Compartir
Publicidad

A la filial británica de Telefónica le salen nuevos pretendientes, ante el probable veto a Three

A la filial británica de Telefónica le salen nuevos pretendientes, ante el probable veto a Three
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todo apuntaba a un desastre para Telefónica en su intento de salida de Reino Unido. El operador español llegó a un acuerdo con Hutchinson Group hace ya más de un año para venderle O2, en una operación calcada a la que ya tuvo los mismos protagonistas en Irlanda. Pero en esta ocasión la venta parece que no va a ser posible, apuntando todo a que Bruselas la vetará por suponer un riesgo para competencia.

Parecía entonces que Telefónica se quedaría sin pareja de baile, ya que British Telecom optó por hacerse con el negocio móvil de Orange y Deutsche Telekom para poder entrar en la convergencia, lo que ponía incluso en dudas que la empresa pudiese pagar el prometido dividendo a sus accionistas. Pero hoy los diarios ingleses han abierto nuevos frentes, hablando de nuevos interesados en O2.

A falta de que las autoridades de competencia de la Unión Europea confirmen el veto a la venta de O2 a Three, Telefónica ha visto la luz. Medios ingleses citados por Expansión han revelado hoy el interés de nuevos actores por el negocio móvil del ex-monopolio español, que tendrían menos trabas a la hora de comprar el operador que Three.

Por un lado estarían Liberty y Sky, operadores fijos que podrían estar interesados en O2 para competir en el creciente mercado convergente inglés. Al no contar con redes móviles cualquiera de las dos candidatas podría contar con el aprobado de Bruselas, que estaría cerca de vetar al comprador actual porque la operación supondría la reducción de cuatro a tres operadores con red móvil.

La sorpresa sería Iliad, dueña de Free

Pero parece ser que no solo compañías ya establecidas en Reino Unido estarían esperando al no a la compra por Three de Europa. Los mismos medios señalan que Iliad, empresa dueña de la francesa Free, también estaría dispuesta a entrar en la pelea por O2, para dar el salto y no ser fuerte únicamente en su país de origen.

Ahora, de momento nos toca seguir esperando al probable veto de la venta de O2 a Three (tendría que llegar en estos días) y luego ya nos pondremos a especular con las alternativas para Telefónica. De momento parece que en Madrid respirarán más tranquilos, con la nueva vía que se les abriría al contar con nuevos interesados.

Vía | Expansión

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio