Compartir
Publicidad

India sigue impulsando el "Made in India", ahora con un impuesto a la importación de componentes

India sigue impulsando el "Made in India", ahora con un impuesto a la importación de componentes
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ante la ralentización, e incluso el descenso de las ventas, de mercados como el estadounidense, el chino o el norteamericano, los fabricantes miran a otros países donde la adopción de los smartphones todavía no es tan alta. Uno de los mejores casos es India, el segundo país del mundo más poblados, y ante este escenario su gobierno fue inteligente, impulsando desde 2014 la estrategia "Made in India".

Mientras India ha ascendido al segundo puesto como mercado con más smartphones vendidos, las ayudas e impuestos a la importación, de un 20% para la entrada de smartphones ya fabricados, han conseguido que fábricas de distintas marcas se ubiquen en el país, incluidas las que se encargan de los iPhones. Y ahora llega una nueva medida que seguramente llevará más fabricas al país, porque se estrena un nuevo impuesto a la importación de componentes.

Un 10% de impuesto de importación tendrá que pagar aquel que quiera importar a India componentes clave en smartphones como son las placas con circuitos impresos (PCB), los módulos de las cámaras y los chips de memoria. Solo la PCB puede llegar a suponer el 50% del coste de componentes de un smartphone, por lo que el impuesto podría suponer un alza importante en el precio de la gama más alta.

India se lo puede permitir

Con más de 40 millones de smartphones vendidos al trimestre, India tiene el tamaño suficiente como para atraer fábricas a su territorio

La medida llega en un momento de tensión con otras grandes potencias industriales como China, Canadá y Estados Unidos, que han elevado sus quejas a la Organización Mundial del Comercio por la acumulación de impuestos a la importación. Además de a los smartphones ya acabados, India ya había creado impuestos a la importación de otros componentes de bajo valor como baterías, cargadores y auriculares, con el fin de impulsar su fabricación local.

Más allá de las disputas con otras potencias, India se puede permitir su estrategia de penalizar las importaciones para atraer a los fabricantes a sus territorios por el tamaño de su mercado. En el tercer trimestre de 2017 se vendieron allí más de 40 millones de smartphones, con un espectacular crecimiento del 23% respecto al año anterior, sobre todo por el reemplazamiento de viejos teléfonos por smartphones.

Vía | Reuters

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio