Compartir
Publicidad
Publicidad
Samsung Galaxy J5 2017, análisis: la gama básica de Samsung se hace metalera
Samsung

Samsung Galaxy J5 2017, análisis: la gama básica de Samsung se hace metalera

Publicidad
Publicidad

Samsung no sólo es líder del mercado de smartphones porque sus puntas de lanza se encuentren cada año entre los más potentes de la generación correspondiente; lo es también porque sus gamas medias y gamas de entrada venden muchísimo. Como el casi todos los fabricantes (hay excepciones), son las que "tiran del carro", como es el caso de este Galaxy J5 2017 que tenemos entre manos.

Un móvil de gama media/de entrada, ideal para las operadoras que buscan colocar sus tarifas ofreciendo terminales como añadido, y para quienes no quieren gastar demasiado dinero porque no necesitan un teléfono de última generación. El Galaxy J5 2017 está diseñado, como todas las gamas medias, para ser un superventas y el tiempo nos dirá si lo logra, pero por ahora empezaremos la casa por los cimientos, con este análisis en profundidad al que lo hemos sometido. Comencemos con el análisis del Samsung Galaxy J5 2017, ¿os apuntáis?

Samsung Galaxy J5 2017, equilibrado y con ventajas subjetivas

Antes de meternos en el análisis propiamente dicho, echemos un vistazo bajo el capó de este Galaxy J5 2017, la nueva generación de gamas medias de un fabricante que con el paso de los años ha ido colocando en el mercado teléfonos más solventes a precios más ajustados. ¿Qué es lo que tiene que ofrecernos ahora? Aquí están las especificaciones en bruto, las comentaremos más adelante.

Pantalla
Super AMOLED
5,2 pulgadas HD (282ppp)
Procesador
Exynos 7870 de ocho núcleos a 1,6GHz
GPU Mali T-830 MP1
RAM
2GB
Memoria
16GB, más microSD
OS
Android 7.0 Nougat bajo Samsung Experience 8.1 (Touchwiz)
Batería
3.000 mAh con carga rápida
Cámara trasera
13 megapíxeles f/1.7, flash LED
Cámara frontal
13 megapíxeles f/1.9
Conectividad
LTE, WiFi, Bluetooth, NFC, radio FM, lector de huellas, USB 2.0
Dimensiones
146.2 x 71.3 x 8 milímetros y 160 gramos
Precio
235 euros

Bienvenidos a la era del metal

La trasera del Galaxy J5 2017

Con Samsung ocurre que cada cambio de diseño, cada cambio del llamado "factor forma" de sus teléfonos afecta a todas las familias por igual, o a casi todas. Por lo que pasado cierto tiempo desde un giro de timón, todos los teléfonos de su catálogo se parecen entre sí. Hasta el punto en que ha habido generaciones prácticamente plagadas de clones. No ocurre sólo aquí, también le pasa a Xiaomi, a Huawei, a Motorola. Aunque lo correcto quizá sea decir Lenovo. Sea como fuere, este Galaxy J5 no es distinto, aunque sí lo es. Veamos.

Visto un Galaxy de frente, vistos todos o casi todos. Así que no extraña que encontremos aquí un frontal 100% Samsung con la cámara frontal sobre la pantalla, en un lateral para dejar espacio al sensor lumínico y de proximidad y al logotipo de la marca, centrado. O que en la parte inferior tengamos el ya clásico botón Home, con su lector de huellas integrado, y flanqueado por los botones hápticos de control del sistema. Todo ello, como decimos, con sus 5,2 pulgadas de pantalla perfectamente centrados. En Samsung saben de simetría.

El Galaxy J5 aún no aborda el agresivo diseño de los S8 pero ya muestra avances hacia el futuro de la línea, como el abandono del policarbonato en beneficio del metal.

Llega el momento de dar la vuelta al Galaxy J5 2017 y aquí nos encontramos a la principal diferencia en diseño de los J frente a los modelos anteriores. Frente a los J5 del pasado año, a la serie J en general hasta ahora. El policarbonato, tan denostado en tantas ocasiones, ha desaparecido. Ahora tenemos entre manos un teléfono metálico, sin texturas, completamente liso y que resiste bastante bien a las huellas a la par que confiere al teléfono un tacto en mano excelente y no lo convierte en resbaladizo.

La bandeja para la SIM y la microSD del Galaxy J5 2017

La trasera de este Galaxy J5 2017 es bastante clásica. Cámara centrada en la parte superior, con el flash justo debajo, logotipo de la compañía casi dos centímetros por debajo y el resto del teléfono limpio. Una limpieza sólo rota por las marcaciones CE de la parte inferior, pero apenas se distinguen. Al menos en el modelo gris oscuro casi negro que hemos probado para este análisis. En los laterales, volumen en la izquierda con la bandeja para SIM y microSD, encendido y altavoz en la derecha. Parte inferior para el microUSB 2.0 y el micrófono. Nada de USB C, pequeño error. Ya es hora de iniciar la transición a todos los niveles.

Huawei P10 Lite

Huawei P8 Lite 2017

Samsung Galaxy J5 2017

Moto G5 Plus

Pantalla

5,2 pulgadas

5,2 pulgadas

5,2 pulgadas

5,2 pulgadas

Dimensiones

146,5 x 72,0 x 7,2 mm

147,2 x 72,9 x 7,6 mm

146,2 x 71,3 x 8,0 mm

150,2 x 74,0 x 7,7 mm

Peso

146 gramos

147 gramos

160 gramos

150 gramos

El puerto microUSB del Galaxy J5 2017

Llegados a este punto, sólo queda comentar la sensación en mano de este Galaxy J5 2017 y sus dimensiones y peso, pues se trata de un terminal ergonómico con una diagonal a la poco a poco nos vamos desacostumbrando por el auge de los grandes paneles, y que no resulta precisamente ligero. Un dispositivo con 8 milímetros de grosor y con 160 gramos de peso, considerable para tratarse de sólo 5,2 pulgadas de diagonal. La comparativa con otros congéneres de diagonal la tenemos en la gráfica que corona este párrafo.

Como resumen, comentar que el Galaxy J5 2017 es cómodo, tiene un tamaño adecuado para los que buscan algo por debajo de las 5,5 pulgadas y diagonales superiores que pueblan el mercado, y su construcción lo hace pesado pero resistente. Es un móvil con "cuerpo" y que sólo tiene un gran fallo achacable a estas alturas del partido: haber perdido el tren del diseño que ya imponen líneas superiores. Hoy, con los S8 y Note 8 en la calle, el J5 2017 parece antiguo. Algo que seguramente solucionen el próximo año pero que ahora ya no tiene remedio.

¿Samsung? Entonces estamos hablando de una Super AMOLED

La pantalla del Samsung Galaxy J5 2017

Porque es lo clásico, es la tecnología que Samsung impulsa desde hace años, desde antes incluso del nacimiento de su línea Galaxy, y la que monta en prácticamente todos sus teléfonos. De ahí que la pantalla de 5,2 pulgadas HD Super AMOLED de este Galaxy J5 2017 no nos extrañe. Móvil de la casa con pantalla de la casa. Y de paso con 282 píxeles por pulgada al servicio del usuario,

Hablar de AMOLED, Super AMOLED en este caso, es hablar de brillo y de colores. Así que comencemos por el principio, por el brillo. Es bueno, con un chute extra (468 nits según PhoneArena) cuando estamos en el exterior pero que sin embargo se queda ligeramente corto en ambientes luminosos y hace que, por ejemplo, casi nos olvidemos de la pantalla a pleno sol. Una lástima pues Samsung cuenta ya con una tecnología muy competente en este sentido, pero su calidad no ha descendido hasta la serie J, por desgracia. Aun así, se trata de un excelente panel en el resto de situaciones y que nos enamorará en interiores, con un funcionamiento del ajuste automático de brillo veloz para lo que encontramos en esta gama.

El gran "pero" a esta pantalla no es la resolución, es el brillo máximo y la experiencia de uso en la calle

En cuanto a colores, la pantalla del J5 2017 llega bastante bien calibrada, saturándolo ligeramente todo como es clásico en AMOLED pero con ajustes internos para decidir qué queremos de nuestra pantalla. Elegir entre el modo Adaptativo, el modo Cine, el modo Foto o el modo Básico es cuestión de llegar a los ajustes de pantalla. O si lo deseamos, un balance de color para afinar al milímetro a nuestros gustos. Y de regalo, un modo "Filtro de luz azul" que hace la pantalla más amarillenta por si vamos a pasar largos ratos observándola a oscuras. Aunque aquí ya comentamos la posible utilidad de este tipo de sistemas.

Ajustes De Color Ajustes De Color en la configuración del Galaxy J5 2017

Pasamos al tacto, un terreno en el que Samsung tiene ya sobrada experiencia. La pantalla es suave, responde rápidamente a los toques, aunque sean leves roces, y la experiencia del cristal que cubre todo el frontal hace que no notemos los bordes de la misma ni por arriba ni por abajo. En cuanto al manejo de la misma, lo decimos siempre: echamos de menos el doble toque. Tan útil cuando está, tan añorado cuando no se presenta.

Cerramos con los ángulos de visión y éstos son excelentes. Como comentábamos, la tecnología Super AMOLED es de Samsung y Samsung sabe lo que se hace. La pantalla es visible y legible incluso estando bastante inclinada, y sólo apreciamos cambios en el contraste cuando forzamos la máquina, cuando entra en juego el cristal protector y no tanto el propio panel. Pero si queréis saber si podréis usar el teléfono sobre la mesa en cualquier posición, la respuesta es sí. ¿Y las huellas? Muy bien, sorprendentemente bien.

Rodéame a este Exynos de una gama media casi gama de entrada

El lector de huellas del Galaxy J5 2017

Este Galaxy J5 2017 es muy Samsung, y mucho Samsung. De ahí que la mano del fabricante coreano se vea en no pocas partes del teléfono. Memorias, pantallas y, por supuesto, también procesador. Un Exynos 7870 de ocho núcleos Cortex A53 y capacitado para correr a 1,6GHz como máximo. Un chip que se hace acompañar por 2GB de RAM y por 16GB de memoria interna, más la correspondiente microSD si así lo deseamos, y por el que tal vez sea el punto más débil de toda la configuración: una GPU Mali T-830 de un único núcleo. Por tanto, y para situarnos en contexto, estamos ante la versión básica del J5 2017, la que por ahora se comercializa en Europa.

Pese a ello, pese a estar ante un terminal de gama media que bordea peligrosamente el salto a la de entrada, el terminal se muestra fluido en todo momento cuando nos referimos a la interfaz. Cuando hablamos del funcionamiento de este Samsung Experience 8.1 que enmascara a Android 7.0 Nougat y que no tiene retrasos, opera correctamente con multitarea y sólo se resiente en la apertura de aplicaciones pesadas. Nada mal para un procesador con poca asistencia de memorias y con una GPU que, como decíamos, sólo cuenta con un núcleo.

No se nota la categoría del teléfono en el día a día, pero los defectos afloran cuando empezamos a probar juegos.

Es precisamente esta GPU la que impide que juegos medianamente exigentes sí operen con fluidez, por su baja potencia y por su único núcleo de renderizado que se ve superado en ocasiones. Mientras que los Candy Crush, Dots y compañía corren sin problemas, otros juegos que no deberían sobrecargar demasiado, como Clash Royale o Monument Valley, sí hacen sufrir al teléfono. Por no hablar de títulos como Asphalt, que pese a correr en resolución HD y a sólo 30 fps, descubren las costuras de un móvil que en estos momentos sí se muestra más débil de lo debido. Juegos que, además, sacan los colores a su corto almacenamiento.

Posiblemente todo se habría solucionado con un GB extra de RAM, que podemos encontrar en una opción adicional en el mercado pero no en la versión básica, la que se distribuirá, o debería distribuirse, de una forma más masiva. Pese a todo, hemos puesto a prueba este Exynos 7870 con las clásicas pruebas de rendimiento, los benchmarks más conocidos, para así evaluar su potencia bruta que, recordemos, poco tiene que ver con la experiencia de uso.

Samsung Galaxy J5 2017

Nokia 5

Xiaomi Mi 5C

ZTE Blade V8

Moto G5 Plus

Procesador

Exynos 7870

Snapdragon 430

Surge S1

Snapdragon 435

Snapdragon 625

RAM

2GB

2GB

3GB

3GB

3GB

AnTuTu

45.710

45.099

46.098

45.988

64.388

GeekBench (single/multi)

731/3.635

670/2.849

691/2.331

656/2.570

827/3.993

3DMark (IceStorm)

8.276

9.473

11.794

10.313

13.866

PCMark (Work 2.0)

3.871

3.259

3.872

4.978

4.828

Queda poco por comentar de la potencia y rendimiento de este Galaxy J5 2017 de Samsung, y le toca el turno al lector de huellas. Eficiente y rápido, como todos los de Samsung, aunque necesitando presionarlo para encender el teléfono. Es decir, como todos los de Samsung. La posición es bien conocida (botón Home) y ha funcionado el 100% de las veces durante las pruebas, lo que habla bien de su operatividad. Además, tendremos un chip NFC asociado por lo que le decimos hola a los pagos móviles.

En líneas generales, el Galaxy J5 se comporta bien para tratarse de un terminal de su potencia aunque no tarda en mostrar sus carencias en cuanto le apretamos más de lo debido. Si lo que buscamos es un teléfono para el día a día, para manejar redes sociales, usar aplicaciones de mensajería, jugar a algún juego poco exigente y no someterlo a un estrés excesivo, pasará las pruebas con nota. Pero hay que ser conscientes de su nivel y de qué es capaz de darnos. Aunque lo bueno es que hay una versión superior, con 3GB de RAM y 32GB de memoria, que puede darnos un extra muy interesante si nos convence todo lo demás.

Hola, Samsung Experience

Samsung Experience 8.1 sobre Nougat, el sistema del Galaxy J5 2017 Samsung Experience 8.1 sobre Nougat, el sistema del Galaxy J5 2017

Touchwiz suele incluirse entre las capas menos apreciadas porque, y esto es cierto, durante mucho tiempo supuso una carga excesiva para los teléfonos que la montaban. Samsung hizo propósito de enmienda y el último cambio fue el de su nombre: cuando llegó Samsung Experience la cosa ya era distinta. Como lo es en este Galaxy J5 2017 que, con su nivel de potencia, debía haberse arrastrado en el pasado y ahora no lo hace. Funciona con fluidez y no decepciona. Siempre hablando del sistema, claro está.

Samsung Experience llega en el J5 2017 en su versión 8.1 y enmascarando al auténtico motor del terminal, un Android 7.0 Nougat que nos permite, entre otras cosas, desinstalarlo prácticamente todo, controlar al máximo los permisos y aprovecharnos de Doze en todo su esplendor. Aunque tal vez lo más reseñable de esta instalación de Nougat en el J5 2017 es que, salvando las apps de Microsoft, no recibimos ningún tipo de bloatware con el teléfono de Samsung. Y esto, la suite de Microsoft, puede ser útil para no pocos usuarios aunque si no la queremos, bastará con desactivarla desde el propio menú.

Touchwiz, ahora Samsung Experiencia, nunca ha sido tan limpio como ahora y la mejora estética con el paso de las generaciones es evidente

Con Samsung Experience podremos configurar el escritorio para que acepte una rejilla de 5x5 en lugar de la ya clásica en Android 4x5, y el gesto de deslizar hacia arriba o hacia abajo, que permite hacer aparecer el menú de aplicaciones, nos permitirá aprovechar el espacio que antes ocupaba el icono que cumplía la misma función. Como regalo, obtendremos funciones como el modo para juegos, la posibilidad de usar el móvil a una mano o el ecualizador que permitirá personalizar la experiencia de audio, con o sin auriculares.

Solemos comentar que no todas las capas son para todos los usuarios, las hay más complejas y pesadas, más sencillas y ligeras, pero suele ser cuestión de acostumbrarse. En el caso de Samsung Experience, la curva de aprendizaje es rápida e intuitiva, incluido el leve toque prolongado que causa un efecto parecido a force touch para abrir opciones en los accesos directos. Se agradece que la capa de este J5 2017 llegue tan liviana y descargada, sobre todo sabiendo que no tenemos entre manos un teléfono muy potente.

Ha llegado el momento de hablar de la batería

Los modos de ahorro de energía del Galaxy J5 2017

Un punto que centraliza muchas quejas en torno a los teléfonos en la actualidad. Si aguantará un día de uso, si nos permitirá estar jugando hasta que el metro llegue a su destino, si podremos ver muchas películas. Todo relacionado con qué es capaz de hacer la pila interna del dispositivo, pues recordemos que este J5 2017 es unibody, y eso se traduce en que la batería se queda donde está y sólo la extrae el servicio técnico. ¿Qué tenemos entre manos? Pues 3.000 mAh para alimentar, recordemos, 5,2 pulgadas con resolución HD.

Toca decir que el rendimiento de esta batería nos ha sorprendido. Ya el pasado año se notó una mejora con respecto a la generación anterior. Por aquel entonces nos situamos en torno a las 5 horas y media de pantalla, niveles suficientes para que la gran mayoría de usuarios llegue al día de uso sin muchos problemas. En esta nueva edición, los 3.000 mAh del J5 2017 nos han dado cifras de 6 horas de pantalla. No todo es aumentar la batería sino también mejorar los consumos, y los 14 nanómetros del Exynos 7870 han ayudado mucho en esta prueba.

3.000 mAh de batería que nos darán un día de autonomía sin problemas. Miel sobre hojuelas.

En el J5 2017 tenemos carga rápida aunque tampoco es excesivamente veloz, y tardaremos unas 2 horas en cargar el teléfono por completo y desde cero. Con un cargador de 5 voltios lo haremos en 1:45 horas, y con un cargador normal sobrepasaremos las dos horas conectados al enchufe. En general, buen rendimiento para la pila y buena experiencia con esta autonomía, sobre todo si somos amigos de cargar el móvil en la mesilla de noche durante el sueño. Entonces nos ahorraremos los tiempos de carga e irá todo rodado.

Este J5 fotografía a f/1.7

Haciendo fotografías con el Samsung Galaxy J5 2017

Aterrizamos en esa parte del análisis en la que hablamos de fotografía, de qué se puede conseguir con las lentes de un Galaxy J5 2017 que hace algo que no había ocurrido hasta ahora con las gamas medias de Samsung: montar una lente con una apertura f/1.7. Hablamos de la lente trasera, la de 13 megapíxeles con flash LED, pues para la frontal Samsung ha reservado otros 13 megapíxeles f/1.9, más oscura pero igualmente luminosa. Cifras poco vistas en esta gama.

En cuanto a los resultados, toca comenzar hablando de la velocidad de enfoque y disparo. Incluso con buena luz, el Galaxy J5 2017 parece hacerlo todo más lento de la cuenta. Una lente con semejante luminosidad debería ser capaz de desenvolverse con mayor soltura pero, por extraño que parezca, no lo hace. Como enfoca algo lento, dispara en consonancia por lo que debéis tener paciencia si queréis fotografiar objetos en movimiento. Incluso a plena luz, tal vez salgan movidos. Puede que incluso se trate de un problema de software pues la cámara en ocasiones tarda también en abrir. Sea como fuere, falta velocidad.

Fotografías con el Galaxy J5 2017
Fotografías con el Galaxy J5 2017
Fotografías con el Galaxy J5 2017
Fotografías con el Galaxy J5 2017

Con buena luz, las fotografías son buenas, los bordes son nítidos y los colores se reflejan con bastante exactitud. No son adjetivos baladíes pues buena parte de las fotografías deberían hacerse en estas condiciones. Sacas la cámara, apuntas y disparas y te rodea la luz, ya sea natural o artificial. Las dificultades aparecen cuando toca tirar de rango dinámico; al enfocar zonas con sol y sombra, el teléfono tiende a sobreexponer los claros o, por el contrario, "lavar" las sombras. Estamos en una gama media y son problemas que aún no se han solucionado de forma generalizada.

"Acuarelas" con fuentes de luz y baja iluminación
Jugando con el modo Jugando con el modo "Pro" todo mejora

Toca hablar de las fotografías nocturnas, el aspecto en el que el Galaxy J5 2017 más sufre. Pese a la luminosidad de su lente, se aprecia el grano con demasiada facilidad y sólo echando mano del modo manual, jugando con la sensibilidad, podemos mejorar algo la captura. En el modo automático será complicado tomar alguna fotografía reseñable y la cámara pasa de "fotográfica" a "documentalista". Decir dónde estamos y qué hacemos, pero rara vez una foto para exponer.

Selfie con el Galaxy J5 2017 Selfie con el Galaxy J5 2017

En líneas generales, el Galaxy J5 2017 captura buenas fotografías de planos largos y medios, aunque en los primeros planos hay margen de mejora. Sea como fuere, responde en casi todas las situaciones y la cámara frontal, para selfies, funciona de una forma muy parecida a la trasera con una salvedad: el disparo es más veloz. Estar enfocada al infinito ayuda a borrar de un plumazo la velocidad de enfoque, así que no podemos más que darle más puntuación a esta cámara que a la trasera. Menos luminosa pero con mejor rendimiento.

Primeros planos con la cámara del Samsung Galaxy J5 2017 Primeros planos con la cámara del Samsung Galaxy J5 2017

El software del Galaxy J5 2017 incluye las mejoras de los últimos teléfonos de la compañía gracias a Samsung Experience. Tendremos el paso de una cámara a otra con un deslizamiento sobre la pantalla, acceso a un modo Pro para poder jugar con la exposición, la sensibilidad o el balance de blancos. Tendremos modo ráfaga, modo para fotografías panorámicas e incluso un modo noche. Por cierto, Samsung ha implementado en este J5 una suerte de "live photos", grabando hasta 9 segundos de audio posteriores a la captura y archivándolos junto a ella.

La interfaz de cámara del Galaxy J5 2017 La interfaz de cámara del Galaxy J5 2017

Tal vez la cámara de este J5 2017 no sea la mejor del mercado pero su rendimiento ha estado dentro de lo esperado. Fotografías buenas con luz, decentes en el resto de situaciones y selfies con posibilidad de hacer recortes gracias a sus 13 megapíxeles. Aún con sus defectos, parecen más de software que del propio equipo fotográfico por lo que confiamos en que se vayan puliendo con el paso de las actualizaciones. Mientras tanto, dejaremos las fotografías de este J5 en un bien alto, sin pasar de ahí. Tal vez volvamos a vernos en el futuro y las cosas hayan mejorado.

Querrás que la música suene todo el tiempo

El Galaxy J5 2017 está hecho para sonar: música, películas, series, juegos...

Un último peaje antes de pasar a las notas y a las conclusiones: el apartado del audio. Hablemos del audio de este J5 2017 de Samsung, de lo que es capaz de hacer con su altavoz lateral (sí, en el marco derecho y en la mitad superior) y también del sonido que produce a través de su salida de auriculares. Un punto importante dado que el consumo multimedia se traslada progresivamente hacia los móviles.

Elegimos varios tipos de música para ver qué tal se comporta el altavoz y nos llevamos una grata sorpresa. Sonido claro con buenos graves, tan buenos como puede producir un teléfono sin caja de resonancia, y no hemos llegado a notar estridencias en ninguna de las pruebas. Si nos gusta escuchar música sin auriculares, el J5 2017 nos dejará una grata sensación y tampoco tendremos problemas para escuchar llamadas o notificaciones. Además, cuenta con un ecualizador en la configuración para ajustarlo todo a nuestro gusto, por lo que la experiencia es aún más completa.

El altavoz lateral de este J5 suena con potencia, no distorsiona y carece del clásico sonido metálico de los móviles sin caja de resonancia.

Si el altavoz suena bien, todo mejora con el jack de auriculares. Incluso aunque tengamos unos bastante corrientes, el sonido del J5 a través de su jack de 3,5 milímetros es de muy buena calidad, aunque sobra decir que si además los auriculares son buenos, todo se potencia. Los ajustes de audio también afectan a esta salida por lo que la configuración del sonido queda a nuestra merced. A nivel de audio, J5 2017 de Samsung rinde a un nivel muy alto y eso es de agradecer. Sobre todo si eres un aficionado a la música pues tendrás entre manos un gran equipo.

Samsung Galaxy J5 2017, la opinión de Xataka Móvil

El Samsung Galaxy J5 2017

Las gamas medias son un terreno complicado, más aún desde que los teléfonos "chinos" abarcan un radio de acción mucho más amplio. Aun así, Samsung está sabiendo competir y juega con una interesante carta a su favor: sus teléfonos bajan de precio con el tiempo. Puede que este J5 2017 sea algo más caro que éstos, aunque la garantía siempre será la garantía, pero no tardará en tener un precio adecuado, y pronto podría ser muy competitivo. Es cuestión de esperar un poco y saber elegir, o de arrimarse al operador adecuado que lo ponga en nuestras manos por un módico precio.

Tal vez lo mejor que se puede decir de este Galaxy J5 de 2017 es que es muy equilibrado.

Con el Galaxy J5 2017 de Samsung tenemos una excelente construcción, un cuerpo unibody metálico que esconde un interior no demasiado potente pero bien afinado y que nos ofrece un día de autonomía sin problemas. Tenemos una cámara que nos sirve para el día a día e incluso nos dará alegrías en días soleados, pero nada más, y tenemos un equipo de sonido ideal para los aficionados a la música. Su gran pero, llegados a este punto y contando con una cámara que promete pero no acaba de dar la talla, es la resolución HD de su pantalla. Pero hasta eso se nos olvida pasado un tiempo. Tal vez lo mejor que se puede decir de él es que es muy equilibrado. No brilla, salvo quizá en batería y sonido, pero tampoco patina. No demasiado.

7.58

Diseño7.5
Pantalla7.0
Rendimiento7.5
Cámara6.5
Software8.0
Autonomía7.5

A favor

  • El diseño y la construcción, pese a "lo antiguo"
  • Un sonido sobresaliente
  • Rinde mejor de lo esperado
  • La batería es muy buena

En contra

  • La cámara es mejorable
  • No al HD por encima de 5 pulgadas, no a este precio
  • 16 GB, incluso con microSD, son muy pocos
  • Parte de un precio caro, mejorará con el tiempo

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de MaxMóvil.
Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos