Compartir
Publicidad

Tras romper con Huawei, ¿podría Google bloquear también a otras marcas chinas como Xiaomi o OnePlus?

Tras romper con Huawei, ¿podría Google bloquear también a otras marcas chinas como Xiaomi o OnePlus?
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La noticia saltó a última hora de ayer domingo: Reuters, citando a fuentes "cercanas a los hechos", publicó que Google suspendía los negocios con Huawei que requieren "la transferencia de productos de hardware y software", exceptuando aquellos de código abierto. Poco después, la información era confirmada también por The Verge.

Esta decisión de Google llega tras la firma por parte de Trump de una orden ejecutiva que permite vetar a aquellas empresas que supongan "una amenaza para la seguridad nacional". Aunque no se mencionaba a Huawei en dicha orden, sí que está incluida en la Entiry List de marcas que constituyen un riesgo, por lo que tanto Google como Qualcomm e Intel ya han roto sus relaciones con el fabricante. Pero, ¿qué ocurrirá con el resto de marcas chinas?

La clave está en la "lista negra"

Usa China

La ruptura de las relaciones de Google con Huawei es la última consecuencia que ha tenido la particular guerra del gobierno americano contra la tecnología proveniente de China. La desconfianza respecto a Huawei y ZTE, de hecho, se remonta a 2012, cuando, según un informe elaborado por un comité del Congreso de EE.UU., ambos fabricantes no aportaron documentación que demostrara su relación con el gobierno chino y cabía la posibilidad de que hubieran podido instalar backdoors y software de monitorización dentro de sus routers y otros equipos de red sin avisar al consumidor final.

Precisamente esa preocupación por el presunto espionaje chino, fue lo que provocó que Donald Trump pusiera a ambas marcas en su punto de mira, dando lugar a toda una serie de investigaciones, bloqueos y sanciones. A finales de 2018, comenzaron los rumores que apuntaban a una posible orden ejecutiva que limitaría la propagación del equipamiento fabricado por empresas extrajeras en pro de la seguridad nacional, algo que afectaría especialmente al despliegue del 5G.

Esa orden ejecutiva, como decíamos antes, fue firmada la semana pasada e incluye la elaboración de una lista (Entiry List) de empresas y transacciones que suponen riesgos potenciales. Ninguna compañía americana puede hacer negocios con una empresa que figure en esa lista negra y Huawei está incluida en ella, por lo que las consecuencias para la marca china y, por consiguiente, para Honor, no se han hecho esperar: Google ha suspendido sus negocios y, según informa Bloomberg, Intel, Qualcomm y otros grandes fabricantes de chips se unirán a este bloqueo.

Ninguna compañía americana puede hacer negocios con una empresa que figure en esa lista negra y Huawei está incluida en ella, pero el resto de fabricantes chinos no

¿Cómo afecta esto al resto de fabricantes procedentes de China como Xiaomi, OnePlus, OPPO, Vivo...? Hasta el momento, y exceptuando a ZTE, ninguna de las otras marcas chinas ha sido incluida en el listado de empresas potencialmente peligrosas, por lo que nada hace pensar que sufrirán el bloqueo del Gobierno de Trump. Entre los motivos por los que no figuran en la "lista negra" están, por ejemplo, que no son fabricantes de equipos de red, que han aportado la documentación necesaria para acreditar qué tipo de relación mantienen con el gobierno chino o, simplemente, que no comercializan sus productos en EE.UU.

¿Por qué Huawei sí y el resto no?

Trump Huawei

En el caso de ZTE, es difícil predecir si sufrirá las mismas consecuencias teniendo en cuenta dos factores: que también produce equipos de redes y sus antecedentes. Y es que, tras admitir que había conspirado en la distribución de productos americamos en Irán, Estados Unidos condenó a la compañía a pagar una cuantiosa multa y le prohibió que comprara componentes de empresas americanas, incluyendo Qualcomm y Dolby. Eso obligó a ZTE a paralizar su actividad comercial a nivel mundial, aunque finalmente Trump decidió levantar el bloqueo a ZTE bajo unas condiciones que podrían verse alteradas con esta nueva orden ejecutiva.

Xiaomi, según IDC y a fecha de 2018, se ha convertido en el cuarto fabricante de smartphones a nivel mundial con un 8,7% de cuota de mercado, por detrás de Samsung, Apple y Huawei, pero a diferencia de estos, no tiene presencia comercial en Estados Unidos. Tampoco se dedica a la instalación y mantenimiento de redes de comunicaciones, el sector más susceptible de sufrir espionaje, según el Gobierno de Trump.

Ni Xiaomi ni las marcas pertenecientes al conglomerado BBK Electronics (OnePlus, OPPO y Vivo) se dedican a la fabricación, instalación y mantenimiento de equipamiento de red

Lo mismo sucede con OPPO, que ocupa el quinto lugar a nivel global gracias a su 8,6% de cuota de mercado y que, a pesar de que sí tiene presencia en Europa, no comercializa sus dispositivos en EE.UU. ni produce equipamiento de red. Idéntico caso para otras dos marcas importantes que también forman parte del conglomerado BBK Electronics junto a OPPO: ni OnePlus ni Vivo fabrican equipos de telecomunicaciones; además, aunque la primera de ellas sí que vende algunos de sus modelos en el mercado americano, Vivo tampoco los comercializa allí (de hecho, apenas tiene presencia en Europa).

Desde Xataka nos hemos puesto en contacto con Xiaomi y nos han respondido que no hay un statement oficial al respecto y no van a pronunciarse sobre este tema. OnePlus España nos asegura que acaban de enterarse de la noticia y aún no han recibido información al respecto por parte de Internacional; en cuanto a OPPO, las únicas declaraciones que hemos obtenido de la marca es que no tienen nada que decir sobre la noticia.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio