Publicidad

Samsung Galaxy S21, análisis: el más pequeño de la familia es mucho más grande de lo que parece
Análisis

Samsung Galaxy S21, análisis: el más pequeño de la familia es mucho más grande de lo que parece

Tras analizar el móvil más grande de la nueva familia de Samsung, el Samsung Galaxy S21 Ultra, y el intermedio (Samsung Galaxy S21+), le toca el turno al más 'contenido' de la familia, el Galaxy S21 a secas. Quizá parezca el menudo de los tres, pero no hay que confiarse: el protagonista de este análisis esconde mucho más de lo que parece.

Ha pasado un mes de 2021 y ya tenemos varios candidatos a móvil del año: la nueva familia Samsung Galaxy S21 posee aptitudes más que de sobra para dominar con soltura lo que queda de año. El Galaxy S21 Ultra sobresale sobre el resto, pero no por ello es el más indicado de los tres nuevos modelos: el Samsung Galaxy S21 es una excelente elección si no se desea un móvil enorme. Veamos lo que da de sí.

Ficha técnica del Samsung Galaxy S21

Samsung Galaxy S21

Pantalla

Dynamic AMOLED 2X de 6,2"
Ratio 20:9
FHD+ a 2.400 x 1.080
Refresco a 120Hz
Gorilla Glass Victus
HDR10+

Procesador

Exynos 2100 a 2,9GHz
GPU Mali G78 MP14

Versiones

8GB/128GB
8GB/256GB
LPDDR5
UFS 3.1

Cámaras traseras

Principal: 12 megapíxeles f/1.8
Angular: 12 megapíxeles f/2.2
Zoom: 64 megapíxeles f/2.0 1.1X

Cámara frontal

10 megapíxeles f/2.2

Batería

4.000 mAh
Carga rápida de 25W
Carga inalámbrica de 15W
Carga inalámbrica inversa de 4.5W

Sistema

Android 11
One UI 3.0

Conectividad

Dual 5G
WiFi 6E
Bluetooth 5.0
GPS
NFC
USB tipo C 3.2

Dimensiones y peso

151,7 x 71,2 x 7,9 milímetros
171 gramos

Otros

Lector de huellas en pantalla
Samsung DeX
Sonido ANT+
IP68

Precio

Desde 859 euros

Samsung Galaxy S21 5G | Smartphone Android Libre | Pantalla de 6.2" FHD+ 120Hz Dynamic AMOLED | 8GB RAM y 128GB de Memoria | Cámara Trasera de 64MP | Color Violeta [Versión española]

Samsung Galaxy S21 5G | Smartphone Android Libre | Pantalla de 6.2" FHD+ 120Hz Dynamic AMOLED | 8GB RAM y 128GB de Memoria | Cámara Trasera de 64MP | Color Violeta [Versión española]

Diseño: se agradece lo contenido que es

Samsung Galaxy S21

Nuestro protagonista es el más pequeño de la nueva familia de Samsung, tanto en número de prestaciones como en tamaño. Esto no implica que sea un móvil al que le falte potencia ya que se encuentra muy bien cubierto en ese punto; también en lo que atañe al hardware del dispositivo. Lo que sí se aprecian son unas dimensiones contenidas, todo un acierto para quien no desee el tamaño 'descomunal' de un Samsung Galaxy S21 Ultra.

El Galaxy S21 'normal' ofrece dimensiones muy acertadas para quien busque un móvil que no resulte demasiado grande. No es pequeño, sí que mantiene un gran esfuerzo a la hora de contener el espacio, tanto en el alto como en el ancho y en el grosor. El resultado es un móvil que se aprecia muy manejable, que puede utilizarse suficientemente bien con una mano y que tampoco resbala. A este punto contribuye uno de los elementos más en duda de la construcción: la cara trasera.

Samsung Galaxy S21 La cara trasera está fabricada en plástico, es la nota más discordante del teléfono

Sorprende que Samsung se reserve una trasera de plástico para un móvil que cuesta más de 800 euros, pero así se presenta el Samsung Galaxy S21: cuerpo robusto de aluminio, pantalla con cristal endurecido Corning Gorilla Glass Victus y el material plástico para la cara trasera al que Samsung denomina como 'glasstic' (unión de cristal y plástico en inglés). El tacto es agradable, añade puntos positivos a la sujeción y sí, hace que disminuya la sensación 'premium' del conjunto. A cambio, también gana en resistencia ya que la parte posterior no se romperá a la mínima caída. Y no retiene ni huellas ni arañazos, al menos en el color 'Violet' de nuestro modelo.

Ventajas e inconvenientes de la trasera de plástico: más resistencia, menos arañazos y sin huellas; a cambio de un tacto con cierto toque 'baratillo'

En la cara trasera no sólo gana protagonismo el citado 'glasstic', también el nuevo módulo de cámara: rectangular, con espacio para el triple sensor y alojado en la esquina izquierda del dispositivo. El contraste aporta distinción ya que los objetivos se alojan en el mismo aluminio que el cuerpo del teléfono; al tiempo que el módulo sobresale casi dos milímetros. El Samsung Galaxy S21 cojea al apoyarlo plano contra cualquier superficie, pero no es algo exagerado a pesar de que el conjunto de cámaras abulte.

Altura (milímetros) Anchura (milímetros) Grosor (milímetros) Peso (gramos) Pantalla (pulgadas) Batería Superficie (cm2) Volumen (cc)
Samsung Galaxy S21 151,7 71,2 7,9 171 6,2 4.000 108,01 85,33
Samsung Galaxy S20 151,1 69,1 7,9 163 6,2 4.000 104,41 82,48
Xiaomi Mi 10T Pro 165,1 76,4 9,33 218 6,67 5.000 126,13 117,69
Sony Xperia 1 II 165,1 71,1 7,6 181,4 6,5 4.000 117,39 89,21
Huawei P40 Pro 158,2 72,6 8,95 209 6,58 4.200 114,85 102,79
LG Velvet 5G 167,08 74 7,85 180 6,8 4.300 123,58 97,0103
Motorola Edge 161,4 71,1 9,29 188 6,7 4.500 114,75 106,60
OnePlus 8T 160,7 74,1 8,4 188 6,55 4.500 119,08 100,03
iPhone 12 Pro 146,7 71,5 7,4 187 6,1 2.815 104,89 77,61

Samsung aloja los botones en el costado derecho del móvil; con el botón de encendido a la distancia perfecta para llegar con el dedo pulgar (los botones de volumen sí cuesta un poco alcanzarlos). En el borde superior se sitúan dos micros del Samsung Galaxy S21, el costado izquierdo está limpio y en el borde inferior se agolpan el resto de elementos habituales: USB C, salida del altavoz externo primario (el secundario se encuentra en la zona del altavoz de llamadas, en el frontal), tercer micro y bandeja para la doble SIM.

Samsung Galaxy S21

Con el borde inferior hay que tener mucho cuidado: dado que el agujero para expulsar la bandeja está situado junto al micro inferior, resulta muy sencillo agujerear dicho micro al cambiar de SIM. Bajo nuestro punto de vista es un claro error de diseño (no es algo único del S21 ya que muchos otros fabricantes mantienen unidos el micro y la bandeja SIM). Además, Samsung prescinde de la bandeja con espacio para tarjetas SD: adiós a expandir la memoria del dispositivo. Sí incluye doble SIM.

El Galaxy S21 es un móvil muy manejable, robusto, ofrece un cuerpo resistente de aluminio y la cara trasera, pese a la menor calidad, evita las huellas y los arañazos. Además, posee resistencia IP68

La sensación que deja el teléfono es de gran solidez pese al tacto algo discutible de la cara trasera. Es muy manejable, el peso hace que no moleste ni haciendo fotos con una mano y habilita una gran experiencia multimedia sin dejarse nada por el camino. A este aspecto contribuye activamente la pantalla.

Pantalla: gran calidad y un tamaño perfecto para cualquier uso

Samsung Galaxy S21

El panel del Samsung Galaxy S21 hereda la experiencia del fabricante en el terreno AMOLED mientras desecha las curvas para ofrecer un frontal completamente recto (con un ligero efecto 2,5D en los bordes). Dicho frontal se aprovecha en gran medida de que la pantalla ocupa casi toda su superficie: marcos reducidos en los laterales, 'barbilla' inferior mínima y borde superior también muy ajustado con respecto al cuerpo del teléfono.

El panel del Samsung Galaxy S21 apenas ofrece obstáculos a la vista, incluso pese al agujero superior para la cámara. Éste es mínimo: poco más de 3 mm de diámetro. Responde con celeridad a las pulsaciones, es sumamente fluido y la experiencia se ve mejorada por la tasa de refresco de hasta 120 Hz. El sistema es el encargado de aplicar la frecuencia de refresco de manera inteligente.

Samsung Galaxy S21

Las 6,2 pulgadas de diagonal que ofrece el panel Dynamic AMOLED atesoran resolución FHD+ (1.080 x2.400 píxeles) con una densidad de 412 ppp. Dicha resolución es más que suficiente para obtener una grata visibilidad de todo lo que se imprime en pantalla: los contornos se aprecian nítidos, el contraste es altísimo, los ángulos de visión son amplios y los colores no presentan cambios de tonalidad exagerados al inclinar el teléfono.

Samsung Galaxy S21

La pantalla parte algo saturada de serie, como es habitual en Samsung. No obstante, con el modo 'Natural' se evita dicha saturación; al tiempo que ofrece un rango cromático tan acertado como agradable. Además, Samsung también permite personalizar la temperatura de color mediante los ajustes de balance de blancos. Para ello hay que acudir al modo 'Intenso'.

El brillo del Samsung Galaxy S21 es muy alto: no entraña dificultad alguna usar el teléfono en exteriores. El brillo mínimo es muy reducido, pero aun así molesta con fondos claros si se usa el teléfono en completa penumbra. No se aprecian totalidades extrañas, el brillo automático se comporta de forma precisa y el panel se ilumina de manera uniforme.

Samsung Galaxy S21

La reproducción multimedia es de gran calidad, el panel es compatible con HDR10+, Samsung incorpora protección para la vista (el software puede adaptar automáticamente la temperatura de color dependiendo del día, también incluye filtro de luz azul), el modo oscuro facilita el uso nocturno del teléfono y, en definitiva, en todo momento se aprecia que la pantalla está a la altura de un Samsung Galaxy S21.

Disponer sólo de resolución FHD+ en un móvil que cuesta más de 850 euros nos parece un aspecto algo negativo: las 6,2 pulgadas agradecerían la opción del 2K; pese a que seguramente penalizase la batería

Pese a que las características están a un altísimo nivel, sí echamos de menos una mayor resolución en la pantalla. No es que el FHD+ limite la nitidez del contenido, pero sí que debería de incluirse la resolución 2K como opción dado el alto precio del teléfono.

Biometría: un escáner de huellas ultrasónico que está muy cerca de uno capacitivo

Samsung Galaxy S21

Los lectores de huellas bajo la pantalla acostumbran a quedar en desventaja contra los capacitivos debido a las limitaciones de la tecnología. Que el lector tenga que lidiar con el cristal y la pantalla reduce su efectividad, sobre todo si se utilizan escáneres ópticos. No es el caso del Samsung Galaxy S21.

La última generación de escáneres ultrasónicos de Qualcomm, incluidos en toda la familia S21, amplían la zona de lectura con respecto a anteriores modelos al tiempo que mejoran de manera notable la rapidez de escaneo y su fiabilidad. Esto se nota claramente si se compara el desbloqueo con la generación anterior, los Samsung Galaxy Note 20: Samsung ha logrado una efectividad muy cercana a la que ofrece un escáner capacitivo externo.

La grabación de una nueva huella (hasta cuatro) es muy rápida, el desbloqueo se realiza en menos de un segundo, la fiabilidad es altísima y basta con posar ligeramente el dedo sobre el área marcada del panel para que se lea la huella sin que se necesite repetir la lectura. Incluso poniendo el dedo en diagonal, el lector ultrasónico se las apaña para detectar la huella al instante.

La lectura de la huella ha mejorado de manera notable: el Samsung Galaxy S21 posee el mejor escáner dactilar bajo la pantalla que hemos probado hasta la fecha

El desbloqueo por huella es sumamente cómodo en el Samsung Galaxy S21. Aparte, Samsung ofrece desbloqueo facial aprovechando la cámara delantera, siempre sin la misma seguridad que el escáner dactilar: hacer uso de la cara no es lo más recomendable si se desea proteger al máximo el móvil. Aun así, también es muy rápido, incluso en interiores. Con mascarilla o en situaciones de baja luz la biometría se limita a la lectura de la huella.

Rendimiento: el salto en potencia no es tan marcado como esperábamos

Samsung Galaxy S21

La familia Samsung Galaxy S21 hace gala de un nuevo procesador desarrollado por la marca: el Samsung Exynos 2100. Éste supone una evolución sobre el papel con respecto al Exynos 990 equipado en la generación anterior, los Samsung Galaxy Note 20. Mayor velocidad de procesamiento, un menor consumo, más potencia para la GPU y, en teoría, una mayor fluidez en el entorno de sistema, animaciones de One UI e intercambio entre apps. Tras nuestra experiencia con el teléfono tenemos muchas luces y alguna sombra.

Que el teléfono es potente queda fuera de toda duda: el Samsung Galaxy S21 se aprecia veloz en todo momento, con independencia de qué se utilice. Arranque rápido de aplicaciones, funcionamiento sin 'lags' apreciables a la hora de utilizar la multitarea (incluso con DeX inalámbrico activo, una auténtica delicia), la carga gráfica en los juegos se mantiene a un altísimo nivel y todo el procesamiento se ejecuta de forma veloz, incluso cuando el hardware gestiona las fotografías con los distintos modos de captura.

Samsung Galaxy S21 De izquierda a derecha: Geekbench 5, 3D Mark (Slingshot) y PC Mark (Work)

Hemos apreciado el Samsung Galaxy S21 algo más fluido con respecto al Samsung Galaxy Note 20 Ultra (es nuestro móvil personal). La diferencia no es exagerada, sí notoria. Aun así, las diferencias en benchmarks no son tan marcadas como esperábamos, al menos según nuestras pruebas.

Samsung Galaxy S21

Samsung Galaxy S21 Ultra

Samsung Galaxy Note 20 Ultra

Xiaomi Mi 10T

Sony Xperia 1 II

OnePlus 8 Pro

Huawei P40 Pro

ASUS ROG Phone 3

iPhone 12 Pro

PROCESADOR

Exynos 2100

Exynos 2100

Exynos 990

Snapdragon 865

Snapdragon 865

Snapdragon 865

Kirin 990

Snapdragon 856+

Apple A14 Bionic

RAM

8 GB

12 GB

12 GB

6 GB

8 GB

12 GB

8 GB

8 GB

6 GB

GEEKBENCH 5 (SINGLE/MULTI)

1.085 / 3.358

991 / 3.272

903 / 2.677

909 / 3.335

905 / 3.330

885 / 3.136

943 / 2.527

900 / 3.296

1.614 / 4.148

3D MARK (SLING SHOT)

8.488

9.226

8.051

8.362

8.885

9.448

8.726

8.747

-

PCMARK WORK

16.239

14.043

12.887

10.779

9.994

13.414

9.476

12.656

-

Los benchmarks o pruebas de rendimiento sintéticas nunca serán la demostración concluyente del funcionamiento real de un dispositivo. Aun así, nuestro Samsung Galaxy S21 no queda tan lejos lejos del Samsung Galaxy Note 20 Ultra, por ejemplo; algo extraño teniendo en cuenta que el Exynos del S21 es una generación superior. En todo caso, no es algo que afecte al uso diario de nuestro protagonista.

Samsung Galaxy S21 Priorización del rendimiento en el espacio de juegos

La memoria RAM se queda en 8 GB (DDR5), ofrece versiones de 128 o 256 GB (UFS 3.1) y carece de expansión mediante tarjeta SD. Pese a que el almacenamiento es más que suficiente para la mayor parte de personas, el gesto de retirar la SD cuando Samsung era de los pocos en incluirla dentro de la gama 'premium' no nos parece adecuado. Aun así, durante el análisis no la echamos de menos.

Suficiente memoria RAM y almacenamiento, también ofrecen la máxima rapidez. Y sin tarjeta SD, la familia Galaxy S21 elimina esta opción

El Samsung Galaxy S21 no acostumbra a calentarse ni siquiera cuando se utiliza a fondo durante los juegos. A máximo rendimiento en títulos como Fortnite o Genshin Impact sí hemos notado el calor tras alguna hora, pero nada que resulte molesto en la sujeción.

Sonido: altavoz estéreo y altas prestaciones auditivas

Samsung Galaxy S21

El audio es un apartado que Samsung no suele obviar, ni siquiera en los móviles más humildes. Por tanto, resulta lógico que el Samsung Galaxy S21 ofrezca una experiencia auditiva de alto nivel. Lástima que la marca haya prescindido de los auriculares AKG incluidos con el teléfono, es una de las tres penalizaciones que sufre la familia S21 con la evolución desde los anteriores modelos 'premium'.

Uno de los aspectos más destacados es la inclusión de un doble altavoz en el teléfono: uno en la parte baja del móvil (la zona no es la mejor ya que es habitual taparlo con la mano) y otro en la zona superior, donde el auricular de llamadas (Samsung lo coloca sin aumentar el marco superior). La combinación logra que ver películas, escuchar música o jugar sin hacer uso de los auriculares favorezca la inmersión en el contenido.

Los altavoces estéreo ofrecen una calidad de audio más que decente a bajo y medio volumen. Por encima de los dos tercios el sonido distorsiona haciendo que la experiencia decaiga. El volumen es muy alto, punto positivo; aunque también molesto por encima de los citados dos tercios (punto negativo).

Samsung Galaxy S21

El verdadero potencial de Samsung en términos sonoros implica utilizar unos auriculares. La ausencia de jack de 3,5 mm ya no sorprende por más que siempre se eche de menos; una carencia que puede suplirse con un adaptador USB C. En cualquier caso, la calidad de sonido es muy alta, tanto da que se haga uso de auriculares Bluetooth como con cable (clavija directa USB C o adaptador; en el segundo caso es imprescindible que dicho adaptador disponga de DAC).

Samsung Galaxy S21

Matices bien definidos, bajos reforzados y sin exagerar, compatible con audio HD, incluye Dolby Atmos, Samsung no prescinde del ecualizador (nueva bandas), dispone de un optimizador automático para mejorar el sonido en alta calidad (optimizador UHQ), ofrece Adapt Sound para optimizar el audio dependiendo de la edad del usuario e incluye un abanico de códecs Bluetooth donde se echa de menos el aptX HD (incluye SBC, AAC, aptX y LDAC).

Batería: algo justa si se exprime el rendimiento

Samsung Galaxy S21

El Samsung Galaxy S21 ofrece una batería de 4.000 mAh que rinde suficientemente bien en el uso diario. En ningún caso hay que sufrir por que el móvil se agote antes de terminar una jornada, al menos mientras no se utilice sólo para juegos (el procesador a máximo rendimiento devora mAh, también la pantalla es tragona). Bajo nuestras pruebas el día y medio es habitual; con hasta tres días si el uso es muy ligero (con pantalla en modo de 60 Hz).

El consumo energético en reposo y con la pantalla apagada está muy logrado: Samsung mejora de manera notable este punto con respecto a anteriores Samsung Galaxy. Por contra, existe una notable diferencia entre utilizar la tasa de refresco adaptable y dejarla desconectada: con la primera puede aumentar el consumo en torno a un 15-20 % (lo hemos notado especialmente en juegos; si no se juega a títulos de alta carga gráfica el consumo no es tan marcado). A 120 Hz hemos tenido una media de cinco horas de pantalla; con la tasa de frecuencia fija (60 Hz) hemos llegado a las siete/ocho horas sin demasiada complicación.

Samsung Galaxy S21 Diferencia de horas de pantalla entre los dos modos de tasa de refresco. El uso del móvil no es exacto en los dos ciclos

Vayamos con la carga, uno de los puntos más polémicos de toda la familia S21. Porque sí, carecer de un cargador capaz de exprimir la carga rápida es una gran penalización. Además, Samsung se queda muy atrás en términos de carga rápida con respecto a marcas como Xiaomi, OPPO, Realme o Huawei: el Samsung Galaxy S21 carga a un máximo de 25 W.

Sólo se puede aprovechar la carga ultrarrápida (25 W) con un cargador compatible. Si no se dispone de uno lo mejor es adquirirlo directamente a Samsung

Aprovechando que tenemos un Samsung Galaxy Note 20 Ultra en propiedad pudimos recargar el teléfono con el cargador recomendado: 25 W. Los tiempos fueron los siguientes (de 0 a 100 % de batería):

  • 5 minutos de carga: 7 % de batería.
  • 10 minutos de carga: 14 % de batería.
  • 20 minutos de carga: 28 % de batería.
  • 30 minutos de carga: 41 % de batería.
  • 50 minutos de carga: 65 % de batería.
  • Total: 1 hora y 26 minutos.

Como es costumbre en la gama 'premium' de Samsung, el Samsung Galaxy S21 dispone de carga inalámbrica, carga inalámbrica rápida y carga inalámbrica inversa. Tras nuestras pruebas su funcionamiento es tal y como se espera.

Software: One UI 3.1 y plagado de opciones; sin que lastren demasiado la autonomía

Samsung Galaxy S21

Que un móvil de la talla del Samsung Galaxy S21 viene de serie cargado de software no sorprende a nadie ya que la marca lleva con esta estrategia casi desde sus inicios. Gracias a ello resulta indudable que el Android de sus teléfonos ofrece un valor añadido al del propio hardware. Con sus ventajas y también con sus inconvenientes; con la balanza inclinándose por el primero en el móvil que nos ocupa.

Nuestro protagonista parte con Android 11 como versión de sistema y con One UI 3.1, la capa mejorada que estrenó la familia Samsung Galaxy S21. Por tanto, no hay pegas en términos de actualizaciones ya que el software que se incluye es el más reciente; con el parche de seguridad de enero de 2021 también integrado en el firmware.

Samsung Galaxy S21

Que la capa del teléfono es pesada no va a sorprender a nadie, tampoco el hecho de que Samsung siga apostando por preinstalar algunas aplicaciones que podrían considerarse como 'bloatware'. Facebook, Instagram, aplicaciones de Microsoft (Outlook, Office, OneDrive, LinkedIn) y una retahíla de apps y servicios propios que apabulla. Una buena parte del software preinstalado puede desinstalarse (o desactivarse).

Samsung Galaxy S21

Con el salto a One UI 3.1 Samsung abre la puerta a una mayor integración con las apps de Google. Por fin resulta posible añadir Google Discover al escritorio (o elegir Samsung Free, el nuevo lector de noticias que sustituye a UpDay). La estética no se encuentra demasiado alejada de Android stock (salvando las lógicas distancias).

Samsung Galaxy S21

Bixby mejora su integración en el sistema ofreciéndose como alternativa a Google Assistant. Sus rutinas para la automatización son sumamente potentes, sobre todo si se combinan con los dispositivos de SmartThings. También el sistema de dispositivos conectados de Samsung posee mayor presencia en el software del teléfono; así como la integración con Windows 10 y con Android Auto.

Samsung Galaxy S21

Apps de Samsung hay para aburrir, tanto accesibles por el usuario como integradas en el sistema para ofrecer funciones exclusivas (efectos de videollamada, pantalla Edge, Always On Display, búsqueda del teléfono, servicios propios de sincronización y de autocompletado...). Además, Samsung ofrece una notable ayuda para quienes trabajan utilizando su smartphone: Samsung DeX. Tanto por cable como inalámbrico.

Samsung Galaxy S21 Samsung DeX inalámbrico en un televisor LG

Samsung DeX inalámbrico es la guinda del pastel a una conjunción de software que, pese a ser exagerada, aporta un notable valor al teléfono ya que sus dueños no necesitan descargar ninguna aplicación para exprimir a fondo todo lo que el Samsung Galaxy S21 ofrece a nivel de hardware. Además, el fabricante ha optimizado de manera notable todo su software: el consumo en reposo es mínimo; al tiempo que se aprecia claramente la enorme fluidez de toda la capa.

Cámaras: las necesarias para sacarle todo el jugo a cualquier escena

Samsung Galaxy S21

La captura multimedia del Samsung Galaxy S21 sobresale por méritos propios: desde el abultado módulo trasero de cámara a las innumerables funciones que integra la aplicación fotográfica. La nota media es muy alta por más que la pelea por el detalle sea una asignatura pendiente del procesado, incluso con abundante luz.

Entrando en términos técnicos, las cámaras del Samsung Galaxy S21 ofrecen las siguientes características:

  • Sensor principal de 12 megapíxeles. 1,8 μm para cada píxel, apertura f/1.8, tamaño del sensor de 1/1.76 pulgadas, amplitud de 79 º, estabilización de imagen óptica (OIS) y enfoque Dual Pixel de alta velocidad.
  • Sensor gran angular de 12 megapíxeles. Tamaño de los píxeles de 1,4 μm, apertura f/2.2 y amplitud de 120º.
  • Telefoto de 64 megapíxeles. 0,8 μm para el tamaño de los fotodiodos, apertura f/2.0, amplitud de 76 º, zoom 3x (óptico/híbrido), zoom digital de hasta 30x y estabilización de imagen óptica (OIS).
  • Cámara frontal de 10 megapíxeles. 1,22 μm para el tamaño de los fotodiodos, apertura f/2.2, amplitud de 80 º y enfoque automático Dual Pixel.
Samsung Galaxy S21 17

El elenco de sensores y ópticas está muy bien elegido ya que cubre con soltura la mayor parte de escenas a las que el usuario puede enfrentarse. Y si el hardware se queda corto ahí está el software: Samsung ha mejorado su aplicación de cámara para no sólo hacerla más completa, también más lúdica. Con un curioso detalle: al modo retrato por fin se le llama así (y no enfoque dinámico, como hasta ahora).

Samsung Galaxy S21

Tanto de noche como de día el Samsung Galaxy S21 obtiene muy buenas tomas de media. La aplicación incluye HDR automático que tiende a realizar un trabajo algo justo cuando toca iluminar las zonas más oscuras de la imagen (nos hemos topado con bastante subexposición en dichas tomas; sin que lleguen a quemarse las áreas iluminadas). Los colores son muy naturales y sin que el software sature en exceso más allá de los cielos (tiende a enfatizar el azul).

Samsung Galaxy S21

A nivel de detalle las tomas son más que correctas a primera vista, tanto en la pantalla del móvil como cuando se mueven las fotos al ordenador. Sí que se aprecia cierta pérdida de detalle al ampliar el segundo plano de la imagen, especialmente en aquellos elementos complejos, como las hojas de los árboles. De noche este defecto se acentúa sin que resulte exagerado: con suficiente luz el primer plano queda bien perfilado y nítido.

Samsung Galaxy S21

El enfoque de las distintas cámaras es rápido y preciso: basta un toque en pantalla para que el móvil enfoque al instante. Además, el Samsung Galaxy S21 dispone de seguimiento de enfoque: una vez queda marcada una persona u objeto en movimiento la aplicación lo mantendrá en foco mientras permanezca en el plano. También resulta posible anclar el enfoque a un punto y compensar la exposición de la escena.

El salto entre las distintas cámaras traseras se realiza con los habituales iconos de los árboles, a la derecha de la interfaz de cámaras. Dicho salto no es del todo fluido, pero sí que ha mejorado en rapidez con respecto a modelos anteriores. Resulta notorio, eso sí, cómo mantiene Samsung la tonalidad y la iluminación entre todas las cámaras: no hay diferencias perceptibles entre hacer una foto con el gran angular o con el telefoto. Más allá de los detalles intrínsecos de cada óptica.

Samsung Galaxy S21

Si hablamos del gran angular, éste se comporta de manera correcta penalizando ligeramente en términos de detalle. La corrección de la deformación óptica en los extremos es adecuada: por defecto queda activa en los ajustes.

El telefoto no sólo permite realizar capturas con zoom (3x óptico/híbrido y hasta 30x combinados en digital), también realiza tomas sin zoom y al tamaño completo del sensor: 64 megapíxeles. Este modo se activa desde las opciones de ratio: hay que marcar '3:4 64 MP'. Las imágenes aumentan su nivel de detalle penalizando ligeramente la iluminación. Y con un peso que también aumenta: por encima de los 20 MB.

Samsung Galaxy S21

Imagen tomada con el sensor principal (12 megapíxeles). El HDR automático hace buen trabajo en el mantenimiento del rango dinámico. Colores muy naturales a excepción del azul del cielo, que aparecen algo saturados. Y el detalle penaliza ligeramente en segundo plano y con algo de zoom.

Samsung Galaxy S21

Modo retrato con detección automática de enfoque. La imagen está tomada con luz deficiente sin que la imagen quede demasiado corta de luz. El recorte es de buena calidad; con algunos errores debido a la deficiencia de iluminación.

Samsung Galaxy S21

Toma nocturna complicada (modo automático) con grandes contrastes de iluminación. El Samsung Galaxy S21 salva muy bien la escena, tanto con el principal como con la cámara gran angular. Además, el equilibrio de color y balance de blancos es muy similar entre ambos sensores y procesados.

Samsung Galaxy S21

Entre los modos de fotografía incluidos se encuentran la captura única (toma fotos con todas las cámaras y también vídeo mediante un único disparo), el modo noche (en escenas muy oscuras saca imágenes decentes; si no es mejor el modo automático), la IA detecta escenas de manera automática (puede desactivarse), el modo Pro es excelente para toquetear los parámetros de captura, se incluye captura panorámica y también el citado modo retrato. El desenfoque en dicho modo puede visualizarse en tiempo real y también permite su ajuste una vez está tomada la imagen.

La cámara selfie se comporta con la misma rapidez y efectividad que sus hermanas traseras. El nivel de detalle es adecuado por más que peque de nitidez con algo de zoom, los tonos son naturales, el recorte en el modo retrato se encuentra a un gran nivel y la iluminación es homogénea (el HDR automático puede subexponer las áreas oscuras si el contraste de iluminación es alto). La cámara adapta el encuadre según las personas que salen en la foto y enfoca automáticamente a todos los que aparecen en el plano.

Samsung Galaxy S21

La cámara delantera se comporta bastante bien en términos de detalle con respecto al primer plano; pecando de nitidez al hacer algo de zoom. En modo retrato recorta bien el contorno y aplica un procesado natural para los colores. Puede subexponer ligeramente cuando entra en funcionamiento el HDR automático.

A continuación tienes una galería de imágenes fotografiadas con el Samsung Galaxy S21.

Turno de ver cómo graba el Samsung Galaxy S21. Por lo general las tomas son de gran calidad en la mayoría de condiciones, tanto con buena iluminación como cuando desciende la luz (en plena noche el móvil sufre mucho). Samsung ha mejorado el software de seguimiento permitiendo mantener en foco cualquier persona u objeto incluso aunque se desplace rápidamente por el plano (hasta recuerda el punto si éste sale del plano). La estabilidad sigue siendo la nota predominante, al menos mientras no se utilice la cámara gran angular.

La resolución máxima a la que alcanza el Samsung Galaxy S21 es 8K, una resolución poco útil a la que sólo se le saca partido si resulta imprescindible obtener un fotograma o aplicar zoom a la imagen. Además, el tamaño de los archivos en 8K es alto (600 MB por minuto), también puede calentarse el teléfono si la grabación se prolonga. Y la estabilización es casi nula.

Samsung Galaxy S21 La grabación de vídeo profesional permite modificar manualmente los parámetros de la imagen. Y del sonido: el S21 puede registrar el audio delantero, el trasero u omnidireccional

Aparte del 8K (24 fps), y de la obligatoria resolución 4K (hasta 60 fps), el móvil registra vídeo en 1080p y 60 fps con grandes resultados en fluidez y nitidez. Posee grabación con alto rango dinámico (hasta HDR10+), no se escapa la cámara lenta (hasta 240 fps), la superlenta (hasta 960 fps en 720p con unos resultados algo pobres) y la cámara rápida. Y debemos hacer especial mención al vídeo profesional: con él se puede ajustar casi cada parámetro de la imagen. Y del audio: el Samsung Galaxy S21 permite elegir la fuente de audio entre frontal y posterior, también omnidireccional.

A continuación tienes varias muestras de vídeo grabadas con el Samsung Galaxy S21.

Samsung Galaxy S21, la opinión de Xataka Móvil

Samsung Galaxy S21

Tras los días que hemos tenido el Samsung Galaxy S21 como móvil personal podemos decir que este teléfono nos ha parecido sobresaliente en casi todos los aspectos Ésta es, precisamente, una de sus principales cualidades: el equilibrio raya en la superioridad. Lástima que haya detalles que le resten puntos. Como siempre ocurre, no existe el móvil perfecto.

El tamaño está cerca de lo deseable por la mayoría: no es grande, tampoco pequeño. El peso resulta correcto, la construcción es imponente a pesar de la cara trasera de plástico (esto aporta ciertas ventajas) y en ningún caso se pierde la protección contra polvo y agua (IP68). La pantalla es de enorme calidad (lástima de esa resolución Full HD+), es muy potente, posee una conectividad a la altura de un gama 'premium' y el sonido también es muy bueno. Tampoco flojea en posibilidades de carga ni en fotografía: no es la mejor cámara de 2021, pero puede competir entre las diez primeras.

Samsung Galaxy S21

El trio de Galaxy S21 parte muy bien posicionado para dominar el año. Y el más pequeño de los tres saca ventaja donde sus hermanos ven elevados los números, tanto en dimensiones como en precio. Éstas son sus principales bazas con respecto a los Samsung Galaxy S21+ y Samsung Galaxy S21 Ultra.

El Samsung Galaxy S21 es un teléfono redondo en todos los aspectos a pesar de que haya detalles que hagan sombra al resultado final. Es perfecto para quien busque lo máximo en unas dimensiones más o menos contenidas

Si buscas el mejor Galaxy a un precio no tan desorbitado el Samsung Galaxy S21 es una buena elección. Siempre teniendo en cuenta que no resulta precisamente barato: los 859 euros para el modelo 'básico' escapan de la mayoría de presupuestos. A cambio, es casi imposible sentirse decepcionado.

8.9

Diseño9
Pantalla8,75
Rendimiento9,5
Cámaras8,75
Software8,75
Batería8,75

A favor

  • Muy contenido en tamaño y sin que pierda especificaciones.
  • El lector de huellas bajo la pantalla ha mejorado de manera notable.
  • El equilibrio general de todo el teléfono es sobresaliente.

En contra

  • Echamos en falta opción mayor resolución.
  • La trasera de plástico reduce la sensación 'premium'.
  • Sin cargador ni auriculares ni tarjeta SD. Es un paso atrás.

Samsung Galaxy S21 5G | Smartphone Android Libre | Pantalla de 6.2" FHD+ 120Hz Dynamic AMOLED | 8GB RAM y 128GB de Memoria | Cámara Trasera de 64MP | Color Violeta [Versión española]

Samsung Galaxy S21 5G | Smartphone Android Libre | Pantalla de 6.2" FHD+ 120Hz Dynamic AMOLED | 8GB RAM y 128GB de Memoria | Cámara Trasera de 64MP | Color Violeta [Versión española]

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Samsung. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio