Compartir
Publicidad

Toshiba no se desmembrará vendiendo su división de chips: la estabilidad económica está asegurada

Toshiba no se desmembrará vendiendo su división de chips: la estabilidad económica está asegurada
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La atención sobre el mercado de los semiconductores se centra mucho en Qualcomm y Samsung en los últimos meses, incluyendo a Apple con su A11 Bionic, pero se vuelca poco sobre el segundo mayor fabricante de chips del planeta. Toshiba, inventor de la primera memoria NAND y uno de los mayores proveedores de memorias del ecosistema móvil.

Al igual que está ocurriendo con Qualcomm y Broadcom, Toshiba ha estado envuelta en los últimos tiempos en una serie de negociaciones y movimientos de inversores a raíz de una falta de liquidez que parece haber sido solucionada. De ahí que su actual grupo inversor haya declarado su posible venta como innecesaria. Un nuevo capítulo.

Negativa o estrategia de negociación

Toshiba

El desmembramiento de Toshiba estaba sobre la mesa desde hace algún tiempo, con la posible venta de su división de chips al grupo Bain Capital-led en un horizonte cercano y probable. Las tornas cambiaron, no obstante, cuando Argyle Street Management, un fondo inversor de Taiwán, ha decidido enviar una carta a Toshiba para recomendar su "no venta" a Bain.

Nadie sabe a ciencia cierta cuánto poder tiene Argyle en el interior de Toshiba en estos momentos, pues sólo ha trascendido que el grupo taiwanés participó en las últimas rondas de inversión en las que se recaudaron en torno a 5.300 millones de dólares para mantener Toshiba a flote. Lo que sí parece cierto es que cuenta con un peso específico importante dada la carta y la respuesta que se espera que ésta provoque.

La venta de la unidad de chips de Toshiba a Bain estaba prevista precisamente para lograr fondos a corto plazo y evitar la bancarrota de Toshiba en Estados Unidos, a raíz del fracaso de su unidad de explotación nuclear en territorio norteamericano. La ronda de inversión citada anteriormente habría borrado del mapa la urgencia sobre su venta, de ahí el movimiento de Argyle.

"Ya no hay ninguna urgencia a la hora de afrontar la venta de Toshiba Memory", ha declarado Argyle en su carta.

Como si se tratase de un movimiento para forzar un aumento de la oferta, al estilo de los que realiza Broadcom sobre la junta directiva de Qualcomm, desde Argyle se asegura que la oferta de Bain de 18.000 millones de dólares "infravalora significativamente el negocio". Unas declaraciones éstas de Argyle que aún no han encontrado respuesta por parte de ningún responsable de Bain.

Sea como fuere, nos mantenemos a la espera de seguir conocimiento los siguientes pasos en esta negociación o no negociación entre ambas empresas. Lo que parece claro es que Toshiba ha recuperado una posición de fuerza ante una posible venta que todavía no se ha descartado por completo.

Vía | Reuters
En Xataka Móvil | China se cruza en el camino de Broadcom en su intención de hacerse con Qualcomm

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos