¿Amplificador WiFi, PLC o un router más potente? Qué necesitas para mejorar tu señal dependiendo de tu caso

¿Amplificador WiFi, PLC o un router más potente? Qué necesitas para mejorar tu señal dependiendo de tu caso
1 comentario

Cuando se trata de extender un sistema de red en casa al que conectar distintos dispositivos, muchas veces puede surgir la duda de cuál es el tipo más idóneo en función de nuestras necesidades. Así podemos optar por el router que por ejemplo ofrece nuestra operadora, un router más potente que gestione las redes Wi-Fi en casa o incluso probar con un amplificador o un PLC. Todo depende del uso que queramos darle y en este sentido hay que establecer diferencias importantes.

Por qué no siempre va a servir el mismo tiempo de solución, hay que tener claro para que queremos usar la red y con qué aparatos vamos a usarla, para establecer cuál es el sistema que más nos conviene. Y eso es algo que vamos a intentar solucionar en este artículo afrontando las diversas posibilidades existentes.

Wifi

El mismo título del artículo ya lo deja bien claro.: ¿amplificador WiFi, PLC o un router más potente? En función de cada caso concreto nos va a interesar una solución más que otra y eso es lo que vamos a intentar determinar a partir de ahora.

Optar por un PLC

Plc Cable

Una de las opciones que encontramos en el mercado para mejorar y ampliar la red de Internet en casa es probar un PLC. Para el que no lo sepa, se trata de un pequeño dispositivo, que es capaz de ampliar la red de casa sirviéndose del cableado eléctrico que circula por las paredes. De esta forma es capaz de transmitir la señal desde una punta a otra de nuestro hogar siempre y cuando tengamos un enchufe cerca.

Para ello será siempre necesario usar dos dispositivos. Uno que es el que se encarga de recoger la señal del router bien por cable o bien por Wi-Fi y enchufado, hacer que circule la señal por medio del cableado eléctrico. Esta señal tiene como objetivo llegar a extensor, que está enchufado en otro punto de la casa y que sirve de repetidor y amplificador de la señal, pudiendo salir por cable o también por Wi-Fi en función del PLC que estemos usando.

Plc

En este sentido encontramos PLC`s que reciben la señal del router por medio de un cable Ethernet y que pueden sacarla en el receptor también por otro cable Ethernet o con otra conexión Wi-Fi. La ventaja de este sistema, es que se pierde muy poca potencia en la señal, ofreciendo un mejor con una conexión más estable rendimiento y una mayor cobertura.

Así, es interesante optar por un PLC en distintas situaciones. En aquellos casos en los que encontremos problemas de alcance con la red Wi-Fi, y donde existen obstáculos que dificultan el paso de la señal sin cables, optar por un PLC es lo más interesante. Si por ejemplo, entre el router y el dispositivo que queremos conectar existen paredes por las que circulan tuberías o bien habitaciones en las que hay dispositivos electrónicos (la cocina y el microondas es un buen ejemplo), optar por un PLC puede evitar todos los problemas.

Hay que recordar que las redes Wi-Fi no se llevan bien con algunos materiales como el hormigón, las paredes con planchas de metal o con tuberías por dentro, así como con electrodomésticos

Además hay más situaciones en las que un PLC puede ser las clave. Así es interesante usar un PLC si solo queremos conectar un dispositivo concreto, tenemos un enchufe carca y además buscamos una conexión estable con la menor latencia posible. También puede ser la opción ideal si vives en un piso grande o una casa con varias plantas.

Por otro lado, un PLC suele ser más fácil de instalar y configurar. Por lo normal, basta con enchufarlos a una toma de corriente en la pared y pulsar el botón para emparejarlos. Nada de tener que pelear con redes Wi-Fi o contraseñas.

Usar un amplificador Wi-Fi

Redes 2

Aunque el cable suele ofrecer mejores resultados en cuanto a estabilidad, algo que ya pudimos comprobar, las conexiones Wi-Fi lo dominan todo en nuestros días y han ido desplazando a las conexiones con cable en casi todos los ámbitos de nuestra vida. Así hay situaciones en las que un amplificador o un repetidor Wi-Fi puede ser la solución idónea para mejorar la cobertura en casa.

Un repetidor o amplificador Wi-Fi lo que hace es recoger una señal Wi-Fi que recibe y multiplica su potencia para extender más su cobertura. De esta forma, podemos colocar el amplificador en un punto intermedio entre el origen de la señal (el router) Y el destino al que la queremos llevar y el amplificador se encargará de potenciar la señal para que de esta forma podamos conectarnos sin problemas.

Colocar

Con estos datos podemos imaginar para qué casos puede ser idóneo usar un dispositivo de este tipo. Por ejemplo si queremos conectar más de un aparato y contamos con la posibilidad de usar conexión Wi-Fi, es la mejor elección. Además, hay modelos que también tienen una toma Ethernet para sacar una conexión por cable.

Repetidor

Además está el hecho de que sólo es necesario utilizar sólo un dispositivo, lo que hace que sean más económicos. Y si la casa no es excesivamente grande, bastará para llevar la señal y dar cobertura a todas las habitaciones. Además, si usas regletas son la mejor opción, pues el PLC no tiene el mismo rendimiento si se enchufa en una regleta.

En este sentido y relacionado con que solo se necesita un dispositivo, un amplificador Wi-Fi puede ser la solución ideal en aquellos casos en los que contamos con enchufes limitados. Si cerca del router no tenemos una toma a la que conectar un PLC, un amplificador Wi-Fi en otra habitación es la mejor solución para extender la red.

Todo esto teniendo en cuenta que la señal a ese amplificador debe llegar con un mínimo de fuerza, de forma que esta se verá limitada si como hemos visto antes, existen determinados obstáculos de por medio.

Un router más potente

Router

Y así llegamos a la tercera vía para mejorar la conectividad en casa. Mejorar el router que estamos usando, bien sustituyendo el que tenemos de la operadora o bien añadiendo uno que se encargue de gestionar las conexiones de casa, es la tercera posibilidad que tenemos y a la vez es la más cara.

En el mercado de los routers encontramos soluciones de todo tipo. Desde equipos de poco más de 10 euros hasta rutas que pueden llegar a costar más de 200 euros. Elegir un router potente suele llevar aparejado un desembolso importante, por lo que hay que tener claro para que vamos a usarlo y si realmente nos interesa.

Optar por un router potente puede ser interesante en aquellos casos en los que contemos con una conexión a Internet de máxima velocidad. Si por ejemplo, a nuestra casa llega 1 GB de velocidad y queremos aprovechar todo el su potencial no podemos crear un cuello de botella usando un router, un PLC o un amplificador que sólo soporte por ejemplo, 300 MB. Y al revés pasa igual, pues tener un router muy potente no servirá si la conexión es de baja velocidad, ya que en este caso la conexión que tienes contratada queda por debajo de las posibilidades del propio router.

En este sentido la mejor opción es optar por un router que ofrezca una velocidad superior a la que tienes contratada, para en el caso de que ésta mejore, siempre tengas un margen en el que maniobrar.

Un router potente, puede ser también interesante si queremos que se conecten al mismo una gran cantidad de dispositivos. Es muy habitual hoy día que en una casa estén conectados al router el ordenador, los móviles, la consola, la tableta, una Smart TV, un dongle... y eso por no hablar de todo lo que gira en torno al hogar conectado.

A más dispositivos conectados, mejor será contar con un router capaz de gestionar todas esas conexiones y además, distribuir la señal de la forma adecuada. Además hay que valorar la banda en la que funcionan aquellos dispositivos que vamos a conectar.

Si en tu caso, el fuerte está en el hogar conectado, debe saber que casi todos los dispositivos hacen uso de la banda de los 2.4 GHz, por lo que el router debe ser dual (con banda de 5 GHz) para que a ésta se puedan conectar el resto de dispositivos de la casa, ya sean móviles, televisor...

Repetidor

Además, si en tu caso tienes dispositivos compatibles con WiFi 6, debes buscar un router con esta especificación. Lo más habitual es que encontremos WIFI a/b/g/n y WiFi ac (WiFi 5), pero cada vez hay más routers con WiFi 6 (IEEE 802.11ax), incluso de operadoras, ofreciendo más alcance y cobertura incluso en espacios saturados.

Un router más potente puede ser válido en casas, que no sean excesivamente grandes y en las que un solo aparato sea capaz de llevar la señal a todas las habitaciones. Además, hay algunos modelos potentes que pueden funcionar con sistemas de redes en malla o Mesh, de forma que con distintos satélites que se pueden comprar independientemente, se puede ampliar la red de casa lo mismo que si usamos amplificadores o repetidores.

En definitiva, podríamos decir que en función de cada caso, será más interesante una solución u otra y deberás analizar tu situación para elegir el método más adecuado.

PLC

Amplificador o repetidor Wi-Fi

Router potente

Para conectar un dispositivo

Si quieres conectar varios aparatos

Si quieres conectar y gestionar muchos aparatos

Si la distancia con el router es muy grande

Si no tienes muchos enchufes disponibles

Si quieres aprovechar el hogar conectado

En casas con varias plantas

Si tu casa no es demasiado grande puede servir

Si no tienes mucha distancia que cubrir

Si necesitas conectar algo por Ethernet

Si quieres usar conectividad Wi-Fi

Si quieres conexiones potentes con velocidad

Temas
Inicio