Orange y Vodafone planean fusionar su red móvil en España, según Expansión

Orange y Vodafone planean fusionar su red móvil en España, según Expansión
11 comentarios

Que los operadores están tratando de reducir costes a marchas forzadas no es ningún secreto. La mejor prueba de ello es el ERE que ha puesto sobre la mesa Orange, pero existen muchos otros "caminos", como por ejemplo, la apuesta por el canal digital que tan bien le está yendo a Vodafone. Precisamente estos dos operadores están explorando otra vía que también les permitiría ahorrar mucho dinero: compartir o fusionar su red móvil.

Según explica Expansión, Vodafone y Orange están estudiando la posibilidad de fusionar casi por completo sus redes móviles en España; además, ese acuerdo incluiría la creación de una filial al 50% agrupando a los empleados que trabajan en ellas. La idea, en definitiva, es ampliar el acuerdo de 2019 y extenderlo a las grandes ciudades.

Una alianza que crece con el tiempo

Orange Vodafone 02

La relación entre Orange y Vodafone viene de lejos. En 2006, llegaron a un acuerdo de compartición activa de redes móviles que se renovó unos años después y que incluía localidades entre 1.000 y 25.000 habitantes. En 2019, ambas compañías ampliaron esa alianza y extendieron las anteriores áreas de compartición a ciudades de hasta 175.000 habitantes.

Ahora, Expansión asegura que Orange y Vodafone han comenzado a estudiar la posibilidad de una gran alianza que amplíe ese acuerdo de 2019, de manera que esa red única que actualmente tienen en poblaciones de menos de 175.000 habitantes se extendería a grandes ciudades como Madrid y Barcelona.

Al igual que en 2019, no sólo se llevaría a cabo una integración de las torres (infraestructura pasiva), sino también una integración de los equipos de radio (red activa), de manera que dejarían un solo equipo de radio en cada torre en vez de dos para radiar las frecuencias de Orange y de Vodafone a la vez y de dar servicio a los clientes de ambos. Actualmente, Vodafone tiene unos 20.000 sites o torres en España y Orange unos 18.000; en total, unos 38.000.

La integración de ambas redes –tanto en la parte pasiva como activa– culminaría en una única red móvil para Vodafone y Orange, pero con algunas excepciones. Expansión explica que se mantendrían redes separadas en algunas zonas de las grandes ciudades donde exista, por ejemplo, alguna instalación de importancia crítica o zonas de altísimo tráfico móvil donde los equipos deban seguir siendo duplicados para atender el enorme volumen de datos (áreas comerciales y de negocios, como la Castellana o la Diagonal).

Además, los dos operadores estarían barajando la creación de una empresa conjunta que agrupe a una parte de las plantillas que se ocupa de gestionar esas redes (unos 1.500 empleados en total). Esa entidad se convertiría en una empresa independiente de servicios (ServiceCo) que daría soporte a las dos compañías reuniendo muchos de los servicios ligados a la red, como ingeniería y diseño, despliegue de redes, control de calidad, mantenimiento de campo, etc.

En Xataka Móvil nos hemos puesto en contacto con los dos operadores, pero Vodafone no hace comentarios al respecto y Orange niega la información

En cualquier caso, citando a fuentes del sector, Expansión asegura que las conversaciones están aún en una fase temprana y los contactos entre los dos operadores se han ido ralentizando hasta suspenderse por completo temporalmente a medida que se aproxima la subasta de 700 MHz. En Xataka Móvil nos hemos puesto en contacto con los dos operadores, pero Vodafone no hace comentarios al respecto y Orange niega la información.

Qué supondría esta "fusión"

Ceo Orange
Jean-François Fallacher, CEO de Orange España

Antes de nada, hay que tener en cuenta que, como bien explica Expansión, los plazos para implementar estos acuerdos son largos y, de efectuarse, "no se espera que se puedan poner en marcha antes de 2022". Primero tendrían que obtener las autorizaciones regulatorias -CNMC incluida- y llegar a un acuerdo con los representantes de los trabajadores dentro del proceso de creación de la ServiceCo.

Con esa premisa en mente, este potencial acuerdo tendría una doble consecuencia: por un lado, afectaría a las redes físicas de telefonía móvil, y por otro, a una parte de los trabajadores que se ocupan de ellas. Si la red es común, es lógico que la mayoría del equipo que la gestione sea común.

Ceo Vodafone
Colman Deegan, CEO de Vodafone España

Con ello, Vodafone y Orange estarían tratando de reducir los costes sin someterse a las dificultades en cuanto a regulación que tendría la fusión de ambas compañías con la integración de las sociedades jurídicas de cada una de las filiales en nuestro país. Es decir, este proyecto tendría una parte de las ventajas y ahorros de costes de una fusión -algo fundamental en la situación actual del sector-, pero con un camino regulatorio más fácil que una integración total.

Este acuerdo tendría una parte de las ventajas y ahorros de costes de una fusión -algo fundamental en la situación actual del sector-, pero con un camino regulatorio más fácil

Al no tratarse de una fusión, por tanto, no tendría mayores consecuencias para los clientes, que, por supuesto, no verían modificadas sus tarifas por este asunto ni serían migrados de Vodafone a Orange o viceversa. Hablamos, simplemente -y con la complejidad que ello entraña- de un acuerdo de compartición de redes como tantos otros. En cualquier caso, desde Expansión afirman que se trata de un acuerdo muy ambicioso y difícil que podría llegar a abortarse o a reducir su alcance.

Vía | Expansión

Temas
Inicio