Compartir
Publicidad
¿20 gigas en el móvil? ¿Para qué? Un mes intentando llevar al límite la tarifa SinFín de Yoigo
Yoigo

¿20 gigas en el móvil? ¿Para qué? Un mes intentando llevar al límite la tarifa SinFín de Yoigo

Publicidad
Publicidad

Yoigo no tuvo en 2014 su mejor año, de hecho fue el primer año en el que perdieron líneas mediante portabilidad. Por eso cuando anunciaron que tenían algo que contarnos a finales de año esperábamos un fuerte golpe sobre la mesa. Y se quedó a medias, presentando la tarifa del Cero 5 GB, buena tarifa pero muy dirigida a un tipo de usuario.

El verdadero golpe llegó este pasado mes de marzo. Yoigo se olvidaba de sus anteriores Infinitas y lanzaba la SinFín, una tarifa con llamadas ilimitadas y 20 gigas por 29 euros al mes. Muchos esperaban una tarifa con datos ilimitadas y aunque no sea este el caso, la SinFín es la tarifa que más se acerca a ese sueño. Pero, 20 gigas en el móvil ¿para qué? ¿Quién es capaz de gastar 20 gigas? Bueno, vamos a intentarlo.

¿De dónde parto?

Ahora mismo mi línea móvil principal está dentro de una Fusión de Movistar, con dos gigas de datos a máxima velocidad. Antes de contratar este pack (en diciembre del año pasado) mi consumo de datos rara vez superaba el giga mensual, pero desde entonces y con algún cambio de habito de uso de mi móvil, mi consumo de datos está ahora mismo en unos dos gigas mensuales.

Teniendo en cuenta que Movistar reduce a 16 kbps y que mi exceso no suele ser muy alto, decidí que era mejor pagar por ese pequeño exceso. Por eso, este mes con 20 gigas en el móvil espero no tener ningún problema, mucho tendría que cambiar mi consumo para ni siquiera acercarme a gastar la mitad de los datos incluidos en la SinFín.

A por los 20 gigas

Aprovechando que uso un móvil dualSIM (un bq Aquaris E5 4G) en una ranura mantendré mi línea habitual y en la otra pondré la SIM de Yoigo, que usaré como conexión de datos de mi móvil. Mi experimento empieza el día 3 de julio (una pequeña descoordinación con la mensajería que me traía la SIM me impidió empezar el día 1), así que allá voy.

La primera semana de uso sigo con mi consumo habitual, salvo por un día, que necesito usar el móvil para conectarme a Internet para trabajar, por una avería en mi línea fija. Conclusión: con mi consumo habitual más un día de conexión para todos mis dispositivos, apenas llego al giga y medio de consumo, cuando para gastar los 20 tendría que gastar casi cinco gigas de media a la semana.

En la segunda semana mi consumo vuelve a la normalidad. Redes sociales, mensajería, algún que otro vídeo en YouTube... lo que me devuelve al poco más de medio giga en una semana que suele gastar habitualmente. Por tanto, pasadas dos semanas apenas he gastado más de dos gigas, cuando mi propósito es gastar 20 gigas en el mes.

La tercera semana sigo con mi consumo habitual. Pero aprovechando que paso el fin de semana fuera tiro de la SinFín para ver varias películas a través de Yomvi con el móvil, y así de paso pongo a prueba la conexión. Con este uso he conseguido superar los cinco gigas y medio de consumo en esta semana, pero aun así voy a quedarme lejos de los 20, porque a falta de una semana no he alcanzado los ocho gigas gastados.

Última semana del mes. Voy a volver a mi consumo normal, aunque en esta ocasión también me toca usar un día puntual la conexión para trabajar fuera de casa. Total, que gasto otro 1.2 gigas, bastante por encima de mi medio giga semanal. A pesar de ello, y de los consumos fuera de mi rutina que he tenido a lo largo del mes, cierro julio con nueve gigas gastados.

Me sobran la mitad de los gigas

Desde luego que la tarifa SinFín no está hecha para mi. Primero, no necesito ni mucho menos llamadas ilimitadas, ya que raro es el mes que pase de 50 minutos en llamadas desde el móvil, y tampoco es que use mucho el fijo. Pero en el aspecto datos, incluso consumiendo más megas de lo normal usando el móvil como punto WiFi o tirando de datos para ver televisión en directo, me han sobrado la mitad de los gigas.

Pero creo que este no es solo mi caso. En el último trimestre de 2014 y según las estadísticas de la CNMC cada línea móvil en España consumió de media 630 megas al mes, metiendo incluso las líneas que usan exclusivamente para la conexión de datos. Habrá usuarios que gasten más y usuarios que gasten menos, pero aquellos que se acerquen o sean capaces de consumir 20 gigas serán más bien pocos.

Ya se por qué Yoigo retira la SinFín

Lo que me queda claro después de esta prueba y viendo los números de la CNMC, son las razones de Yoigo para retirar la tarifa SinFín. Acudimos a la presentación de la tarifa esperando el golpe sobre la mesa que necesitaba el operador para levantar sus números, y tal fue el golpe que ningún otro operador se ha atrevido a responderles.

Con una cuota mensual más asequible, la nueva tarifa se puede poner a tiro de más usuarios

Pero Yoigo sabe que por un lado el captar usuarios que se acerquen al límite de los gigas incluidos no le es rentable (la mitad del tráfico de sus clientes se cursa mediante la red de Movistar, con el desembolso que ello supone) y por otro, que quizás una tarifa con menos gigas y más económica podría atraer a más clientes todavía.

Para conocer la nueva apuesta de Yoigo tendremos que esperar a principios de septiembre, aunque las quinielas son bastante sencillas. Si no tocan la tarifa del Cero 5 GB, que tiene una cuota mensual de 19 euros, la nueva con llamadas ilimitadas debería rondar los 25 euros, rebaja que iría acompañada de la disminución de los gigas incluidos. ¿Funcionará mejor esa tarifa? La jugada por parte de Yoigo es arriesgada, pero podría reportarle aun más clientes que la SinFín, por su precio más accesible.

Actualización: Ante los comentarios recibidos quería hacer una aclaración. Obviamente se que hay muchos usuarios que le puedan dar uso a esos 20 gigas, y si les diesen más también. ya que para muchos es la única conexión del hogar. Pero también son muchos los que han contratado esta tarifa por la tranquilidad de una cuota que se sabe cual es y difícilmente se superará (solo llamando a más de 300 destinos en un mes o contratando bonos de datos extra).

La tarifa es tremendamente útil para los primeros, pero creo son más los usuarios que preferirían la mitad de gigas a cambio de una cuota mensual más baja. Ahora, me temo que la nueva tarifa que conoceremos en septiembre es difícil que compense ese recorte de datos con una bajada de cuota, pero confiemos de momento en Yoigo.

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio