Publicidad

Samsung Galaxy M30S, análisis: érase una 'Power Bank' convertida en teléfono móvil
Análisis

Samsung Galaxy M30S, análisis: érase una 'Power Bank' convertida en teléfono móvil

Publicidad

Publicidad

Samsung tiene un plan para ganar la gama media, y una de las formas de ejecutarlo es diferenciarse del resto de rivales con características técnicas que brillen en especial. Contar con una batería que dure varios días es una de ellas, y con el Samsung Galaxy M30S que ponemos hoy sobre nuestra mesa de análisis, esto se hace posible.

Más de 6.000 miliamperios para su batería, triple cámara y un diseño bastante peculiar y llamativo son algunas de las bazas de este terminal, que viene para competir en una gama media más que disputada.

Ficha técnica del Samsung Galaxy M30S

Samsung Galaxy M30s

Pantalla

SuperAMOLED 6,4" FullHD+
(2.340 x 1.080 px)

Procesador

Exynos 9611
Quad 2.3GHz + Quad 1.7GHz

Memoria

4 GB

Almacenamiento

64GB + microSD (hasta 512GB)

Batería

6.000 mAh
Carga rápida 15W

Cámaras traseras

Principal: 48MP, f/2.0
Gran angular: 8MP, f/2.2
Profundidad: 5MP, f/2.0

Cámara frontal

13MP, f/2.0

Dimensiones y peso

Grosor: 8,9 mm
Peso: 188 g

Software

Android 9 Pie
Samsung One UI

Otros

Dual SIM, tecnología Game Booster, jack 3,5 mm, lector de huellas trasero, USB-C

Precio

219 euros

Samsung Galaxy M30s - Smartphone de 6.4" (Dual SIM, 4 GB RAM, 64 GB memoria) color azul [Versión española, Exclusivo Amazon]

Samsung Galaxy M30s - Smartphone de 6.4" (Dual SIM, 4 GB RAM, 64 GB memoria) color azul [Versión española, Exclusivo Amazon]

Diseño: la gama media de Samsung se viste de colores

Img 5463

El Samsung Galaxy M30S llama la atención por su parte trasera, acabada en plástico, pero en un llamativo color azul degradado en nuestra unidad, rematado con un efecto "purpurina" que, puede gustar o no, pero llama la atención desde lejos, literalmente. El terminal sienta bien en mano, es cómodo y ergonómico, aunque algo resbaladizo. A pesar de ser de plástico, es todo un imán de huellas. Eso sí, durante los días que lo hemos probado, no hemos visto ni rastro de arañazos.

El Samsung Galaxy M30S, a pesar de tener una batería gigantesca, queda por debajo de los 9mm y de los 190 gramos de peso

A nivel de compactación el ejercicio es más que correcto, con dos puntos principales a destacar. En primer lugar, que el grosor del terminal queda por debajo de los 9mm, pese a la gigantesca batería que tiene en su interior. Del mismo modo, destacar el peso del dispositivo, que queda en 188 gramos, bastante conseguido, de nuevo, teniendo en cuenta el tamaño del módulo de batería.

Img 5465

La pantalla del Samsung Galaxy M30S es de 6,38 pulgadas, con resolución Full HD+ y tecnología Super AMOLED. Se agradece la inclusión de esta tecnología, sabiendo que el IPS está más democratizado en este tipo de terminales. La representación del color es más que correcta, aunque los ángulos de visión y el brillo máximo, sobre todo, son mejorables. En este último apartado nos encontramos con poco más de 400 nits de brillo, algo que sufrimos cuando salimos al sol.

Img 5457 La barbilla inferior es algo más grande de lo que nos gustaría.

El panel cuenta asimismo con un pequeño notch en forma de gota, que permite, según GSMarena, aprovechar el panel en un 84.2%. La cifra es más que correcta teniendo en cuenta la gama en la que se enmarca el dispositivo, aunque una barbilla algo más pequeña hubiese sido la guinda para el pastel del diseño.

Img 5464 Sí, tenemos jack de auriculares a pesar de que la batería sea de 6.000mAh. To

El sonido es uno de los puntos débiles de este Samsung Galaxy M30S. Falta grave, volumen y algo más de matiz y claridad del audio en general. Es suficiente para enterarnos de las llamadas y notificaciones, pero no se disfruta demasiado reproduciendo contenido multimedia. Eso sí, la inclusión del jack de auriculares es más que bienvenida, máxime teniendo en cuenta que, en móviles con gran batería, es común que se prescinda de esta entrada de audio.

Rendimiento suficiente para el día a día, aunque con algunas sombras

Img 5447

El Samsung Galaxy M30S tiene una clara descripción para su rendimiento: suficiente para el día a día, insuficiente cuando la exigencia es algo mayor. En tareas básicas como utilizar redes sociales, correo o navegación web, el M30S se mueve con cierta soltura. Incluso con juegos básicos no tiene problemas. El asunto se complica cuando le exigimos con juegos más potentes (incluso en configuraciones bajas de gráficos) o cuando intentamos conmutar con varias aplicaciones en la multitarea.

El terminal sufre algo más de lo que esperábamos moviendo juegos relativamente pesados, incluso en configuraciones bajas de gráficos

El Exynos del M30S no mueve demasiado bien entregas tan populares como Call Of Duty: Mobile o PUBG Mobile, a pesar de que configuremos el juego en los gráficos más bajos. La falta de fluidez y cierto lag aparecen en estas situaciones, algo que no llega a ser dramático, pero que cada vez resulta más atípico en la gama media.

SAMSUNG GALAXY M30S

REDMI NOTE 8T

REDMI NOTE 7

HUAWEI P30 LITE

SAMSUNG GALAXY A50

PROCESADOR

EXYNOS 9611

Snapdragon 665

Snapdragon 660

Kirin 710

Exynos 9610

RAM

4 GB

4 GB

4 GB

4 GB

4 GB

ANTUTU

153.232

170.780

142.445

131.268

146.957

PCMARK WORK

5.600

6.553

6.335

5.872

5.556

A nivel de biometría, el Samsung Galaxy M30S cuenta con un lector de huellas que, si bien funciona rápido, está ubicado demasiado alto, amén de contar con una superficie bastante pequeña. En nuestra semana de uso no hemos sido capaces de acostumbrarnos a su posición y tamaño, ya que apenas llegamos con el dedo índice y, cuando lo hacemos, no ocupamos toda la superficie necesaria para desbloquear el teléfono.

Pese a tener disponible un lector de huellas trasero, nos hemos encontrado más cómodos con el reconocimiento facial, rápido y personalizable

Para suplir esto, encontramos un reconocimiento facial a través de la cámara que, si bien no es la alternativa más segura, sí que es más rápido y cómodo que el lector de huellas. Nos ha gustado asimismo el poder configurar el funcionamiento de dicho reconocimiento. Podemos hacer que se muestre la pantalla de desbloqueo y deslizar para acceder al teléfono, o hacer que se desbloquee saltándose la pantalla de desbloqueo.

Software Samsung

One UI no esconde sorpresas a estas alturas. Viene bastante cargada de bloatware, aunque gran parte del mismo se puede desinstalar. A nivel de rendimiento puede no ser la capa más ágil, pero sí que aporta funcionalidades bastante útiles para los usuarios medios, haciendo que no sea necesario recurrir a aplicaciones de terceros para realizar acciones como la gestión de archivos, edición de los mismos, tareas relacionas con notas, compartir archivos, etc. El terminal está actualizado a Android 9.0 Pie, con el parche de seguridad del mes de agosto.

Bateria Los datos de horas de pantalla del M30S son espectaculares. Ni siquiera jugando de forma intensiva logramos picos de bajada. La gráfica es plana.

Llegamos a la autonomía, donde vamos a ser claros y concisos: el Galaxy M30S tiene la mejor batería de toda la gama media que hemos probado hasta ahora. Podemos alcanzar sin menor problema los tres días de uso con cerca de diez horas de pantalla, y si abusamos del multimedia sin parar durante un día, podemos pasar de las 15 horas de pantalla. Cifras sencillamente espectaculares dadas por una batería de 6.050mAh .

Una triple cámara que mejora poco a poco

Img 5460

Samsung no suele sorprendernos con los resultados de su gama de entrada o media a nivel fotográfico, aunque ya te hacemos el spoiler de que hay ciertos puntos en este M30S que nos han sorprendido para bien. El terminal se vale de una triple cámara, con un sensor principal de 48 megapíxeles, un gran angular de 8, y un sensor de profundidad de 5 megapíxeles, pero hablemos primero de la aplicación de cámara.

App Camara

Se trata de la aplicación que encontramos en el resto de terminales de la familia Galaxy, con un añadido que no encontramos en toda la familia. Podemos guardar las imágenes en formato HEIF, un archivo que ocupa menos espacio que el clásico JPEG, y que conserva la calidad. Viene desactivado, pero recomendamos darle una oportunidad. Por lo demás, a nivel de funcionalidad, la aplicación es completa, permite realizar modo retrato, noche, panorámicas, y tocar algunos ajustes de forma manual como el ISO, balance de blancos o exposición.

Foto De Dia Si las condiciones de luz acompañan, los resultados son aceptables.

En cuanto a los resultados, el M30S se comporta de forma decente de día. Tiene ciertos problemas con el HDR en condiciones de contraluz y dispara algo lento. No obstante, la interpretación del color es correcta para su gama, así como los niveles de contraste, aunque echamos en falta un extra de nitidez.

Foto Nocturna Por la noche, si hay alguna fuente de luz, el M30S mantiene el tipo por encima de lo esperado.

Cuando cae la noche, los resultados empeoran. No obstante, el M30S mantiene bastante el tipo, guardando detalle y gestionando bien las altas luces. Sin duda, este es uno de los puntos donde más nos ha sorprendido, no tanto por ser el mejor en su rango de precio, pero sí por lograr fotos bastante usables.

Retrato El retrato es uno de los puntos fuertes del M30S

Donde sí que brilla el M30S a nivel fotográfico es en el modo retrato. El recorte es correcto, las pieles no se lavan tanto como en generaciones anteriores y, en general, los resultados son sorprendentemente buenos. La cantidad de bokeh y tipo del mismo se pueden regular, aunque recomendamos dejarlo como está, ya que no desenfoca en exceso y los resultados son bastante naturales.

Gran Angular

Por último, toca hablar del gran angular del Samsung Galaxy M30S. Ofrece buenos resultados de día (de noche es mejor no utilizarlo por la baja cantidad de luz que recoge), destacando que la calibración es muy similar a la de las fotos del sensor principal.

Samsung Galaxy M30S: la opinión de Xataka Móvil

Img 5462

El Samsung Galaxy M30S quiere ganar la gama media a base de batería, un punto clave para diferenciarse de sus rivales. Además de esto, presume de panel Super AMOLED, una triple cámara que se comporta de forma decente, y un diseño bastante llamativo que, guste o no, lo hace fácilmente reconocible.

El M30S presume de diseño, pantalla y batería, aunque su rendimiento queda por debajo de la mayoría de sus rivales directos

Pese a estas bondades, el rendimiento del Samsung Galaxy M30S queda por debajo de la mayoría de sus rivales directos. Hablamos de un gama media suficiente para el día a día, pero que sufre más de la cuenta cuando la exigencia es algo mayor. Actualmente, un móvil de más de 250 euros debería poder mover prácticamente cualquier juego en la configuración media, máxime con una batería tan generosa, que nos invita a utilizar el teléfono durante horas y horas.

8.1

Diseño8
Pantalla8,25
Rendimiento7
Cámara8
Software7,5
Autonomía9,75

A favor

  • El diseño es bastante llamativo
  • El modo retrato es de los mejores de su gama
  • La autonomía es superlativa

En contra

  • El rendimiento es algo pobre cuando se le exige
  • La calidad el audio es bastante mejorable
  • One UI sigue necesitando un lavado de cara para rendir mejor

Samsung Galaxy M30s - Smartphone de 6.4" (Dual SIM, 4 GB RAM, 64 GB memoria) color azul [Versión española, Exclusivo Amazon]

Samsung Galaxy M30s - Smartphone de 6.4" (Dual SIM, 4 GB RAM, 64 GB memoria) color azul [Versión española, Exclusivo Amazon]

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Samsung. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir