Compartir
Publicidad

El Snapdragon 845 saca músculo en sus primeros benchmarks pero no puede con el Apple A11 del iPhone X

El Snapdragon 845 saca músculo en sus primeros benchmarks pero no puede con el Apple A11 del iPhone X
34 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los arranques de año son para que los fabricantes comiencen a configurar su catálogo de cara a los usuarios, o de cara a los fabricantes cuando hablamos de fabricantes de componentes. Es el caso de Qualcomm, líder del mercado de procesadores móviles y uno de los responsables de proponer un candidato para cerebro del año. La apuesta de 2018 ya se presentó, es el Snapdragon 845.

Se acerca la fecha en que tendremos móviles con el Snapdragon 845 a bordo, y entonces podremos someterles a las ya clásicas pruebas de rendimiento, aunque el fabricante se ha adelantado en una presentación a los medios. Benchmarks, pruebas sintéticas para comparar la potencia bruta de un Snapdragon 845 frente a modelos del pasado año, y con buenas y malas noticias por el camino.

Las pruebas con Oreo y 6GB de RAM

Todavía no hay teléfonos con el Snapdragon 845 recorriendo el mercado de forma oficial, pero Qualcomm ha utilizado un smartphone con Android 8.0 Oreo y 6GB de RAM para exhibir el poder de su nuevo chip. Sin nombre ni apellidos, este teléfono desconocido ha pasado la mayoría de benchmarks relevantes del sector y sus puntuaciones ya están en negro sobre blanco.

Enfrente de éste, una serie de teléfonos con configuraciones del año 2017 pero entre los que encontramos algunos relevantes. Como el OnePlus 5T, que otrora fuese el teléfono que marcó el récord en pruebas de rendimiento sintéticas con el Snapdragon 835. O como el Huawei Mate 10 Pro, con un Kirin 970 que siempre se adelanta a su temporada y que será la gran apuesta de su fabricante hasta el último tramo de este 2018.

A las pruebas recogidas por Qualcomm en el mundo Android añadimos las del iPhone X, el gran competidor a día de hoy con su Apple A11 Bionic

Como añadido, hemos seleccionado las pruebas pertinentes del iPhone X, el teléfono más potente con el A11 Bionic de Apple a bordo. Echaremos de menos las pruebas del Galaxy S9 internacional, el que debe portar el nuevo Exynos 9810 y que configuraría la parrilla completa de salida de procesadores para este año. Pero sea como fuere, el Snapdragon 845 ha competido contra los grandes y ha ganado. Casi siempre.

Teléfono

Terminal de prueba

OnePlus 5T

Huawei Mate 10 Pro

iPhone X

Procesador

Snapdragon 845

Snapdragon 835

Kirin 970

Apple A11 Bionic

Geekbench 4

2.450 / 8.109

1.980 / 6.795

1.919 / 6.720

4.204 / 10.110

AnTuTu

265.924

213.327

213.879

226.058

3D Mark (Slingshot 3.1)

4.895

4.130

3.075

3.981

GFXBench Man3.1 1080p OS

3.769

2.619

2.311

2.616

Un gran salto generacional con Apple a la cabeza

Apple A11

Como podemos ver, el Snapdragon 845 se ha mantenido de forma persistente por encima del Snapdragon 835, algo lógico al tratarse el primero de la evolución sobre el segundo. Incluso estando presente el OnePlus 5T, este dispositivo desconocido luciendo 6GB de RAM ha logrado unos resultados en torno al 20% por encima. Un incremento de potencia notable en sólo una generación.

En un caso similar está la comparativa entre el Snapdragon 845 y el Kirin 970, a bordo de un Huawei Mate 10 Pro en su versión internacional, por lo que se equipara la memoria RAM y estamos ante una batalla entre dos teléfonos con Android 8.0 Oreo y 6GB de memoria. De nuevo, el Snapdragon 845 se muestra superior, con una diferencia algo superior a la mostrada frente al OnePlus 5T pues el Huawei estaba ligeramente por debajo de éste.

Geekbench 4

Y finalmente llegamos a la pequeña decepción anunciada, a la batalla cuerpo a cuerpo con el iPhone X de Apple. El Apple A11 Bionic ha puesto un salto tan grande en cuanto a rendimiento con respecto a generaciones anteriores que algunos analistas hablaban de "dos años de ventaja" con respecto al resto del mercado. No sabemos si dos años, pero como mínimo será uno pues el Snapdragon 845 no llega a las cifras de rendimiento bruto del iPhone X que, recordemos, cuenta con 3GB de RAM.

Las pruebas con AnTuTu son tras el cambio de política del benchmark, de ahí que el SD845 tenga puntuaciones actualizadas y el iPhone X no.
El iPhone A11 Bionic supuso un gran salto en potencia con respecto al A10 Fusion, y la prueba es que aventaja en mucho al Snapdragon 845 de nuevo cuño

La diferencia entre las pruebas de rendimiento de uno y otro dispositivo son sensibles, aunque la gran distancia llega según el criterio de Geekbench. En la prueba de rendimiento, el iPhone X aventaja al teléfono con Snapdragon 845 en un 40% en las pruebas mononúcleo, el punto fuerte de los Apple AX, y en un 20% en las pruebas multinúcleo.

No dabe duda de que el Snapdragon 845 ha sido un gran paso adelante y, aunque nos quedamos con las ganas de compararlo con el Exynos 9810, no cabe duda de que este año será ilusionante en el mercado Android en lo relativo a las líneas más potentes. Veremos qué trae Samsung bajo el brazo y, sobre todo, si habrá renovación a mitad de temporada como ocurría hace pocos años.

Vía | Android Police
En Xataka Móvil | El Snapdragon 845 frente a sus principales competidores: Apple A11 Bionic y Kirin 970

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio