Compartir
Publicidad

La desigual marcha de las segundas marcas de los grandes operadores

La desigual marcha de las segundas marcas de los grandes operadores
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tanto Movistar como Vodafone y Orange vienen demostrando en los últimos tiempos que lo que quieren son clientes "buenos", de esos que pagan abultadas facturas a final de mes. Su foco está puesto en las tarifas convergentes, dejando de lado las tarifas móviles, que salvo por ciertas ventajas que no ofrecen otras marcas no resultan especialmente competitivas.

Son las segundas marcas las que usan los grandes operadores para competir con MásMóvil y los virtuales en las tarifas de solo móvil. Simyo, Lowi y Tuenti son las encargadas de intentar que los usuarios que menos gastan no opten por los rivales de sus dueños, con distintas apuestas. Pero lo cierto es que esa apuesta por segundas marcas no les funciona igual de bien a todos los operadores.

Los grandes operadores decidieron hace tiempo que para intentar captar a todo tipo de clientes la mejor idea era contar con distintas marcas, según el tipo de cliente que quisiesen buscar. Así, Orange compró a la holandesa KPN Simyo en 2012, Telefónica se hizo con Tuenti y Vodafone tras probar suerte con una línea de tarifas orientada a jóvenes (las tarifas yu) creó la marca Lowi.

Todas las marcas apuestan por esos usuarios que menos gastan. Las tarifas parten de cuotas muy bajas, incluso Simyo no exige una cuota mínima mensual, pero poco a poco han introduciendo opciones para aquellos con las más altas exigencias, con llamadas ilimitadas o bonos de muchos gigas. Pero lo cierto es que el resultado de esa apuesta es muy distinto, como demuestran los datos de portabilidades de los últimos meses.

Lowi, la segunda marca de creación más reciente es la que mejor rendimiento está ofreciendo en el último medio año, con ganancias de hasta 7.500 líneas en un solo mes. Simyo ha tenido un rendimiento más desigual, aunque mayoritariamente ha aportado clientes a su matriz, mientras que Tuenti es la segunda marca que peor resultado ofrece a sus dueños, con pérdidas constantes durante los últimos seis meses.

Si recurrimos a los datos totales de líneas móviles ganadas o perdidas mediante portabilidad la diferencia es todavía más obvia: mientras Lowi ganó 32.000 clientes en los últimos seis meses, Simyo se quedó en 9.250 mientras que Tuenti perdió un total 10.500. Simyo es de las tres marcas la que más clientes tiene (800.000 a enero de 2017), también gracias a su largo recorrido en el mercado, pero Lowi viene pisando fuerte.

Tarifas con ADSL y fibra, próxima parada

Anteriormente hemos comentado como la oferta de estas segundas marcas ha ido evolucionando. Todas ellas nacieron con pocas tarifas y pensadas para los que menos gastan, evolucionando posteriormente a ofertas flexibles, en las que el usuario puede optar a distintos bonos de voz y datos configurables con total libertad, pudiendo optar por llamadas nacionales ilimitadas y bonos de hasta 10 GB.

Y ahora que Lowi, Simyo y Tuenti tienen una oferta móvil amplia, parece que la próxima parada para ellas será la convergencia. Tuenti ya ha experimentado con una promoción puntual y todo apunta a que será el arma de Telefónica en la convergencia low cost, para hacer frente a MásMóvil y Yoigo. ¿Empujará ese movimiento a que Lowi y Simyo lancen también tarifas con ADSL y fibra? Sería interesante, ya que la competencia aumentaría, para beneficio de los usuarios.

En Xataka Móvil | Así quedan las tarifas de Tuenti comparadas con las ofertas de los principales operadores rivales

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos