Compartir
Publicidad
No Facebook, no queremos instalar más aplicaciones en nuestros móviles
Aplicaciones

No Facebook, no queremos instalar más aplicaciones en nuestros móviles

Publicidad
Publicidad

Si no te hizo ninguna gracia que Facebook te obligase a descargar una nueva aplicación cuando separó de la red social la feature de Messenger, es posible que ahora estés sintiendo lo mismo al saber que Facebook sigue apostando por la fragmentación en sus servicios, con la separación entre Instagram y Direct.

Ahora es cuando seguramente te preguntarás: "¿qué necesidad tiene Facebook de hacer a sus usuarios instalar más y más aplicaciones?". Bueno, en este caso tenemos una respuesta que quizás no quieras escuchar, pero es clara y sencilla: Facebook hace lo quiere, principalmente porque puede.

El éxito de Direct, el motivo del divorcio

Es posible que ya te hayas dado cuenta, pero de un tiempo a esta parte (básicamente desde que Instagram Stories empezó a pegar fuerte) muchos usuarios han optado por utilizar la mensajería privada de Instagram como una app de mensajería más, manteniendo conversaciones en ella sin trasladarse a WhatsApp o Messenger.

De hecho, esto también se ve reflejado en cifras. Instagram incluye su servicio mensajería instantánea, Instagram Direct, desde 2013. En 2015, 85 millones de usuarios lo utilizaban diariamente a pesar de que por aquel entonces era bastante básico (aunque ya permitía responder a los mensajes con fotos y vídeos).

Direct alcanzó su mayor éxito con la llegada de las stories

Sin embargo, fueron las fotos y vídeos efímeros y la posibilidad de establecer respuestas directas a las Stories, lo que consiguió que en solo ocho meses (desde agosto de 2016 hasta abril de 2017), el número de usuarios de Instagram Direct creciese de 250 a 375 millones.

Con estos datos, ¿cómo no va a ver Facebook un filón claro para imponer a sus usuarios una nueva aplicación en la que quizás, poder obtener más datos de los mismos de cara a la segmentación? (emoji con dólares en los ojos aquí).

Lo peor de todo no es que separe servicios, lo verdaderamente incómodo es la obligatoriedad impuesta, pues al separarlas no podremos seguir leyendo los mensajes en la red matriz, tal y como pasa con Facebook y Messenger.

direct La interfaz de Direct es un calco de Snapchat

Mejor una aplicación para todo

Como vemos, y como hemos podido leer en la calle tras dar la noticiar ayer, los usuarios no acogen nada bien esta nueva andadura separatista de Facebook. Y es que, más aplicaciones instaladas implican más gasto de recursos (memoria de almacenamiento especialmente).

Y es que por mucho que Facebook lance versiones lite de los servicios, al final seguimos teniendo que ejecutar más aplicaciones, aplicaciones sin las que ya nos habíamos acostumbrado a vivir desde el principio.

Es posible que aunar el éxito de Stories con el de Direct y sacarlo en una app independiente sea al último golpe en el bazo a Snapchat

Tras probar la aplicación ayer nos dimos cuenta de que Direct no busca ser una aplicación de mensajería más, pues para eso el grupo ya tiene Messenger y a la abeja reina, WhatsApp. En este caso vemos herramientas y una interfaz que recuerdan por completo a Snapchat, y es posible que aunar el éxito de Stories con el de Direct y sacarlo en una app independiente sea al último golpe en el bazo a Snapchat.

Sea como fuere, la tendencia del mercado es totalmente contraria a esta estrategia de Facebook, y es que los usuarios tienden a descargar cada vez menos aplicaciones, debido al desuso que están experimentando algunas y el éxito de aplicaciones todo incluido como WeChat en Asia. Quizás Facebook tendría mejores críticas si replicase el mismo modelo en Occidente, pero por el momento, y muy a nuestro pesar, hace y seguirá haciendo lo que quiera.

En Xataka Móvil | Así es Direct from Instagram: un nuevo Messenger made in Facebook

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio