Compartir
Publicidad

iOS 11 se propaga a menor velocidad incluso que iOS 8, una de las versiones más lentas

iOS 11 se propaga a menor velocidad incluso que iOS 8, una de las versiones más lentas
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las gráficas que muestran el ritmo de adopción de cada nueva versión del sistema operativo de Apple no falta a ninguna de sus presentaciones. En Apple tienen motivos para presumir pues, en comparación con Android, cada nueva versión de iOS se instala a la velocidad de la luz, pero también tiene algo de truco: muchos menos modelos y un control mucho más férreo de todo su ecosistema.

En su última versión, sin embargo, algo no está yendo como se esperaba. Con iOS 11 en circulación desde el pasado mes de septiembre, las últimas cifras publicadas por Apple reflejan que la tasa de adopción se ha reducido. No hasta el punto de desplomarse pero sí mostrando una notable distancia con respecto a iOS 10, e incluso con respecto a iOS 8, que ya representó un bache en 2015. Tratemos de ver cuáles son los motivos.

Una tasa de adopción muy lenta

Adopción de iOS 11

Decir que a estas alturas del año, ya embocando el final del mes de enero, iOS 11 está presente en un 65% de los dispositivos de Apple debería ser un motivo de alegría para el equipo de Tim Cook, pero la comparación con versiones anteriores es sonrojante. Sólo en comparación con iOS 10 ya se aprecia una caída de 11 puntos porcentuales, más si observamos iOS 7.

La versión de iOS lanzada en 2013, iOS 7, llegaba al 80% de instalaciones el 27 de enero del año siguiente, una fecha muy similar a la que hoy vivimos y que nos trae a esta comparativa. iOS 8 supuso una caída de 12 puntos hasta quedarse en un 68%, que pese a la sensación negativa que transmitió aún era más alta que la del iOS 11 actual. iOS 9 y 10 pusieron tierra de por medio, ambos con 76% de adopción en enero.

iOS 11 no sólo se instala a menos velocidad que iOS 10, también sale perdiendo con respecto a iOS 8, una versión que ya fue muy lenta en su momento

Las instalaciones, de forma lógica, han ido reduciendo su velocidad. Pocos días después de su lanzamiento, a primeros de noviembre, iOS 11 se encontraba en el 52% de equipos de Apple. El sistema operativo tardó un mes más en llegar al 59% y en estos momento, ya en enero, la cifra se sitúa en sólo un 65%. Una adopción más lenta, como comentábamos, que sus hermanas mayores de generaciones previas.

Esta menor velocidad de actualización no sólo está provocando que las novedades del sistema operativo lleguen a menos usuarios, un problema menor pues depende de la percepción que cada individuo tenga de éstas, sino que también ralentiza la instalación de los parches de seguridad. Como el caso de Meltdown y Spectre, por ejemplo, descubiertos hace semanas y ya parcheados en iOS 11, pero no en iOS 10. Al menos no por el momento.

Los posibles motivos para la bajada de velocidad

Ios 11

No cabe duda de que los motivos para esta ralentización pueden haber sido muchos y muy variados. Pese a que Apple tiende a funcionar como un reloj en lo que a distribución de iOS se refiere, cada vez son más los errores de las versiones iniciales del sistema. Estos errores se corrigen con versiones posteriores, como iOS 11.1 en el caso de la última, de ahí que haya cada vez más usuarios que prefieran esperar a versiones "estables" y más pulidas del sistema.

Uno de esos errores, por ejemplo, causaba problemas con el drenaje de las baterías de los iPhone. Tanto es así que llegamos a recomendar hacer un "downgrade" a iOS 10 para poder seguir operando con normalidad hasta que el problema se solventase con actualizaciones futuras. Algo que en estos momentos ya no puede hacerse, pues Apple ha dejado de firmar iOS 10.

Los iPhone y iPad de 32 bits no pueden instalar iOS 11: la arquitectura de sus procesadores se lo impide

Pese a todo, hay un dato a tener en cuenta y que puede ser el principal responsable de esta baja, relativa, adopción. iOS 11 se convirtió en el primer sistema operativo dedicado a procesadores de 64 bits. El iPhone 5 se quedó fuera en lo relativo a teléfonos, como también ocurrió con el iPhone 5c. El Apple A6, el procesador que compartían ambos, tuvo la culpa de que los teléfonos no pudiesen avanzar.

Así que a todos los posibles problemas e inconvenientes que iOS 11 haya podido encontrar por el camino, hay que sumar un parque de teléfonos, de dimensiones desconocidas por ahora, que no han podido actualizar. Un parque de teléfonos al que hay que sumar los correspondientes iPad con el mismo problema.

Es lógico pensar que la polémica suscitada a raíz de la ralentización por parte de Apple de dispositivos con baterías desgastadas ha podido tener algo que ver; pero con iOS 11 dando vueltas desde hacía meses en el momento del descubrimiento, es posible que su influencia haya sido poca. Recordemos que, en el momento del descubrimiento de este problema, ya no era posible volver a iOS 10. Sí, no obstante, esperar aún más para su actualización. Y otro posible motivo sería... ¿se venden menos iPhone 8, 8 Plus y X de lo esperado? Veremos las cifras de enero, las que hemos visto hasta ahora no son del todo concluyentes.

Vía | Rene Ritchie
En Xataka Móvil | iOS 11: por qué actualizar, qué hacer antes de actualizar y cómo actualizar tu iPhone

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio