Compartir
Publicidad
El Honor 8 Pro es el flagship que Honor necesitaba
Otras

El Honor 8 Pro es el flagship que Honor necesitaba

Publicidad
Publicidad

En un mundo tecnológico como el actual en que casi todos los focos apuntan a gigantes como Samsung o Apple, hay otro fabricante empeñado en llegar a liderar el sector de los smartphones. Se trata de Huawei, con una más que loable fecha tope para lograr su objetivo como es 2020, y que está logrando ascender tanto en ventas como en reputación apoyándose a su vez en Honor, su segunda marca que ya no lo es tanto, pues inicia su camino en solitario.

Ayer, curiosamente, se produjo algo que no había ocurrido hasta el momento, un detalle que evidencia la emancipación de una marca que ensombreció a su "madre". Se presentó el Honor 8 Pro, un terminal que seguía la línea del Honor 8 del pasado verano pero que lograba acorralar a dos modelos en concreto: al Huawei Mate 9 y al Huawei P10 Plus. ¿Cómo? Ofreciendo un hardware más potente con el mismo nivel de diseño y a un precio inferior.

Kirin está lejos de ganar

Cuando nos referimos al salto de calidad que se produjo con la llegada del Kirin 960, el último procesador fabricado por Huawei, lo hacemos siendo conscientes de que el techo del mercado de los semiconductores está aún lejos para el fabricante chino. El Apple A10, el Exynos 8895 o el Snapdragon 835 vuelan aún demasiado alto, pero la llegada de este Kirin 960 ha potenciado la competitividad de los terminales de Huawei y Honor.

El salto de calidad en el apartado gráfico ha producido ya varios terminales, y uno de ellos se ha despegado en la carrera por liderar el catálogo de uno de los dos fabricantes enfrascados en esta lucha fratricida. El Honor 8 Pro ha elegido el mismo chip que sus hermanos pero pone más memoria RAM a su servicio, poniendo al resto del catálogo en un brete. La decisión en este caso parece clara.

Honor se ha atrevido a reforzar mejor el Kirin 960 que sus hermanos de Huawei, el chip cuenta con un 50% más de RAM a su servicio

No es la primera competencia que vemos de este tipo en el mercado. Los ZTE y los Nubia compiten entre sí, especializándose en audio y fotografía pero sin llegar a despegarse aún entre ellos, manteniendo un nivel alto y un espíritu de concordia que no parece, por ahora, estar afectando a sus ventas. También está el caso de BBK, un gigante "encubierto" cuyas marcas Vivo, Oppo y OnePlus compiten entre sí aunque de una forma menos explícita.

La carta fotográfica

Camara

El Honor 8 Pro es el Honor que Honor necesitaba, como reza este título, porque sirve a la marca recién llegada para, a falta de un análisis exhaustivo, hacer sombra a los mejores especímenes del catálogo de Huawei. Conociendo el interior de los tres terminales mencionados resulta difícil posicionarse del lado de otro que no sea el 8 Pro, aunque Huawei se ha guardado una carta en la manga, la carta de la fotografía.

La calidad fotográfica del Huawei P10 Plus está lejos de toda duda, y es superior a la del Honor 8 Pro pero, ¿es tan superior?

Las dobles lentes debutaron en el catálogo de Huawei de la mano del Huawei P9 el pasado año, y ese mismo ejercicio las vimos llegar a bordo del Honor 8. Pero en Huawei siempre se han cuidado de mantener la calidad de las lentes y los sensores un nivel por encima en su marca principal. Los Honor, también aprovechando eso para ser más competitivos en precio, han tenido las mismas funciones aunque con un resultado menor.

Con el Honor 8 Pro ha vuelto a ocurrir. Tenemos una doble lente de 12 megapíxeles sin rastro de Leica y alejada de la pareja de 20 y 12 megapíxeles del Huawei P10 Plus. Pero en compensación tendremos un teléfono que se venderá, de partida, por 150 euros menos en España, y por cantidades similares en distintas regiones. La diferencia fotográfica en este sentido puede jugar a favor de Honor, que se permite ser más competitivo y que además crece donde Huawei dice no querer hacerlo, en la memoria.

Cruzando el límite de los 4GB de RAM

Huawei

No hace mucho, Huawei decía que 4GB eran más que suficientes, que todo lo que excediese de dicha cifra era, automáticamente, un desperdicio. Fue lo que propició que los Huawei P10 y P10 Plus aterrizasen con dicha cifra de memoria, y lo que ha permitido a Honor despegarse con los 6GB de RAM en el Honor 8 Pro. Un detalle a tener en cuenta.

Los 4GB de Huawei son "más que suficientes", y para mejorar eso tenemos los 6GB de RAM del Honor 8 Pro

Salvo la cámara, todo en el Honor 8 Pro iguala o mejora a lo que podemos encontrar en el Huawei P10 Plus. Dos líderes de gama cuya disputa cae del lado del más nuevo, y con el apoyo de una diferencia en precio que puede hacer incluso más sangre. No cabe duda de que Honor necesitaba un dispositivo así, que representase un puñetazo en la mesa para comenzar a demostrar que quieren hacer algo grande: el Honor 8 Pro es ese dispositivo.

La pelota ahora está en el tejado de Huawei, que debe hacer algo grande con el futuro Huawei Mate 10 si quiere volver a recuperar el liderato de su propio catálogo. Tiene varios meses para hacerlo, confiemos en que reaccionen. Sobre todo porque esta competición interna tiene un claro beneficiado: el usuario.

En Xataka Móvil | Éste es el Honor 8 Pro, lo enfrentamos contra el Huawei Mate 9 y el Huawei P10 Plus

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos