Siete cosas del Samsung Galaxy S23 Ultra que espero ver en los teléfonos de gama alta de 2023 (y no todas son buenas)

S23ultra
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

El Samsung Unpacked de esta semana ha sido la primera de numerosas citas que nos esperan este año para conocer los nuevos buques insignia de 2023. De los nuevos Galaxy S23 es el Galaxy S23 Ultra quien se lleva todas las miradas y no es para menos: la apuesta continuista de la firma coreana quizás haya sabido a poco a ciertas personas. Con todo, el Ultra trae algunas novedades que no debemos perder de vista porque probablemente marquen tendencia entre los teléfonos de gama alta de 2023.

Chips de Qualcomm "personalizados"

La gama alta de Samsung se ha despedido de sus Exynos y lo ha hecho por la puerta grande: integrando el procesador más avanzado y potente de Qualcomm hasta la fecha,  el Snapdragon 8 Gen 2. Pero no se ha limitado a integrar a la bestia, si no que ha vitaminado con el Snapdragon 8 Gen 2 for Galaxy , convirtiéndolo en una especie de Snapdragon 8+ Gen 2.

Samsung ha querido dejar su impronta dando una vuelta de tuerca a este chip aumentando su velocidad de reloj hasta 3,36 GHz (frente a los 3,2 GHz de la versión normal) y añadiendo mejoras en la GPU. Como resultado, se esperan mejorías en el rendimiento general, rendimiento gráfico para videojuegos y otras tareas de alta exigencia gráfica y en la gestión de la batería.

Con este movimiento estratégico, Qualcomm sigue ganando peso en la industria, pero eso no significa que dos terminales con idéntico chip sean "el mismo perro con diferente collar" (otras especificaciones al margen), si no que esta personalización de un hardware consolidado no solo es posible, si no que se erige como una opción óptima de adaptación frente a la gran labor que implica diseñar y crear un procesador propio : ¿veremos más Snapdragon for XXX (inserte aquí la marca) o será algo puntual?

Snap

Adiós a las curvas

Aunque cueste, en este S23 Ultra ha habido ligeros pero importantes cambios estéticos como la reducción de curvas en su chasis. Puede que las curvas resulten agradables estéticamente, pero la realidad es que en mano lo que prima es la funcionalidad.

Así,  aunque el panel del S23 Ultra sigue siendo ligeramente curvo, se reduce al mínimo la filosofía edge de Samsung hasta un pequeño efecto 2.5D, lo que a priori evitará las pulsaciones fantasma. Este año apunta a ser el principio del fin de la moda de las pantallas curvas.

Pantalla

Con cristal Gorilla Glass Victus 2

En la pantalla del Samsung Galaxy S23 Ultra no hay apenas novedades frente a la generación anterior, pero incluso esos da pistas. Esta es una mejora menor, pero si se te cae el teléfono al suelo seguro que lo agradeces: los paneles de los S23 están recubiertos con recubierto por Gorilla Glass Victus 2.

Según Corning, esta nueva cobertura es capaz de soportar caídas de hasta un metro de altura en una superficie de cemento y de resistir caídas en asfalto desde dos metros de altura.

Brillo "capado" a 1.750 nits

Brillo

El panel que ves sobre estas líneas no tiene recubrimiento de Gorilla Glass Victus 2 pero sí brillo de 1.750 nits. Es la del Samsung Galaxy S22 Ultra y sí, la firma coreana ha repetido brillo máximo en una pantalla que ya en la generación anterior se siente sobresaliente.

...el problema es que hace unos meses el  iPhone 14 Pro se estrenaba con un brillo de 2.000 nits marcando un nuevo hito que Samsung no ha superado con los S23, pese a que se esperaba algo algo más de ambición en la pantalla de un terminal que apunta a teléfono del año y tiene su factura. ¿Se quedará la firma coreana atrás en esta competición por seguir sumando nits? Probablemente no, habida cuenta que Samsung es el principal proveedor de paneles para el resto de sus rivales. Pero es cuestión de tiempo que alguien suba la apuesta de Apple.

Una carga rápida "sensata"

El Samsung Galaxy S23 Ultra repite las características de la batería del S22 Ultra y eso no es necesariamente malo, ya que 5.000mAh y 45W son cifras que, pese a la ambición de este terminal, se antojan suficientes sin caer en engrosar todavía más un dispositivo que ya es grande y pesado per se. En cualquier caso y como explica la firma coreana, la autonomía también saldrá ganando con el cambio al mejor procesador de Qualcomm.

Donde quería centrarme es en su carga rápida de 45W. En un momento donde hay fabricantes que apuestan por seguir subiendo los watios hasta lo máximo permitido por la tecnología, Samsung parece haberse plantado en los 45W y a mí me parece una buena noticia.

No tiene por qué haber un debate entre cuidar de la salud de la batería y seguir haciendo la carga rápida más rápida porque se puede tomar el camino de en medio y ofrecer lo mejor de los dos mundos como ha hecho Samsung. Así, esperamos que marcas como Apple o Google suban la potencia de la carga rápida (27W y 23W respectivamente para sus modelos más premium) un poco más y se establezca un rango estándar: no hace falta llegar a 150W, pero tampoco quedarse en 25W.

Sensores de 200 MP

Camara

Junto al cambio de Exynos por Qualcomm, la gran novedad del Samsung Galaxy S23 Ultra es su nuevo y gigantesco ISOCELL HP2 de 200 megapíxeles, precisamente diseñado para funcionar en conjunto con el Snapdragon 8 Gen 2 y su procesador de señal de imagen.

Pese a cambiar un único sensor, Samsung quiere sentar cátedra este curso permitiendo a quienes opten por su modelo más premium disparar en modo automático a 200MP.

El sensor Isocell HP2 de 200 megapíxeles aglutina fotodiodos de 0,6 μm y tiene un tamaño de 1/1,3" (como el del S22 Ultra)  si bien la guinda del pastel es la tecnología Tetra2Pixel, capaz de agrupar los fotorreceptores de forma dinámica con dos estrategias diferentes: de cuatro en cuatro para recrear fotodiodos de 1,2 μm o en conjuntos de dieciséis fotorreceptores para emular píxeles de 2,4 μm.  Los resultados están por ver, pero las expectativas sobre su versatilidad son altas, especialmente para escenarios de baja luminosidad.

No es la primera vez que vemos una lente de 200 MP, pero con una firma tan reputada como Samsung haciendo esta apuesta, no es descabellado que se convierta en "la norma" de los teléfonos Android de este curso.

Subida de precios

Samsung
Imagen: Xataka

Hasta ahora hemos hablado de cosas que podrían considerarse buenas, pero esta presentación temprana sirve como antecedente de lo que está por llegar y que también deberíamos espera: los Samsung Galaxy S23 han subido 100 euros para el modelo más sencillo y 150 euros para el S23+ y S23 Ultra, un incremento notable considerando tanto el precio que ya tenían como las mejoras implementadas. En una coyuntura alcista de precios donde literalmente sube todo, los teléfonos no son una excepción.

Teniendo en cuenta que Apple ya actualizó sus precios en la pasada Keynote, es de esperar que lo visto en el Samsung Unpacked 2023 se haga extensivo al resto de lanzamientos de la gama alta que veamos este año y que cambiar de teléfono este 2023 salga más caro que nunca.


Comentarios cerrados
Inicio