Publicidad

El Galaxy S8 tendrá un Snapdragon 835 o un Exynos 8895, ¿qué cambia de uno a otro?
Samsung

El Galaxy S8 tendrá un Snapdragon 835 o un Exynos 8895, ¿qué cambia de uno a otro?

Publicidad

Publicidad

Samsung no es precisamente nuevo en materia de procesadores, y usa tanto los Exynos de fabricación propia como modelos de Qualcomm (algunos los fabrica él) o de Spreadtrum, aunque estos últimos empieza ya a olvidarlos. Otra cosa es que hace es emplear dos chips distintos en sus gamas altas, principalmente en la línea S. Así, desde hace varias versiones vemos chips Exynos y Qualcomm a bordo de los S6, S7 y ahora también del Galaxy S8.

Podríamos hablar de capacidades de producción o de decisiones estratégicas, pero lo cierto es que todo es una cuestión de conectividad. Las operadoras móviles de todo el mundo poseen bandas tan distintas entre sí que no hay, por ahora, procesador que pueda con todas. De modo que el parque de Samsung se reparte entre países que reciben Exynos y países que reciben chips Snapdragon. Ya conocemos los modelos para el S8, así que es hora de enfrentarlos para ver qué cambia de una generación a otra. ¿Nos acompañáis?

Qualcomm, madre de dragones

Snapdragon 835

Fue la primera comparativa que quedó clara, y fue en el CES de Las Vegas. Qualcomm desveló finalmente el Snapdragon 835 que tenía retenido pero que se escapaba entre las rendijas en forma de rumores de peso y filtraciones. El nuevo chip de los norteamericanos, en una pseudoexclusiva temporal con Samsung, veía la luz y ya podíamos ponerlo frente al Snapdragon 820.

El 820 fue el chip del Samsung Galaxy S7 y el de su hermano mayor y curvo, el S7 Edge. El Snapdragon 835 será el procesador que monte el Samsung Galaxy S8, y el Galaxy S8 Plus hará lo propio. Ya veremos a qué países llegan estos modelos con chips de Qualcomm pero por ahora nos limitaremos a ver el salto de una generación a la siguiente, pasando por encima del evidente avance en cuanto al número de núcleos.

El Snapdragon 835 llega presentando ocho núcleos a 2,45GHz, suponiendo un avance frente a los cuatro núcleos a 2,2GHz del modelo del año pasado. Las velocidades mínimas serán de 1,9GHz frente a 1,6GHz. Las tecnologías también varían, pues tendremos núcleos Kryo en ambos casos (Kryo 280 para el Galaxy S8) pero la GPU cambia. La Adreno 540 aparece en escena y eleva algo la velocidad de reloj. Habrá más potencia gráfica.

Si la potencia de procesamiento crece, la potencia gráfica también lo hace

Con el procesador del Samsung Galaxy S8 tendremos también otra ventaja y es la de la compatibilidad con Daydream, la realidad virtual nativa de Google. Ya se introdujo con el Snapdragon 821 pero el 820, el chip del Samsung Galaxy S7, se ha quedado fuera de esto salvo que Google haga algunos ajustes que, por el momento, parece que no va a hacer. Cuestión de potencia del propio chip, claro.

La potencia gráfica crece con el avance en la GPU que comentamos antes, pero podemos traducirla a cifras más comprensibles. Qualcomm promete renderizar los gráficos un 25% más rápido y soportar grabaciones de vídeo 4K de hasta 60 fotogramas por segundo. El Galaxy S8 no las disfrutará en su propia pantalla, al ser 2K, pero podría hacerlo a través de un dock. ¿Tendremos dock? Ya veremos.

Vídeo 4K hasta 60 frames por segundo. Un buen avance, pero es más notorio en los Exynos

Hay otros cambios, como el soporte para cámaras duales de hasta 32 megapíxeles, pero el que nos interesa es el cambio en su modem. El Samsung Galaxy S7 era compatible con LTE categoría 12 mientras que el Galaxy S8 alcanza el LTE categoría 16. Esto se traduce en que podremos conectarnos a redes de hasta 1Gpbs. También es cierto que por ahora no las hay, pero las habrá.

No queremos dejar pasar el hecho de que llegamos a los 10 nanómetros, la gestión de la energía debe mejorar y obtener más autonomía. Y ahora, si os parece, os dejamos una tabla con la comparativa del 835 y el 820. Los dos chips que representan a ambas generaciones. Galaxy S8 frente a Galaxy S7, 2016 frente a 2017. Después pasaremos a los Exynos, donde también hay tela que cortar.

Snapdragon 835

Snapdragon 820

Configuración

8 núcleos Kryo 4x4

4 núcleos Kryo 2x2

CPU

4 x Kryo a 2,45 GHz
4 x Kryo a 1,9GHz

2 x Kryo a 2,20 GHz
2 x Kryo a 1,6GHz

GPU

Adreno 540 a 650 MHz

Adreno 530 a 626 MHz

Fabricación

10 nanómetros FinFET

14 nanómetros FinFET

Memoria

LPDDR4 a 1866 MHz

LPDDR4 a 1866 MHz

Conectividad

LTE categorías 16

LTE categorías 12/13

Los procesadores de la casa

Exynos 9

Llegamos a los Exynos, al procesador que suele pisar Europa y que en esta ocasión estrenará nueva línea dentro del catálogo de Samsung. El pasado año tuvimos el Exynos 8890, el chip que no sólo estuvo dentro de los S7 sino que también llegó dentro del fallido Note 7. Ahora se estrena la serie 9 con el Exynos 8895, que finalmente mantiene el nombre que se rumoreaba pero que, a efectos de marketing, avanza hacia el futuro.

Con datos más o menos fiables, el Exynos 8895 ha ido dejando pistas de su existencia desde hace ya algunos meses. Relaciones estrechas con el deep learning y la inteligencia artificial, un mejor desempeño en cuanto a la realidad virtual y, sobre todo, los 10 nanómetros de construcción que ya se han confirmado oficialmente. El Exynos 8895 ha de ser más eficiente a nivel energético, pero hay más cambios.

Samsung ha repetido la construcción de ocho núcleos, de nuevo con un grupo de cuatro núcleos más potente con diseño propio, los Exynos M2, y otro grupo menos potente con núcleos Cortex A53. Los núcleos del procesador que llegará en el Galaxy S8 se mueven a 2,5GHz y 1,7GHz, mientras que los del Galaxy S7 se quedan en 2,3GHz y 1,6GHz, y también con núcleos M1. La diferencia es que los M1 están basados en Cortex A72 mientras que los M2 están basados en Cortex A73.

La GPU es muy importante en un procesador, y en el salto a Exynos 9 pasamos de 12 a 20 núcleos de renderización

En la GPU también habrá cambios, y es que saltamos de la Mali T880 MP12 con doce núcleos a la Mali G71 MP20. No sólo avanzamos en versión sino también en potencia gráfica. De doce a veinte núcleos al servicio del desempeño gráfico del Samsung Galaxy S8, un salto notable que habrá que ver cómo se plasma en rendimiento bruto. Ya llegarán los benchmarks para mostrar de qué es capaz el nuevo chip.

Decíamos que los 10 nanómetros importaban en el Snapdragon 835 y también lo hacen aquí, en el nuevo Exynos 8895. Hablamos de un ahorro energético de un 40% con respecto al Snapdragon 821, y de un desempeño en potencia un 27% mayor. Son cifras de Samsung, por supuesto, y habrá que ponerlas a prueba.

Rendimiento

Del LTE categoría 12 y categoría 13 del Exynos 8890 también pasamos a un LTE categoría 16. Al igual que en la versión con Qualcomm, podremos conectarnos a redes de hasta 1Gpps de velocidad, lo que nos será útil en el futuro, ya veremos cuándo. Por cierto, el procesador del Samsung Galaxy S8 ahora soportará cámaras duales de hasta 28 megapíxeles. Un nuevo paso adelante.

Lo comentábamos antes y aquí está, el Exynos 8895 podrá grabar vídeo 4K a 120fps

¿Dónde radicará entonces la verdadera potencia de este Exynos 8895? En el apartado fotográfico, pero no en los megapíxeles sino en el vídeo. Samsung afirma ser capaz de mover imágenes 4K a 120 frames por segundo, cámara lenta 4K y con una unidad de proceso dedicada únicamente a seguir objetos en movimiento, la Vision Proccesing Unit o VPU. Cerramos con una tabla, como hicimos en la comparativa de los Qualcomm.

Exynos 8895

Exynos 8890

Configuración

8 núcleos 4x4

8 núcleos 4x4

CPU

4 x M2 a 2,5 GHz
4 x Cortex A53 a 1,7GHz

4 x M1 a 2,3 GHz
4 x Cortex A53 a 1,6GHz

GPU

Mali G71 MP20

Mali T880 MP12

Fabricación

10 nanómetros FinFET

14 nanómetros FinFET

Memoria

LPDDR4 a 1866 MHz

LPDDR4 a 1866 MHz

Conectividad

LTE categorías 16

LTE categorías 12/13

En Xataka Móvil | Enfrentamos a los procesadores de las gamas altas de 2016: Snapdragon, Exynos y compañía

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir