Compartir
Publicidad

¿Podrán las baterías de los iPhone 6 e iPhone 6L hacerlos más competitivos?

¿Podrán las baterías de los iPhone 6 e iPhone 6L hacerlos más competitivos?
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los rumores sobre el iPhone 6 (con pantalla de 4,7 pulgadas) y el iPhone 6L (con pantalla de 5,5 pulgadas) siguen llegando y ahora varios medios han publicado fotos de lo que se supone serán las baterías de ambos modelos, en las cuales se puede observar su capacidad.

Según esas filtraciones, los iPhone 6 dispondrán de una batería de 1.810 mAh, mientras que los modelos de mayor tamaño, los iPhone 6L, contarán con una capacidad de 2.915 mAh. A ello se sumarán otras especificaciones ya rumoreadas como procesadores Apple A8, pantallas con mayor resolución, mejores cámaras o nuevos sensores.

La capacidad del iPhone 6 contrasta con la actual batería del iPhone 5S, de 1.560 mAh, y no parece un incremento demasiado significativo que sin duda tendrá que ser suficiente para mantener una autonomía decente considerando que la pantalla crecerá no solo en tamaño sino también en resolución.

Más solvente parece la del modelo con diagonal de 5,5 pulgadas, más en línea con otros dispositivos d eese tamaño y que probablemente haga que este dispositivo sea especialmente prometedor en autonomía. Esperamos poder conocer ambos dispositivos el próximo 9 de septiembre en un evento que varios medios dicen que Apple organizará pero que la empresa aún no ha confirmado oficialmente.

Las baterías de la competencia

Los datos que se han filtrado contrastan no solo con los que habían protagonizado terminales anteriores de Apple, sino con los que ofrecen dispositivos con esas mismas diagonales de pantalla (o similares) en los últimos tiempos.

oneplus-one-1.jpg

En el caso del iPhone 6 de 4,7 pulgadas, no hay terminales de gama alta con esa diagonal, pero sí podríamos compararlo con el Samsung Galaxy S5 de 5,1 pulgadas (2.800 mAh), el Nexus 5 de 4,95 pulgadas (2.300 mAh), el HTC One M8 de 5 pulgadas (2.600 mAh).

En el del iPhone 6L de 5,5 pulgadas, las comparaciones obvias serían las que lo enfrentan al Sony Xperia Z2 de 5,2 pulgadas (3.200 mAh), el OnePlus One de 5,5 pulgadas (3.100 mAh), el Galaxy Note 3 de 5,7 pulgadas (3.200) o el LG G3 (3.000 mAh).

Podemos ver como en todos los casos las baterías integradas por Apple son de menor capacidad, pero también es cierto que el control que Apple ejerce sobre el hardware y el software le permite desarrollar dispositivos en los que la eficiencia energética es notable. De hecho, sus dispositivos logran autonomías normalmente superiores a las de los competidores en la misma gama y en prestaciones similares gracias a esas mejoras técnicas que Apple es capaz de implementar al gestionar todos los apartados de los dispositivos.

Habrá que esperar a ver la presentación de esos dispositivos para confirmar estos datos, pero desde luego será mucho más interesante comprobar cómo se comportan esas baterías -y en especial, la del iPhone 6L- para contrastar si este importante factor es decisivo a la hora de optar por las soluciones de Apple o las de otros fabricantes.

¿Baterías, pantallas y resoluciones: una ecuación sin solución?

Las baterías son sin duda una de las grandes preocupaciones de los usuarios a la hora de adquirir nuevos terminales. Las exigencias de muchos de ellos comprometen la autonomía de unos dispositivos en los que estos componentes no han podido (o sabido) mejorar al mismo ritmo que los procesadores o cámaras, por ejemplo.

En ello han tenido que ver importantes saltos en la potencia de los procesadores -que ciertamente también han mejorado en su eficiencia energética- pero también en los tamaños y resoluciones de las pantallas. Uno de los mejores ejemplos de esa situación es el LG G3, que analizamos recientemente en Xataka.

Este smartphone destacaba por su pantalla de 5,5 pulgadas y sobre todo por la adopción de una resolución 1440p en dicho panel. El resultado era el de una calidad fantástica que lamentablemente solo se confirmaba en escenarios muy limitados como la reproducción de vídeo o al hacer zoom sobre las fotos. Nuestro compañero Juan Carlos López se preguntaba si esa resolución compensaba, y la respuesta era negativa para la mayoría de los usuarios.

Lo cierto es que la nueva hornada de smartphones y phablets de cada vez mayor tamaño permite que las baterías también crezcan en tamaño y autonomía, pero la ecuación parece no acabar de tener solución: tener un dispositivo que aguante con solvente un día entero es ahora algo menos complicado, pero las mejoras en este sentido llegan con cuentagotas a pesar de revoluciones anunciadas en los últimos meses. A la espera de que llegue, solo nos queda por ver si las integradas en la nueva hornada de smartphones -incluidos los de Apple- logran ir aliviando este problema tan común.

En Xataka Móvil | La batería, la deuda pendiente de los smartphones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio