Compartir
Publicidad
Sony Xperia 10, análisis: la pantalla 21:9 brilla por sí misma, ahora solo falta poder disfrutarla
Análisis

Sony Xperia 10, análisis: la pantalla 21:9 brilla por sí misma, ahora solo falta poder disfrutarla

Publicidad
Publicidad

Nota de Xataka Móvil

Sony, aprovechando el Mobile World Congress 2019, presentó su nuevo gama alta, el Sony Xperia 1, y dos dispositivos de gama media bautizados como Sony Xperia 10 y Xperia 10 Plus. Más allá de las especificaciones, lo que más destaca de los nuevos móviles de la firma nipona es su relación de aspecto. Sony ha sido pionera en introducir la relación de aspecto 21:9 en sus pantallas y da el salto por vez primera a la doble cámara (o triple, en el caso del Xperia 1).

El caso que hoy nos ocupa es el Sony Xperia 10, el más pequeño de los tres hermanos con los que Sony ha querido reenfocar su diseño. El gama media llega con una apuesta firme por el consumo de contenido multimedia y la experiencia fotográfica, aunque el mercado en el que pretende competir es muy, muy competitivo. Ofrecer más por menos parece ser algo necesario para conseguir posicionarse como una alternativa a tener en cuenta en el rango de 200-400 euros. ¿Lo consigue el Xperia 10? Averigüémoslo.

Ficha técnica del Sony Xperia 10

SONY XPERIA 10

DIMENSIONES Y PESO

156 x 68 x 8,4 milímetros
162 gramos

PANTALLA

LCD de 6 pulgadas
Resolución FHD+ (2.520 x 1.080 píxeles)
Relación de aspecto 21:9
Gorilla Glass 5

PROCESADOR

Snapdragon 630
GPU Adreno 508

MEMORIA RAM

3 GB LPDDR4

ALMACENAMIENTO INTERNO

64 GB ampliables hasta 512 GB con microSD

CÁMARA TRASERA

13 MP, f/2.0, 1.12µm, PDAF
5 MP, f/2.4, 1.4µm
Vídeo 4K, 1080p/60fps

CÁMARA DELANTERA

8 MP, f/2.0

BATERÍA

2.870 mAh con carga rápida 18W

SISTEMA OPERATIVO

Android 9 Pie

CONECTIVIDAD

LTE CAT12/13, BT 5.0, WiFi 802.11 a/b/g/n/ac, aptX HD

OTROS

Bluetooth 5.0, USB C, jack 3.5mm, Lector de huellas en lateral, NFC

PRECIO

349 euros

Sony Xperia 10 - Smartphone de 6" Full HD+ 21:9 CinemaWide (Octa-Core de 2,2 Ghz, 3 GB de RAM, 64 GB de memoria interna, cámara dual de 13+5 MP, Android P Dual Sim), Color Azul [Versión española]

Sony Xperia 10 - Smartphone de 6" Full HD+ 21:9 CinemaWide (Octa-Core de 2,2 Ghz, 3 GB de RAM, 64 GB de memoria interna, cámara dual de 13+5 MP, Android P Dual Sim), Color Azul [Versión española]

Diseño más alargado y cómodo de usar

Sony Xperia 10 8

Como siempre hacemos, empecemos por el apartado estético y el diseño, que es, posiblemente, uno de los puntos que más llama la atención. El Sony Xperia 10, como puede verse en la tabla e imágenes, tiene una altura de 156 milímetros, lo que significa que es bastante, bastante alto. Eso, que en un primer momento podría darnos a entender que no es demasiado cómodo de usar, es todo lo contrario cuando lo sostienes por ti mismo.

A pesar de tener una enorme pantalla de seis pulgadas, la relación de aspecto 21:9 hace que el dispositivo sea compacto y cómodo de usar hasta con una sola mano, algo a lo que ayuda su peso de 162 gramos. No se siente grande y, siendo sincero, el único "pero" que se le puede poner al diseño es el marco de la zona superior (donde hay un LED de notificaciones que se agradece, por cierto).

Aunque la pantalla es grande, el Sony Xperia 10 se siente compacto y es muy cómodo de usar incluso con una sola mano

Sony no quiere pasarse al notch y, aunque me duela en el alma decirlo, una muesca con forma de gota le habría sentado estupendamente al Sony Xperia 10. El frontal sería todavía más llamativo y el efecto Wow! mejoraría mucho, por no hablar de que no se rompería tanto la simetría.

Sony Xperia 10 13 El marco superior es generoso y, aunque duela en el alma decirlo, puede que un notch hubiese dado mejor resultado.

Repasando la construcción, tenemos un único bloque de policarbonato en cuyo lateral derecho tenemos el botón de apagar y encender, el lector de huellas dactilares (en una posición realmente cómoda, justo donde reposa el dedo pulgar) y los botones de subir y bajar volumen. El izquierdo, por su parte, se reserva para el slot de la tarjeta nanoSIM y la microSD (que se puede sacar con el dedo, lo que hace que no sea necesario usar ningún tipo de pinchito), mientras que el superior acoge el jack de auriculares y el inferior el puerto USB tipo C y los altavoces.

La parte trasera, siguiendo la línea de diseño de Sony, es limpia y sencilla. En ella encontramos el logo de la marca en el centro y el módulo con la doble cámara trasera y el flash LED en la zona superior. A pesar de estar construido en policarbonato (una forma elegante de decir plástico), la sensación a la mano es positiva y, aunque es inevitable que se noten ligeramente, al menos no es un imán de huellas como los dispositivos con acabado en cristal. Un punto interesante es que los bordes están ligeramente curvados, lo que mejora el agarre.

Pantalla

Altura (mm)

Anchura (mm)

Grosor (mm)

Peso (g)

Ratio

Batería (mAh)

Sony Xperia 10

6,0"

155,7

68,0

8,4

162

79,4%

2.870

Redmi Note 7

6,3"

159,2

75,2

8,1

186

81,4%

4.000

Xiaomi Mi A2

5,99"

158,7

75,4

7,3

166

77,4%

3.080

Motorola Moto G7 Plus

6,2"

157,0

75,3

8,3

176

81,4%

3.000

Huawei P Smart 2019

6,21"

155,2

73,4

8,0

160

83,1%

3.400

Samsung Galaxy A7 (2018)

6,0"

159,8

76,8

7,5

168

74,4%

3.300

Se puede decir que es un terminal que quizá no sea el más bonito del mercado, pero sí uno de los más funcionales. La relación de aspecto 21:9 sienta bien y hace que el Sony Xperia 10 sea cómodo, versátil y manejable. El acabado en plástico está muy bien conseguido y la experiencia global es positiva, aunque no podemos obviar el grosor. Son 8,4 milímetros y, si bien incluye jack de auriculares, no se compensa con una batería de mayor tamaño. Quizá ahí se podría haber hecho un esfuerzo y reducir un poquito el grosor.

Una pantalla 21:9 adelantada a su tiempo

Sony Xperia 10 1 La pantalla del Sony Xperia 10 puede definirse en una sola palabra: espectacular.

Pasamos así a hablar de la pantalla, una enorme-no-tan-enorme pantalla de seis pulgadas. Sony ha sido pionera en la introducción de un panel 21:9, lo que hace que, como destacábamos antes, la pantalla sea muy grande aun manteniendo un cuerpo compacto. Estamos ante un panel IPS/LCD de seis pulgadas con resolución FullHD+, lo que se traduce en 2.520 píxeles de alto, 1.080 píxeles de ancho y una densidad de 457 píxeles por pulgada.

Se ve realmente bien en cualquier condición lumínica (algo a lo que ayudan los 500 nits de brillo máximo), la calibración es excelente, no hay problemas con los ángulos de visión, el nivel de saturación es correcto y, en general, la experiencia no podría ser más satisfactoria. Aun así, como para gustos, colores, se puede modificar la calibración desde los ajustes y ponerla como queramos o usar uno de los ajustes prestablecidos. A título personal, como viene de fábrica me parece la configuración óptima.

Calibracion Pantalla

Ahora bien, no es oro todo lo que reluce, y es que apostar por el formato ultrapanorámico tiene sus desventajas. Si bien las aplicaciones están adaptadas a la interfaz (no vas a notar comportamientos raros en WhatsApp, Instagram o Twitter), no todas exprimen al máximo su potencial, y no es culpa de las aplicaciones, sino del contenido disponible. Vamos a detenernos aquí un momento.

El cine moderno se graba en formato 21:9, por lo que si usas aplicaciones como Netflix, HBO o Amazon Prime para ver películas y series no vas a tener mayor problema en encontrar contenido disfrutable. ¿Dónde está el problema? En el contenido generado por el usuario. Aunque haberlos los hay, no es frecuente encontrar vídeos en YouTube, Twitch, Instagram o Twitter en 21:9, por lo que existen dos posibilidades:

  1. Ver el vídeo con dos enormes (y cuando digo enormes es enormes) bandas negras a los lados, lo que no termina de convencer.
  2. Hacer zoom al vídeo y sacrificar una buena porción de lo que aparezca en los bordes superiores e inferiores, que puede no ser la solución óptima para todos los casos.
Youtube Cuando el vídeo no se ha grabado en 21:9, debes hacer zoom para que ocupe la pantalla al completo, perdiendo así una parte del contenido.

Lo mismo ocurre con las aplicaciones (mayormente juegos) que se usan en horizontal. No todas están adaptadas al formato 21:9, por lo que, de nuevo, o asumimos las bandas negras o hacemos zoom y perdemos parte del contenido. En Instagram también hay problemas. Las historias subidas desde un móvil 16:9, 18:9 o 19:9 se verán recortadas o, en su defecto, con bandas negras. Está bien que Sony haya innovado en este sentido, se agradece, de hecho, pero al César lo que es del César. ¿Se le saca todo el jugo a la pantalla 21:9? Salvo que veas muchas películas en el móvil o solo uses aplicaciones tipo timeline en vertical (Twitter, WhatsApp y similares), no, al menos por ahora.

Sonido excelente incluso cuando el volumen es alto

Sony Xperia 10 5

Y ahora que hablamos de aplicaciones, cine y juegos, no está de más repasar el sonido. El Sony Xperia 10 tiene un "doble altavoz" colocado en la parte inferior, justo a los lados del puerto de carga, y entrecomillamos "doble altavoz" porque, en realidad, el que suena es el derecho. El que se encuentra en la parte izquierda no se oye, hasta el punto de que si tapas el izquierdo la música/vídeo/contenido se escucha a la perfección y no es hasta que tapas el derecho que se oye enlatado.

De stock el sonido ya es bueno, pero se puede ecualizar desde los ajustes y aplicar varias opciones como Clear Audio+ o DSEE HX

Más allá de ese dato, lo cierto es que el Sony Xperia 10 suena alto, claro y nítido. Da gusto escuchar música en Spotify o ver películas en Netflix, aunque la ubicación no es la más cómoda. Al estar en el canto inferior corres el riesgo de tapar el altavoz derecho con la mano y obturar el sonido. Por fortuna, el terminal tiene jack de 3,5 milímetros, por lo que siempre podrás optar por unos auriculares. Es de esos móviles que piden que pongas el volumen al máximo, ya que no suena estridente y molesto. Muy buen trabajo de Sony en este apartado, sin duda.

El rendimiento no acompaña

Sony Xperia 10 16 En juegos pesados el Sony Xperia 10 hinca la rodilla. Lo que puedes ver en la imagen no es un fallo, es que el juego no está adaptado a la pantalla 21:9 y añade esa enorme banda negra a la derecha.

Pasamos a hablar del rendimiento, y aquí es donde Sony hinca la rodilla, y mucho. Estamos hablando de un gama media, y si echamos un vistazo al mercado y vemos las alternativas que hay, sus componentes y sus precios, la firma nipona se ha quedado claramente por debajo. Es algo que se nota en el día a día, sobre todo si le quieres pedirle un poquito más.

El Sony Xperia 10 tiene 3 GB de memoria RAM LPDDR4 y el procesador Snapdragon 630, una plataforma de Qualcomm presentada el 9 de mayo de 2017. Dicho procesador tiene ocho núcleos Cortex A53, cuatro a 2,2 GHz y otros cuatro a 1,8 Ghz, así como la GPU Adreno 508. Le acompañan 64 GB de almacenamiento interno ampliables, de los cuáles unos 47 GB son a los que puede acceder el usuario. Almacenamiento suficiente, sí, pero rendimiento con margen de mejora.

Sony Xperia 10

Redmi Note 7

Huawei P Smart 2019

Motorola Moto G7 Plus

GALAXY A7 2018

IPHONE 7 PLUS

Procesador

Snapdragon 630

Snapdragon 660

Kirin 710

Snapdragon 636

Exynos 7885

Apple A10

RAM

3 GB

4 GB

3 GB

4 GB

4 GB

3 GB

AnTuTu

89.130

147.046

130.026

116.035

121.712

172.644

GEEKBENCH 4.0 (SINGLE/MULTI)

837 / 3.762

1.627 / 5.823

1.531 / 5.149

1.317 / 4.723

1.524 / 4.415

3.457 / 5.608

PCMARK WORK

5.715

6.335

5.853

6.230

5.410

--

El dispositivo se comporta en las tareas y aplicaciones más básicas como WhatsApp, Twitter, Instagram o YouTube, pero se nota que a la caldera le hace falta más madera. Para que te hagas una idea, tarda unos cuatro segundos en lanzar Instagram en frío (es decir, cerrando la app de la multitarea) y cargar el contenido, unos dos segundos en lanzar WhatsApp y Spotify y unos cinco segundos en lanzar Twitter. Una vez cargadas las aplicaciones no hay mayor problema, todo se mueve fluido, aunque con algún que otro tirón sin importancia.

Sony Xperia 10 17

En juegos livianos tipo Brawl Stars o Clash Royale lo mismo, tarda un poco en cargar pero cuando termina todo se mueve como debe. No hemos notado pérdidas de rendimiento exageradas, salvo cuando hay muchas animaciones en pantalla. La experiencia, si bien no es un móvil pensado para jugar, es pasable si juegas de forma casual.

En títulos más pesados, como Breakneck o PUBG Mobile, podemos dejarlo en que se puede jugar si tienes paciencia. Por un lado, son cuatro los juegos que están adaptados al formato panorámico: Asphalt 9, Fortnite, Arena of Valor y Marvel Strike Force, pero solo los dos últimos se pueden instalar en el Sony Xperia 10.

El Xperia 10 no es un móvil para jugar por dos motivos: falta potencia en el motor y no hay demasiados juegos adaptados a las pantallas 21:9

Por otro, los juegos pesados que no están adaptados pero sí son compatibles se mueven con suficiente soltura para que se pueda jugar, aunque hay una falta clara de fluidez. Tardan en abrirse, la tasa de fotogramas por segundo es estable aunque baja y al volver a la pantalla de inicio o la app anterior, posiblemente, dado que solo tiene 3 GB de RAM, tenga que cargarla desde cero o redibujar la interfaz.

Como punto positivo, no se calienta en exceso cuando jugamos durante un rato corto, aunque sí se nota cierto aumento de la temperatura cuando la sesión de juego es más larga o grabamos muchos vídeos en 4K. En conclusión, es un dispositivo con rendimiento suficiente para tareas básicas que se resiente cuando le pedimos un poquito más.

Sony Xperia 10 6 El lector de huellas está en una posición realmente cómoda, pero no es ni el más rápido ni el más fiable.

En relación a la biometría, el Sony Xperia 10 solo cuenta con el sensor de huellas dactilares situado en el canto derecho. ¿Punto a favor? La ubicación es muy cómoda, ya que cae justo donde reposa el dedo pulgar al sujetar el terminal si eres diestro y el dedo índice si eres zurdo. ¿Punto negativo? Falla en bastantes ocasiones y no es el más rápido del mercado. De cada 10 intentos, tres los suele fallar. Además, es imprescindible colocarlo muy, muy bien, situando la zona central del dedo justo encima del sensor. Si lo pones un lado o no atinas bien, no se desbloqueará.

No tenemos desbloqueo facial, al menos no como el que vemos en otros terminales. Se puede usar Smart Lock de Android, que sirve para desbloquear el móvil pero no para saltarse la pantalla de bloqueo y acceder a la pantalla principal del móvil como sí ocurre con el lector de huellas. Puede ser una solución, pero tampoco es la panacea.

Finalmente, en lo referente a la conectividad, no echamos nada en falta. Tenemos NFC (algo que agradezco como usuario que paga con el móvil), Bluetooth 5.0, WiFi de doble banda, LTE Categoría 12, aptX HD para los usuarios que gusten de usar auriculares Bluetooth y Radio FM, algo que ya no se ve con demasiada frecuencia.

Autonomía: sin sorprender, pero suficiente

Bateria

Pasamos a hablar de la batería, un punto en el que Sony Xperia 10 y sus 2.870 mAh tampoco destacan en exceso, aunque son suficientes para aguantar el día. Salvo que le des un uso muy intenso, puedes conseguir entre cinco y cinco horas y media de pantalla activa. No es la mejor autonomía del mercado, pero al menos aguanta el tirón. Si necesitas un poco más, siempre puedes activar los modos STAMINA y Ultra STAMINA, aunque eso implica reducir el rendimiento del terminal.

La batería no es su punto fuerte, aunque se antoja suficiente para terminar el día sin demasiada dificultad

En cuanto a la carga, el Xperia 10 es compatible con carga rápida de 18W y USB Power Delivery, algo que permite ponerlo al 50% en unos 30 minutos y al 100% en poco menos de dos horas. No está mal para darle un chute rápido, siempre y cuando tengas un cargador compatible, ya que el que viene incluido en la caja no lo es. Un punto positivo y que, creo, es importan destacar, es el consumo en reposo, que es muy reducido. Algunas veces me he ido a dormir con un 25% de batería y, al despertarme, estaba al 22%, lo que da algo de tranquilidad.

Software: Android 9 Pie maquillado un poquito por Sony

Sony Xperia 10 14 El Sony Xperia 10 tiene Android 9 Pie maquillado ligeramente con la capa de personalización de Sony.

Nos vamos acercando al final y toca hablar del software. La firma japonesa ha introducido en sus tres nuevos terminales Android 9 Pie maquillado con su capa de personalización, una capa que, más allá de los cambios estéticos (de los que hablaremos ahora), añade alguna función interesante en la que merece la pena detenerse.

Empezando por el diseño, tenemos una capa que bebe directamente de Android puro, aunque Sony ha añadido sus propios iconos y algunas modificaciones en, por ejemplo, la barra de notificaciones y los ajustes. Es algo muy diferente a lo que era la capa de Sony antaño, y se agradece. La experiencia es estable, muy similar a Android puro (el sistema de gestos o la multitarea son los mismos) y, en definitiva, correcta.

Software

Un detalle interesante es que cuando enciendes el terminal por primera vez te pregunta qué aplicaciones propietarias quieres instalar. Por ejemplo, si no quieres Amazon o AVG puedes desmarcarlas en la pantalla de configuración inicial y listo, no las tendrás. Si las instalas por error puedes desinstalarlas a posteriori. Eso sí, las propias de Google no te las quita nadie. Chrome, Drive, Google Fotos y YouTube estarán preinstaladas sí o sí.

Por otro lado, una implementación que llama la atención y que, cuando te acostumbras a usarla, puede ser sorprendentemente útil, es la barra de accesos rápidos. Se trata de una barrita colocada en la parte derecha de la pantalla que, al ser pulsada dos veces, despliega las aplicaciones más usadas y algunos accesos rápidos como el WiFi, el Bluetooth o el modo de una mano. Puedes configurarla a placer y, en cierto modo, me recuerda a las funcionalidades Edge de mi antiguo Samsung Galaxy S7 edge.

Software Anadidos

Finalmente, cabe destacar Xperia Assist, un cajón de sastre con varias funciones como un "cuidador de batería" que optimizar el rendimiento en función del uso, un limpiador inteligente para deshacerse de archivos residuales y liberar memoria RAM, y Xperia Lounge, una app con noticias sobre Sony, aplicaciones, recomendaciones, etc.

Poco más se puede decir del software. Algunas veces lo simple funciona mejor que lo excesivamente complejo, y Sony ha sabido interpretar bien esta premisa. Todo se mueve rápido, lo poquito que se ha añadido es útil (salvando Xperia Lounge, que aporta más bien poco) y, en general, la experiencia es correcta.

Fotografía: llegan las dos cámaras, pero...

Sony Xperia 10 3

Pasamos al último apartado de este análisis, que no podía ser otro que el apartado fotográfico. Mientras que el resto de firmas han implementado tres, cuatro y hasta cinco cámaras, Sony ha aprovechado el lanzamiento de sus tres últimos dispositivos para incorporar la doble lente. En el caso del Xperia 10 tenemos un setup con dos sensores cuyas especificaciones son las siguientes:

  • Sensor principal de 13 megapíxeles con apertura f/2.0 y píxeles de dos 1,12 micras.
  • Sensor secundario de 5 megapíxeles con apertura f/2.4 y píxeles de 1,5 micras.

La cámara frontal, que podemos encontrar en la esquina derecha del marco superior, tiene una resolución de ocho megapíxeles con apertura f/2.0. El trío de lentes está potenciado por inteligencia artificial, de forma que el dispositivo es capaz de detectar diferentes escenas y "optimizar" la toma de imágenes. Pero antes de pasar a verlas, hablemos de la aplicación.

App Camara

La aplicación de cámara es bastante sencilla, intuitiva y sin demasiados alardes. Tenemos el disparador y los modos en la parte inferior, dejándose la parte superior para los ajustes como el flash, el temporizador, la relación de aspecto de la imagen o los ajustes propiamente dichos. Entre los modos destacados tenemos el "autofoto retrato" (a.k.a. selfies con el fondo desenfocado), modo bokeh (que no modo retrato propiamente dicho), efectos de realidad aumentada y modo manual. Es curioso, por cierto, que solo en el modo manual podemos activar o desactivar el HDR.

Podemos elegir si queremos tomar la foto en 4:3, 16:9 y 21:9, y ya te adelantamos que mejor hacerlo en 4:3. Al Sony Xperia 10 le habría sentado de escándalo una lente gran angular para sacar provecho a la pantalla 21:9, pero no la tiene. Así pues, cuando haces una foto en 16:9 o 21:9, lo que estás haciendo es recortar una foto en 4:3 y, por lo tanto, perder nitidez y contenido.

Xperia 10 Foto De Dia

En cuanto a los resultados, de día la cámara salva la foto, aunque el rango dinámico es más bien escaso. Interpreta bien la escena y el HDR es capaz de recuperar el cielo cuando no hay demasiada luz, pero las sombras se quedan demasiado oscuras, hasta el punto de que en según que fotos se pierde gran parte del detalle. En líneas generales la foto es aceptable, pero no le vendría mal algo más de color y rango dinámico.

Fotos Diferentes Relaciones Combinadas Al no tener un sensor gran angular, la cámara recorta la imagen en 4:3 para ponerla en otras proporciones, y se pierde algo de contenido y detalle.

Como decíamos antes, es posible sacar fotos en diferentes formatos (4:3, 16:9 y 21:9), pero lo que hace el Sony Xperia 10, al no tener gran angular, es recortar la imagen. El resultado es llamativo cuando lo vemos en la pantalla del móvil, pero la calidad final del archivo es menor que cuando hacemos la foto en 4:3. Es una opción interesante pero a la que tampoco se le saca demasiado provecho.

Xperia 10 Foto De Noche

Al caer la noche, cae también el rendimiento de la cámara. El Sony Xperia 10 es capaz de salvar la escena a cambio de un ruido que se aprecia en cuanto haces zoom y de lavar un poquito la imagen. Se pierde detalle y nitidez, el enfoque se ralentiza mucho (algo que provoca que algunas veces las fotos salgan movidas) y se echa en falta un mayor rango dinámico. En algunas ocasiones las sombras se quedan demasiado oscuras, perdiéndose una parte importante del contenido.

Selfie Dia

En lo que al selfie se refiere, los resultados no son del todo malos siempre y cuando no tengamos una luz demasiado fuerte de fondo. Si tienes una fuente de luz potente detrás, posiblemente el fondo salga quemado. No tenemos un nivel de detalle excelente, algo que se aprecia al ampliar la foto, y quizá se echa en falta un rango dinámico más alto y algo más de brillo en el sujeto.

Noche Selfie

Lo mismo que ocurre en la cámara trasera ocurre en la delantera cuando hablamos de los selfies nocturnos. Cuando es de noche, la foto pierde una buena cantidad de nitidez, aparece el efecto acuarela y las luces amarillas brillan sobremanera. La foto se salva, no hay duda, pero más vale que tengas un buen pulso porque al haber poca luz la velocidad de obturación se reduce, por lo que es probable que la foto salga movida.

Retrato Dia

El retrato no es su punto fuerte, simple y llanamente. Solo está disponible en la cámara interna usando el modo "autofoto retrato" y los resultados dejan mucho que desear. La cámara no interpreta bien los bordes del sujeto incluso en escenas sencillas como la que tienes arriba, el fondo sale completamente quemado y el desenfoque, si bien se aplica de forma progresiva, queda un poco artificial.

Retrato Noche

Y de noche mejor ni intentarlo. Si en el selfie nocturno ya notábamos una pérdida de nitidez importante, cuando usamos el modo retrato el rendimiento de la cámara cae todavía más. De nuevo, el Xperia 10 no es capaz de detectar bien los bordes, desenfocando más cara de la cuenta y dejando nítidas algunas zonas del fondo (fíjate en la puerta a la izquierda).

Pasamos a hablar rápidamente del vídeo. El Sony Xperia 10 puede grabar hasta en 4K en relación de aspecto 21:9, aunque hace exactamente lo mismo que con las fotos: recortar la imagen. De día, los resultados son buenos, aunque se echa en falta algo más de nitidez en los elementos del fondo y un mayor rango dinámico. De noche, el ruido se hace más evidente y la calidad se reduce, pero el clip se salva. En ambas escenas, eso sí, se recoge el audio perfectamente.

La cámara no tiene estabilización de ningún tipo, como puede comprobarse. Todos los vídeos de prueba han sido grabados agarrando el teléfono con dos manos y andando a paso normal y aun así pueden apreciarse las vibraciones y trepidaciones. Como dato a tener en cuenta, en el modo de vídeo HD Completo se puede activar el modo SteadyShot, que viene a ser un sistema de estabilización digital. No se nota demasiado, ni de noche ni de día.

Sony Xperia 10, la opinión y nota de Xataka Móvil

Sony Xperia 10 15

El Sony Xperia 10 es un terminal llamativo, bien construido y que deja una buena sensación a la mano a pesar de que, después de todo, el material de la parte trasera sea plástico. Sony parece estar dando pasitos hacia delante en materia de diseño, aunque bien habría agradecido que para esta nueva generación se hubiese olvidado de los marcos y hubiese apostado por otras soluciones para conseguir más pantalla.

Y tendría sentido, porque la pantalla 21:9 FullHD+ del Xperia 10 es una maravilla. Está bien calibrada, se ve perfectamente en cualquier situación de luz y se disfruta muchísimo cuando ves películas o series desde el móvil. Si a eso le sumas el jack de auriculares, pues doble punto para el Xperia 10. El apartado multimedia es su principal punto a favor, y cobrará todavía más fuerza conforme el formato de vídeo 21:9 coja fuerza.

El Sony Xperia brilla en el diseño y en la pantalla, pero se queda corto cuando hablamos de rendimiento y fotografía

Ahora bien, tenemos que hablar del rendimiento y ahí la cosa cambia. Si la pantalla y el diseño nos han dejado un buen sabor de boca, en el rendimiento el sabor es más bien agrio. Los 3 GB de RAM y el Snapdragon 630 se quedan cortos cuando le pedimos un poquito más y se nota que al dispositivo le falta fuerza. Hay algunas transiciones que no son del todo fluidas, animaciones raras al volver a la pantalla de inicio tras usar apps pesadas y unos tiempos de carga demasiado altos. El sensor de huellas lateral, por otro lado, no termina de convencer dada su alta tasa de error.

El apartado fotográfico se salva, pero tampoco es el mejor que hayamos visto en un dispositivo de gama media. Las fotos tienen un rango dinámico escaso y se echa en falta un mayor nivel de nitidez en algunas ocasiones. La idea de las imágenes y vídeos en 21:9 es interesante, pero para sacarle todo el jugo habría convenido tener una lente gran angular, y el Xperia 10 no la tiene. Es una cámara salvable, no hay duda, pero no la mejor en su rango de precios.

Y es ahí donde está el quid de la cuestión. El Sony Xperia 10 tiene un precio de 345 euros, un precio mucho más alto que su competencia en la gama media que no va acompañado de mejores componentes. Hay grandes players en la gama media que tienen mejores procesadores, más memoria RAM y una cámara que ofrece mejores resultados por un precio menor. Del consumidor final dependerá decidir si el diseño y la pantalla 21:9 compensan como para pagar el precio del Xperia 10.

8.0

Diseño8,5
Pantalla8,75
Rendimiento7,25
Cámara7,5
Software8,5
Autonomía7,5

A favor

  • Buena sensación en mano a pesar de estar hecho de plástico.
  • La pantalla 21:9 es una gozada para ver películas y series en el móvil.
  • El sonido es muy bueno, robusto, claro y nítido incluso al máximo volumen.

En contra

  • El rendimiento tiene margen de mejora, sobre todo si tenemos en cuenta el precio.
  • Las cámaras no rinden al nivel de su competencia, sobre todo de noche
  • El lector de huellas falla bastante, aunque su ubicación es cómoda

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por Sony. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio