Compartir
Publicidad

Móviles con permanencia ¿si o no?

Móviles con permanencia ¿si o no?
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dejando a un lado temas de los que ya hablamos como el mal hábito de las operadoras españolas al serigrafiar sus móviles, bloquearlos para que solo funcionen con una operadora, y los cuestionables cambios de software que a veces restringen algunas funciones; ahora vamos a destacar solamente las ventajas y desventajas de adquirir un móvil subvencionado.

En principio, la idea de subvencionar móviles a cambio de una permanencia me parece perfecta siempre que sea opcional. Muchos buscan móviles a bajo coste o gratis y no creo que eliminar esta posibilidad como en otros países gustara demasiado.

Cada día existen más opciones en el mercado como para casarse con un operador pero si estás bien con el tuyo ¿por qué no hacerlo?

Creo que tampoco hay que tomarse una permanencia como una atadura imposible de romper. Siempre que queramos, podremos cambiar de operador (o darnos de baja) aunque si tenemos permanencia, deberemos pagar una penalización que teóricamente es igual que el precio subvencionado.

Movistar tiene penalizaciones de hasta 200€ (más IVA) según el contrato firmado pero cada mes que hayas cumplido con la operadora, se reduce esta penalización de manera proporcional. Vodafone y Orange penalizan con un máximo de 150€ (más IVA) aunque en este caso no es proporcional a los meses cumplidos si no que establecen unos ridículos (y no se hasta que punto legales) "descuentos" en la penalización dependiendo de si no has cumplido 6 meses, 12 ó 18.

Uno de los problemas es que 18 meses pueden ser demasiado para los que prefieren renovar su móvil a menudo aunque las operadoras tradicionales también han pensado en eso y permiten renovar la permanencia aunque aún no se haya cumplido la anterior (Vodafone y Orange como mínimo permiten renovarla cada 12 meses frente a los 15 de Movistar).

Pero en realidad, el mayor riesgo que corremos es que los clientes se animan a firmar 18 meses más con unas condiciones en sus contratos que luego las operadoras cambian más habitualmente de lo que nos gustaría. Aquí, en caso de baja ¿quién tiene la razón? ¿La operadora que pide la penalización correspondiente al móvil que ha subvencionado independientemente a todo lo demás (ya que la permanencia no implica mejores tarifas, sino un descuento en el móvil) o el cliente que solo quería permanencia bajo las condiciones a la hora de la firma y ahora quiere darse de baja quedándose con el teléfono subvencionado sin cumplir su parte del contrato?

Como siempre digo, es recomendable valorar todo eligiendo un operador por sus tarifas y servicios, no solo por el móvil barato ya que a la larga puede salir muy caro. También hay que tener en cuenta que algunas operadoras ofrecen teléfonos sin permanencia en contrato o directamente en prepago (que no tienen ningún tipo de permanencia excepto en el caso especial del prepago/contrato fusión de Orange).

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio