Compartir
Publicidad
Refrigeración para smartphones: cómo se consigue enfriar el móvil y qué sistemas son más eficientes
Móvil y sociedad

Refrigeración para smartphones: cómo se consigue enfriar el móvil y qué sistemas son más eficientes

Publicidad
Publicidad

Más potencia implica más energía. Con el paso de los años los móviles tienen mejores procesadores y son cada vez más rápidos pero también disponen de disipadores más eficientes para que este calor generado no afecte al rendimiento y tampoco moleste durante el uso del dispositivo.

Con el auge de los móviles gaming hemos visto nuevos sistemas de refrigeración para móviles. Hoy queremos repasar la evolución de estos componentes, ver hasta qué punto son efectivos y qué diferencias encontramos entre los distintos sistemas. Enfriar el móvil es algo que siempre se ha hecho, pero cada vez hacen faltan técnicas y elementos más complejos para mantener unos niveles de temperatura aceptables.

Tubos de calor, un componente básico para enfriar el móvil desde hace muchos años

Heat Pipe

Los análisis internos del Sony Xperia XZ5 ya nos dejaron entrever un componente que hoy en día es muy importante en la mayoría de móviles de gama alta. Hablamos de las 'heat pipe', unos tubos de calor o [tubos de termosifón bifásico](termosifón bifásico) que ayudan al móvil a que los componentes funcionen correctamente y no sufran de las altas temperaturas.

Estos tubos de calor también se encontraban en dispositivos como los Lumia 950 y 950 XL. Es un componente muy habitual en portátiles y PCs y que inevitablemente en los últimos años ha llegado al mundo de los smartphones. Tenemos un conducto de metal dentro del cual hay un líquido encargado de disipar el calor. El líquido pasa a estado gaseoso al recibir la energía del calentamiento y entonces se desplaza hasta una zona, normalmente de magnesio, donde se enfría de nuevo.

Los tubos termosifón bifásico o 'heat pipes' son un componente cada vez más habitual en el interior de los smartphones. Y son claves para disipar correctamente el calor producido por el procesador.
Heat Pipe Vs Cooler

Los tubos de calor han ido aumentando de tamaño progresivamente y en algunos dispositivos como los que veremos luego, ocupan un tamaño considerable.

Otro elemento para disipar el calor que también se utiliza en móviles es la pasta térmica. Esta se utiliza debido a su alta conductividad térmica. Sirve como elemento intermediario y se utiliza para trasladar el calor de un componente a otro, generalmente del procesador al disipador.

Imprescindible en móviles gaming, pero muy habitual en la gama alta

S7 Refrigeracion

Con el Samsung Galaxy S7, el fabricante surcoreano ya nos dejó ver una infografía donde se detallaba el sistema de refrigeración del móvil de gama alta. Encontramos un tubo de calor, sobre varias placas de grafito. Un material que empresas como Fujitsu ya recomendaron utilizar para crear sistemas de refrigeración eficientes en móviles. Estas placas no consumen energía y tienen grosores inferiores a un milímetro.

Heat Pipe

En los nuevos dispositivos se ha seguido apostando por estos tubos de calor. Los tamaños y la colocación cambian de uno a otro. En declaraciones de Samsung a Digitimes, se mantendrá la apuesta por estos tubos de calor en contraposición con cámaras de vapor. Esta última una solución más eficiente pero que requiere de más espacio interno, algo que en esta tendencia de móviles cada vez más delgado es difícil de lograr.

Donde sí parece que tenemos cambios en la estructura interna es con estos móviles gaming, los cuales apuestan por un sistema de refrigeración diferente. Vamos a ver cuál es la apuesta de los móviles de Razer, Nubia, Xiaomi o ASUS en refrigeración.

Razer Phone: la solución clásica

En este vídeo producido por JerryRigEverything vemos los componentes internos del Razer Phone, donde destaca un gran tubo de calor que ocupa parte de la mitad inferior del dispositivo. También encontramos una lámina de cobre que ayuda en la gestión del calor.

Al contrario que el resto de terminales gaming, el Razer Phone apuesta por un sistema tradicional de refrigeración, aunque se nota que estos componentes han sido elegidos para realizar el mejor trabajo posible.

Nubia: disipación con ventiladores

Heat Nubia

El Nubia Red Magic es otro de los denominados móviles gaming. En este caso, además de una placa central de cobre nos encontramos con cuatro ventiladores colocados en cada esquina del móvil.

La idea es que el calor generado se expande hacia los laterales del móvil y gracias a los ventiladores el viento sale del dispositivo y no logra calentar la cubierta trasera. No hemos podido probar de primera mano este sistema, pero es un mecanismo interesante que en un futuro podríamos ver en otros modelos.

Xiaomi Black Shark: refrigeración líquida

Water Cooling

Una de las claves del Xiaomi Black Shark es su sistema de refrigeración líquida. Tenemos una zona de 6000 mm2 que promete enfriar la CPU hasta ocho grados y es un 20% más eficiente que los tubos estándar de enfriamiento que hemos estado nombrando hasta ahora.

Este sistema de disipación no solo enfría más rápido, también permite alcanzar puntuaciones mayores en los benchmarks debido a que el procesador puede funcionar a velocidades de reloj más altas y mantenerse al máximo durante más tiempo. Según los datos del fabricante, con este sistema de refrigeración líquida se consigue mantener la CPU al máximo durante un 70% más de tiempo. Unos números que entendemos se compararán con dispositivos sin ningún tipo de refrigeración.

ASUS ROG Phone: cámara de vapor y accesorios para enfriar el móvil

Cooler Active

El último móvil gaming en ser presentado, el ASUS ROG Phone, también introduce su propio sistema de refrigeración. En este caso tenemos una cámara de vapor 3D que sin incrementar en exceso el grosor del dispositivo, permite que el calor fluya por el interior del móvil.

Encontramos una placa de cobre de 1mm que se extiende por toda la superficie para evaporar el calor, ocupa un área hasta 16 veces mayor que los tubos de calor tradicionales y ofrece un 60% de mayor rendimiento. Pero lo más interesante es un módulo externo 'AeroActive Cooler' que se acopla como una pinza en la parte trasera. Un pequeño ventilador para aportar una refrigeración extra al dispositivo.

A través del software podemos ver la temperatura del procesador del ROG Phone y en el momento que queramos podemos ajustar la ventilación en tres grados distintos. Pequeños añadidos que ejemplifican la importancia de mantener frío los dispositivos móviles, sobre todo en aquellos casos donde el rendimiento del dispositivo es uno de sus puntos más importantes.

En Xataka Móvil | 11 consejos para proteger el móvil del calor excesivo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio