Compartir
Publicidad
¿Sustituir una conexión fija por 4G? Ponemos a prueba el 4G en casa de Orange
Orange

¿Sustituir una conexión fija por 4G? Ponemos a prueba el 4G en casa de Orange

Publicidad
Publicidad

El 4G está en plena expansión en España. Los primeros despliegues comenzaron a principios del verano de 2013 y ahora los operadores se encuentran inmersos en el despliegue en la banda de los 800 MHz, la que nos promete una mejor cobertura y mayor velocidad gracias al carrier agregation.

Pero el 4G además de ofrecernos mayores velocidades de navegación en el móvil, velocidades que tampoco es que fuesen malas sin ello, puede tener otra gran utilidad: sustituir líneas fijas. El reto no es sencillo, según para que tipo de usuarios puede ser prácticamente imposible, pero nos hemos propuesto probarlo, vivir todo un mes con el 4G como única conexión para el hogar.

Orange 4G en casa, equipamiento

Orange es uno de los pocos operadores que ha decidido exprimir al máximo su red 4G, con un producto que usa la red móvil para tratar de sustituir a una conexión fija accesible por cualquiera. Para ello, además de la oferta de Amena, también cuentan con 4G en casa, una tarifa con 35 gigas a máxima velocidad por 34.95 euros al mes o 29.95 euros para clientes de ciertas tarifas móviles.

Actualmente la contratación de la tarifa va ligada imprescindiblemente a la adquisición del router Huawei E5180, que se recibe de manera gratuita pero con un año de permanencia en la tarifa. El router tiene una ranura microSIM para insertar la tarjeta del operador, y como la categoría del módem es la 4 permite conexiones con hasta 150 megas de descarga.

El equipo proporcionado permite la conexión simultánea de hasta 32 equipos a la red WiFi que crea, con un alcance teórico de hasta 250 metros, algo muy optimista por parte de Huawei. El router tiene un gran botón superior, que con una pulsación corta apaga y enciende un halo azul y con una pulsación larga lo enciende o apaga. En la parte frontal cuenta con dos indicadores de LED, de cobertura y red WiFi.

En términos generales el router elegido por Orange parece correcto, suficientes conexiones permitidas, un puerto para conectar por cable de red cualquier dispositivo y un puerto RJ11 sin uso, que podría ser aprovechado algún día para conectar un teléfono fijo. La pega que siempre le saco a estos dispositivos es que necesariamente tienen que estar conectados a la electricidad para funcionar. Con lo cómodos que son los MiFis.

Instalación y uso: no tiene ningún misterio

Visto el equipo que nos envía Orange al contratar su 4G en casa toca ponernos a la tarea de dejar todo funcionando, y la verdad es que el proceso es muy sencillo. Basta con poner la microSIM en la ranura que tiene el router en su base y encender el router para conectarse. No hay más misterio.

Router Abajo

En la misma base encontraremos los datos necesarios para conectarnos a la red WiFi generada por el router, el nombre de la red y su contraseña, algo innecesario en caso de querer conectarnos mediante cable. Y no hay más configuración que hacer, ni APNs ni nada porque el router ya viene configurado para meter la SIM y empezar a navegar.

Experiencia de uso: prueba superada

Todo listo. Pondré el router del 4G en casa en la habitación que uso como oficina en casa, donde también tengo una Xbox 360 para echar unos Fifas online cuando se saca un rato, aunque el router se vendrá conmigo en algún que otro viaje para ponerlo a prueba en distintas ubicaciones.

Navegación y streaming como con una conexión fija

Para lo primero que pruebo la conexión es para trabajar. Navegación como la que cualquiera puede hacer (webs de más y menos peso, algún vídeo pero poca descarga intensiva) y obviamente aquí el router no puede presentar ningún problema, su respuesta es la esperada, correcta. Ya que veo que trabajando responde le pongo más trabajo, streaming y juegos online.

Era de esperar que superase con nota la prueba de navegación y streaming, pero también lo ha hecho con los juegos online

Soy muy aficionado a tener al lado de la pantalla del equipo de trabajo un iPad con Yomvi abierto casi todo el día, ya sea para ver televisión en directo o programas bajo demanda. Y aunque quizás la carga inicial de las emisiones es algo más lenta que con mi conexión fija (300 megas de fibra) una vez iniciado el vídeo no tengo problemas. También he usado el router para seguir más de una conferencia y sin problemas.

Al final que esta conexión me valga para trabajar o ver vídeos en streaming es algo que entraba dentro de las quinielas. Aunque mi cobertura no es la mejor (me llega 4G aunque no con demasiada intensidad) hasta ahora no he tenido problemas pero, ¿y jugar online? En este tipo de usos ya no solo exigen velocidad, exigen un ping bastante bajo para la comunicación con otros jugadores.

Jugar online, el ping no es problema

Así que saco un rato para ya puestos probar el nuevo Fifa 16. La consola se inicia perfectamente, carga los contenidos online que se muestran en el primer menú a la misma velocidad que la conexión fija, pero el reto llega al empezar el primer partido. Cero problemas para jugar un partido, y otro, y otro, que ya sabemos que es difícil conectarse y echar un solo partido.

Y hasta aquí los usos más habituales que cualquiera podría hacer. He trabajado y navegado con normalidad, he seguido dándole caña al streaming sin problemas y he podido jugar online sin poder echarle la culpa de los partidos perdidos a mi conexión. Pero obviamente, el 4G en casa de Orange tiene puntos a mejorar, y en principal os lo estaréis imaginando de sobra.

Inconvenientes a tener en cuenta

Este producto ha demostrado ser muy útil para todos mis usos habituales, pero es que si voy al área de gestión del router veo que he superado los 60 gigas en un mes, cuando la tarifa incluye 35 gigas. Yo no he tenido problemas, porque Orange no nos ha puesto ese límite en nuestro caso para poder analizar con tranquilidad su conexión, pero si no fuese así a mitad de mes habría visto como la conexión habría bajado a 64 kbps, con lo que los posibles usos se habrían limitado a una navegación básico. Adiós streaming o juegos online.

Tests de velocidad

Además en mi caso no he tenido problemas con la cobertura. Mi conexión ha oscilado habitualmente entre los 20 y 30 megas de descarga, con picos superiores a los 40 megas cuando me lo llevé unos días a Santander, mientras que el ping rara vez ha superado los 50 milisegundos, pero usarlo en grandes ciudades es lo que tiene.

La velocidad y el ping no será un problema en ciudades de cierto tamaño, aunque he de añadir que la velocidad puede variar según la hora del día según la saturación de la antena que nos de cobertura, pero el 4G en casa de Orange es totalmente dependiente de la cobertura. Ya no es solo cuestión de ver un mapa de cobertura, también tocará buscar la ubicación ideal dentro de casa, ya que puede haber diferencias muy importantes de rendimiento según donde lo ubiquemos.

Conclusiones: válido para muchos, no para heavy users

Tras más de un mes de uso del 4G en casa de Orange puedo sacar conclusiones muy claras. Sustituir una conexión fija por este tipo de producto es totalmente posible para quien disponga de una buena cobertura y no sea un heavy user, que se pase el día entero tirando de streaming, descargas o juegos online.

Según Orange, más del 50% de los usuarios de ADSL no superan los 10 gigas de tráfico al mes, por lo que los que cuenten con cobertura 4G podrían pensar en pasarse a esta opción, teniendo en cuenta además que puede ofrecer mejor que conexión que muchos ADSL. Además hay otro punto ventajoso a tener en cuenta, la movilidad, ya que nos podemos llevar el router con nosotros allá donde queramos, y haya cobertura, aunque siempre quedará la espinita clavada de contar con un router con batería.

Válido para muchos usuarios, Orange debería trabajar en ofrecer distintos bonos de datos y un producto sin permanencia

Pero claro, si la cobertura no te acompaña este producto no es para ti, y tampoco lo será si eres uno de esos llamados heavy users. Es probable que la conexión aguante tu uso, pero el problema es el límite de tráfico. Aquí es donde debería trabajar Orange, en ampliar su oferta con nuevas tarifas de mayor capacidad o por lo menos ofrecer bonos adicionales a la tarifa ya existente. Y por supuesto, también podrían ofrecer el producto sin permanencia y que cada uno se busque su router o que lo ofrezcan mediante un pago único.

El resumen es ese. El 4G en casa de Orange es un producto conveniente para quien no está todo el día descargando, con el streaming o con juegos online, y además puede suponer un ahorro frente a las conexiones fijas. Para los más exigentes habrá que esperar a ofertas con más tráfico. Pero podemos decir que en el cómputo global el 4G en casa de Orange ha superado la prueba, siendo capaz de sustituir una conexión fija, a falta de más tráfico.

En Xataka Móvil | Vodafone tiene la red 4G más rápida en España y Orange la más extensa, según OpenSignal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio