Compartir
Publicidad
Facebook Stories y WhatsApp Status, algo no ha terminado de cuajar
Aplicaciones

Facebook Stories y WhatsApp Status, algo no ha terminado de cuajar

Publicidad
Publicidad

Parece que la jugada de clonar a Snapchat (por utilizar un eufemismo poco doliente), no le ha salido tan bien como esperaba a Zuckerberg y compañía. Si bien es cierto que Instagram Stories se convirtió en un éxito rotundo desde el día de su nacimiento, el resto de herramientas similares no parecen haber cuajado entre los usuarios.

Y es que muchas veces menos es más, y en este caso a Facebook se le ha ido de las manos. Demasiadas "stories", hasta en la sopa más bien, y claro, eso ha tenido consecuencias. Por el momento no hay cifras, pero tampoco son necesarias, pues con tan solo abrir WhatsApp Status o Facebook Stories, nos damos cuenta de que por ellas ruedan estepicursores (sí, esas bolas del desierto que salen en las películas).

No lo habíamos pedido

Ya lo decía el refrán, «quien mucho abarca poco aprieta», y los de Facebook Inc. a lo mejor no deberían haber incorporado las historias en todos y cada uno de sus servicios, y mucho menos de manera tan impositiva. Cuando llegaron Facebook Stories el revuelo no fue tanto, pero WhatsApp condujo a la verdadera 'Hoguera de las vanidades'.

Y es que como decimos, no hace falta echar mano de cifras (aunque llegarán pronto), sino simplemente abrir las historias en Facebook, WhatsApp y Messenger. ¿Cuántos amigos/contactos han publicado? Probablemente ni un 10% de los que nos podemos encontrar en Instagram Stories.

Mockup Un estepicursor de los que habitan en WhatsApp Status

Los motivos del fracaso pueden haber sido muchos, pero así a bote pronto se me ocurren unos cuantos con los que seguramente estéis de acuerdo. En el caso de WhatsApp es obvio: no es una red social. Y es que ésa fue la primera de las muchas quejas que pudimos escuchar el día que se implantó. La gente utiliza WhatsApp para comunicarse, y no solo con amigos y familiares, sino también con contactos de otra índole. ¿Realmente quiero ver a un cliente o a mi jefe en pijama en su casa viendo Netflix? Yo desde luego no.

La privacidad justa para pasar el día

Seguimos hablando de WhatsApp y aquí tenemos otro punto clave: los ajustes de privacidad. Si bien es cierto que podemos elegir quién queremos que vea nuestros estados y quién no, afinar esto resulta muy engorroso si tenemos en cuenta que cualquier usuario tiene una media de 200 contactos por agenda.

El resultado de mezclar que WhatsApp no es una red social y que los ajustes de privacidad no son todo lo sencillos que debieran, se traduce en un desuso absoluto de la herramienta, o lo que es lo mismo, que Facebook ha hecho un mal movimiento. Y no lo decimos nosotros, sino sus actos, ¿si no por qué se habrían echado para atrás recuperando los antiguos estados?

Facebook es Facebook

Estos son algunos de los puntos por los que creemos que WhatsApp Status no ha calado hondo en los corazones de los usuarios. ¿Pero qué pasa con Facebook Stories y Messenger Day? En el caso de Facebook, la mayoría de usuarios lo tiene cerrado, por lo que la "audiencia" de sus historias se ve limitada a los amigos que tenga agregados.

1366 2000

En el caso de Messenger, volvemos a lo mismo que con WhatsApp. Es una aplicación de mensajería, que sí, que nació de una red social, pero no es una red social: sirve para comunicarse con gente. No sé vosotros, pero yo no tengo ni un solo contacto que haya publicado en Messenger Day.

Por el momento Instagram Stories ha sido el único clon que le ha hecho daño a Snapchat, del resto tendremos que ver la evolución. Pero si las primeras semanas, que siendo una novedad deberían haber tenido mejor acogida y nos encontramos con este panorama, no es de extrañar que las cosas no vayan a ir a mejor. Y vosotros, ¿qué pensáis de este "aluvión" de stories?

En Xataka Móvil | El éxodo de Snapchat: las razones del trasvase hacia Instagram según sus protagonistas

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos