus puntos fuertes son el diseño y la pantalla. Su rendimiento insuficiente y un precio desorbitado son su mayor error.

Pero donde desaparece toda sombra de inspiración es en el procesador. El rendimiento es una desagradable sorpresa que se ha mantenido durante toda la prueba. Que el lag aparezca incluso en tareas sencillas penaliza muchísimo la experiencia y es inaceptable para un teléfono que cuesta 349 euros.

Si el diseño es un acierto, la decisión de integrar un Mediatek (de los básicos) y ese precio desorbitado son su mayor error. La gama media es un campo de batalla y hacen falta más armas para poder competir. Teniendo opciones mucho más solventes a nivel técnico (y mucho más baratas), se hace complicado recomendar este LG Q7, aunque, como hemos dicho, también tiene sus bondades.

7,6

Diseño9
Pantalla8,5
Rendimiento6
Cámaras7
Software8
Autonomía7,5

A favor

  • Diseño de acabados excelentes y manejable
  • Buena experiencia visual.
  • El sonido destaca por su filtro DTS.
  • Opciones de software interesantes.

En contra

  • Rendimiento con lag.
  • La calidad de las cámaras es bastante mejorable.
  • La autonomía no brilla y en gama media es importante.
  • Precio desorbitado.

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por LG. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos