Cómo extender la red WiFi de tu casa sin gastar mucho dinero
Tutoriales

Cómo extender la red WiFi de tu casa sin gastar mucho dinero

¿No tienes suficiente cobertura WiFi en toda tu casa? Si ésta es grande, posee varias plantas y/o tiene las paredes muy gruesas, seguramente sufras problemas de conexión en las habitaciones más alejadas del router. Aunque siempre hay solución, incluso sin gastar demasiado dinero: te contamos cómo puedes extender la red inalámbrica de tu casa para que la conexión llegue a todas partes y con la máxima calidad posible.

El WiFi ha supuesto una notable ventaja a la hora de establecer conexiones de datos ya que evita extender cables entre los distintos equipos. Eso sí, pese a que las redes inalámbricas despliegan la cobertura salvando gran parte de los obstáculos, esto no implica que el WiFi sea la solución mágica ya que quizá no llegue igual a todos los rincones. Eso sí, existen diversas de ampliar dicha cobertura: desde eligiendo el mejor sitio donde colocar el router a utilizar otro punto de acceso para así distribuir el acceso. Veamos cómo.

¿Vas a conectar el ordenador? Tira un cable de red

Quizá necesites llevar Internet hasta una habitación concreta de la casa y allí el WiFi no llegue de manera correcta. Entonces toca valorar: ¿qué vas a utilizar en esa estancia? Si sólo necesitas Internet para conectar el ordenador nuestra recomendación es que tires un cable ethernet desde el router. Te ahorrarás dolores de cabeza, llegará la máxima calidad de conexión y te saldrá más barato que cualquier otra solución.

Elige el mejor lugar para colocar el router

Router

Dado que la señal se distribuye de manera inalámbrica alrededor del router, y que éste acostumbra a ser el centro de la cobertura (influirán la posición de las antenas, la situación de las paredes y sus muros), lo ideal es colocar el router en la habitación central de la casa. O, en su defecto, lo más cerca posible de las áreas donde se habite en mayor medida. A menudo es más económico realizar la mudanza del router que meterse en soluciones más complejas.

Debes establecer el centro de tu casa para así alcanzar con la cobertura WiFi a toda la vivienda. La red inalámbrica no se comporta de manera homogénea ya que cualquier accidente físico hará que varíe la calidad de la conexión, pero siempre será mejor centrarla que dejar el router en el extremo de la casa. Para ello puedes:

  • Extender el cable de fibra óptica. Llévate el router, con o sin el ONT (dependiendo de si tu operadora te instala ambos aparatos o te cede un router que también incluye un terminal de nodo óptico), al lugar más céntrico de tu casa haciendo uso de un cable óptico de gran extensión.
  • Extiende el cable ethernet. Usa un cable de red lo suficientemente largo como para que llegue al sitio idóneo donde colocar el router (desde el ONT a dicho router). Asegúrate de que adquieres un cable de red de alta velocidad.

Lo mejor es buscar el mejor sitio para el router utilizando el ensayo/error. Ve moviéndolo mientras te aseguras de que la cobertura WiFi es correcta en todas las estancias. Cuando encuentres el sitio realiza la instalación definitiva.

Utiliza otro router

Wifi Router

Resulta habitual disponer de más de un dispositivo de conexión con punto de acceso inalámbrico ya que, con sólo cambiar unas cuantas veces de operadora, terminan acumulándose los routers en casa (cuidado, que la compañía puede cobrar el equipo si no se devuelve). Así que, en el caso de que tengas un par de routers, puedes usarlos para expandir la cobertura de la WiFi; siempre que el secundario disponga de WAN o pueda conectarse al router principal para ejercer de repetidor.

Configura el segundo router como WAN

Router Wan
El puerto ethernet azul es el que se utiliza como WAN

Si dispones de entrada WAN en el router secundario puedes llevar la conexión desde un puerto ethernet del router principal con sólo extender un cable de red con la longitud necesaria. Así dispondrás de dos conexiones WiFi con las que cubrir toda tu casa: dependiendo de por dónde te muevas el móvil u ordenador se conectará a la red que ofrezca mejor calidad. Es una manera sencilla y muy económica de cubrir todo el domicilio, ya sea de una planta como de varias. Y tienes la opción de conectar más routers mediante WAN para así cubrir una mayor superficie.

Conecta el segundo router como repetidor

Multiop Modes

Cada vez más dispositivos ofrecen opción de conectarse a otro punto de acceso para ejercer de repetidor de red. La conexión entre los puntos de acceso se realiza desde la configuración de los routers: debes conectar el secundario al principal. Entre los routers de operadora no está muy extendido, pero quizá el tuyo disponga de esta opción.

Reutilizar un router es una manera económica y sencilla de ampliar la cobertura WiFi sin demasiada complicación. Elige la opción que mejor se adapte a tus necesidades (con cable y WAN o en forma de repetidor), realiza pruebas con los dispositivos hasta que la conexión llegue de manera estable a todos los lugares y después realiza la instalación definitiva.

Adquiere un extensor de red

Hasta ahora el gasto ha sido mínimo ya que hemos reaprovechado el equipo (a excepción de los cables), pero quizá no tengas un segundo router o, tras mover el punto de acceso al área más céntrica de tu casa, no lograste solucionar los problemas de cobertura. Entonces toca pensar en equipamiento extra; como un extensor de red WiFi, ya sea inalámbrico como utilizando la red eléctrica.

  • Repetidor de red WiFi. Básicamente es un aparato que se conecta a la red WiFi principal para crear una red inalámbrica secundaria con la que extender la cobertura a las zonas sin señal de la casa.
  • PLC. Con dispositivos PLC se puede llevar Internet a cualquier punto de la casa a través de los cables de electricidad. Extienden la red de manera sencilla ya que basta con conectar uno de los enchufes al router con un cable de red y situar el otro enchufe en las zonas de la casa que se desee cubrir. Dependiendo del modelo podrás hacer uso de ethernet para acceder a la conexión o también de WiFi.

Con los extensores de red el proceso de ampliar la cobertura se simplifica en gran medida ya que suele bastar con conectarlos y configurarlos de manera mínima. Eso sí, para asegurar la máxima estabilidad sin perder excesiva velocidad de descarga y de subida lo más recomendable es elegir un buen extensor. Lo que implica un mayor desembolso, claro.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio