Publicidad

He jugado 50 niveles a Angry Birds 2 y ésto es lo que me he encontrado
Aplicaciones

He jugado 50 niveles a Angry Birds 2 y ésto es lo que me he encontrado

Publicidad

Publicidad

Fui un enamorado de Angry Birds, el que podemos decir es uno de los primeros 'grandes' juegos de la era smartphone. Esos casuales que surgieron para aprovechar las pantallas táctiles, y vaya si lo hicieron. Rovio se convirtió de la nada en una de las compañías punteras en el desarrollo de juegos, aunque con muchos problemas entre medias debido, quizá, a no saber mantener el éxito durante el tiempo.

El lanzamiento de Angry Birds 2 era una parada obligatoria para dejar un rato la piscina y probar qué es lo nuevo que Rovio ha preparado, y que apunta maneras. Un millón de descargas en doce horas no pueden estar equivocadas... ¿o sí?

Angry Birds 2 es brutalmente aleatorio

Lo primero que llama la atención de Angry Birds 2 es que los niveles ya no son como antes. Antaño eran niveles - o grupos de niveles - lineales, siempre iguales, con el mismo número de pájaros que iban saltando uno, tras otro, en el mismo orden. La nueva versión rompe esta linealidad y apuesta por una aleatoriedad completa, tanto en niveles como en pájaros.

Las construcciones de los cerdos en cada nivel se generan en cada momento, de forma que son diferentes cada partida aunque, afortunadamente, con ciertos puntos en común. Ocurre algo parecido en los pájaros, en nuestros 'jugadores': al principio de cada nivel tendremos un cierto número de cartas iniciales, cada una de un pájaro diferente.

Angry Birds 2 Random

Aleatoriedad era esto

El mismo nivel con escenarios y pájaros distintos

Teniendo en cuenta los dos factores - escenarios aleatorios, pájaros aleatorios - es complicado encontrar el punto óptimo en común, ese en el que nuestros pájaros son los idóneos para destruir los bloques que tenemos enfrente. Esta decisión no es trivial, por supuesto, ya que dificulta enormemente las posibilidades de éxito, o en otras palabras: lo tendremos más difícil, y lo malo es que no depende de nuestra pericia el avanzar al siguiente nivel

Poniendo un símil, el nuevo Angry Birds 2 me ha parecido que sigue una línea a la propuesta por Candy Crush y sus múltiples secuelas: pura aleatoriedad que es precisamente el punto clave de la dificultad. En vez de gemas generadas aleatoriamente que hay que combinar, tenemos pájaros que hay que lanzar sobre un conjunto de escenarios que también son aleatorios.

Y a la generación aleatoria hay que sumarle que cada nivel tiene múltiples escenarios, que pueden ser hasta cinco, y que cada uno de ellos es aleatorio. Teniendo en cuenta que los pájaros también lo son, que podemos ir ganando nuevos pájaros - aleatorios - según sea nuestra faceta destructiva, os podéis hacer una idea de los resultados: la mitad del tiempo no tendremos pájaros 'suficientes' para llegar al final. Tocará perder una vida y comenzar un nuevo intento

Angry Birds 2 Tarjetas

Es gratis, con peros

Los primeros Angry Birds de iOS nacieron como apps de pago, permitiendo ilimitados intentos para ir avanzando en el juego. Luego llegaron las versiones gratuitas pero con publicidad de Android, y más tarde Rovio se lanzó directamente a los banners in-app, a la publicidad, a los bonus o a las compras integradas. En definitiva, son una empresa y deben sacar dinero. Hasta aquí todo bien.

Angry Birds 2 es completamente gratuito, de inicio y para todas las plataformas disponibles (por ahora iOS y Android). Lo que a priori es un gran beneficio para los usuarios se torna en un pequeño infierno dentro del juego.

Angry Birds 2 Vidas

Lo primero de lo que te das cuenta nada más echas un par de partidas es el nuevo sistema de vidas: cinco iniciales, y si se acaban a esperar... o a pasar por caja. Un modelo que poco a poco han ido incluyendo en sus títulos, pero que choca frontalmente con lo que conocíamos del Angry Birds original. Lo de estar una hora seguida jugando, salvo que pagues, será imposible en Angry Birds 2.

Luego hay pequeños detalles. Pequeños pero feos detalles que nos dejan entrever que el juego está completamente volcado en terminar sacando algunos euros de nuestro bolsillo, o de lo contrario será tremendamente aburrido. Hay ciertos bónuses que nos los darán si reproducimos un vídeo. Una nueva vida, o un nuevo intento... o una nueva carta de pájaro - aleatoria, por supuesto - que en algunos casos nos salva la partida. Veinte o treinta segundos de publicidad por un nuevo intento para nuestra partida. Y, supongo, unos céntimos - o una fracción de céntimo - para las arcas de Rovio.

Angry Birds 2 Gems

Tenemos, cómo no, gemas con las que comprar los artículo del juego, como en tantos otros títulos. Nos irán dando gemas en ciertas partes de nuestro itinerario, e igualmente nuestros amigos podrán enviarnos regalos que contienen más gemas. Las acumularemos y con ellas podremos ganar nuevas vidas o tener unos pájaros extra para ciertos niveles. Al final, las gemas implican tiempo extra de juego, y la forma más rápida y sencilla de conseguirlas es... pagando dinero real por ellas.

Lo bueno: el apartado gráfico

Si hay un punto a destacar del nuevo Angry Birds 2 ese es sin duda el apartado gráfico. El salto respecto del juego original es significativo en muchos aspectos, desde las animaciones de los pájaros y los cerdos hasta los escenarios, las interacciones de la pantalla, los movimientos de la 'cámara' y mucho más. En líneas generales, todo el aspecto visual está muy evolucionado y crecido.

Y es que no han dejado de pasar muchos años entre el primer Angry Birds y esta ¿segunda? secuela: diciembre de 2009 hasta julio de 2015, más de cinco años de desarrollo. En todo este tiempo han evolucionado tanto los dispositivos, ahora varias veces más potentes que aquellos primeros smartphones, como el mundo del desarrollo de software de apps.

Angry Birds 2 Efectos

Además, Rovio es una de las empresas con mayor catálogo de productos y entre el primero y el segundo hemos visto varias decenas de juegos diferentes. No sólo los Angry Birds de tinte más tradicional (Seasons, Rio, Friends, Space, Star Wars), también otros juegos diferentes que incluyen a los protagonistas originales pero que proponen diferentes tipos de juego: Go! de carreras o Epic, una especie de juego de rol, o Bad Piggies.

La evolución gráfica que es tan palpable en Angry Birds 2 ha sido fruto de muchos años de trabajo y del crecimiento en varios aspectos de la tecnología, tanto software como hardware. Nadie habría tolerado que Rovio llegase con un juego pobre sin grandes cambios respecto de los anteriores y hay que reconocer que han sabido hacer las cosas muy bien en esta parte de la aplicación.

Angry Birds, tú antes molabas

Empezábamos hablando del primer Angry Birds, el original: el que empezó en 2009 en iOS y llegó a otras plataformas unos cuantos meses más tarde. Y con él, muchos de los títulos intermedios entre el '1' y el '2', el presentado hace unos días.

Las diferencias son abismales, en muchos aspectos. Lo mejor, la evolución gráfica del juego, que afecta a muchos detalles incluyendo personajes, escenarios o menús. Lo peor, ese enfoque a lo comercial, a sacar dinero en base a limitar las partidas disponibles y a subir la dificultad al añadir el factor aleatorio, y así no depender de nuestra pericia.

Y es que Angry Birds, el original, se basaba en ofrecer horas de diversión continuada y sin parar, con la dificultad en los propios escenarios y las combinaciones necesarias para lanzar los pájaros, en un determinado orden y a unas determinadas posiciones 'enemigas'. El nuevo Angry Birds 2 es difícil por ser aleatorio, no por ser escenarios difíciles o tener que realizar lanzamientos muy exactos y concretos.

Angry Birds 2 es sin duda un buen juego. Mantiene la esencia del original, pero poco tiene ya que ver con él.

Angry Birds 2 mantiene una pequeña parte de la esencia del Angry Birds original, pero es poca y está muy escondida. Siguen siendo pájaros enfrentados a cerdos. Seguimos lanzándolos con un tirachinas, y seguimos teniendo que ir avanzando por un mapa, escenario tras escenario. Pero ahora hay un límite de vidas, y unas gemas que puedes comprar para seguir jugando, y esa aleatoriedad... esa maldita aleatoriedad. Angry Birds ya no es lo que era.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir