Compartir
Publicidad
Publicidad

Con el fin del roaming en Europa, los operadores con red españoles salen ganando

Con el fin del roaming en Europa, los operadores con red españoles salen ganando
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El fin del roaming ya está aquí. Desde este 15 de junio podremos viajar por los países de la Unión Europea y asociados sin preocuparnos por la factura de nuestro móvil, ya que nuestra tarifa será valida en todos ellos, con ciertas letras pequeñas. El camino hasta llegar a este punto ha sido largo, sobre todo por la fuerza que ha ejercido el lobby de los operadores, que en muchos casos se mostraron en contra del roaming gratis.

La amenaza de que la llegada del roaming gratis empuje a los operadores a subir los precios de sus tarifas, algo que muchos ya llevan haciendo un tiempo, está sobre la mesa e incluso se ha cifrado en un 7%. Pero lo cierto es que con las condiciones finales del roaming gratis, que deja a los operadores la vigilancia de los posibles abusos, los que ganan son los operadores españoles, italianos o griegos, aquellos que tanto se quejaban.

Todos los veranos los operadores españoles (y los de otros países que reciben un gran número de turistas) preparan sus redes móviles para dar servicio a la concentración de usuarios por antena que se da en los lugares más visitados, sobre todo en zonas de costa. Ahora, este verano con el fin del roaming el tráfico de datos en dichas zonas se puede disparar hasta por cuatro, aunque los operadores dicen estar preparados para ello.

Clientes que viajan, viajeros que usan mi red

Los Movistar, Orange, Vodafone o MásMóvil-Yoigo tienen que afrontar el coste de ese despliegue reforzado de antenas, que en ocasiones también conlleva el tendido de líneas de fibra hasta ellas, pero su uso por parte de turistas extranjeros también les proporcionará unos importantes ingresos. Y es que aunque para los usuarios el roaming es gratis, los operadores se cobrarán entre sí por el uso de sus redes.

Los OMRs españoles recibirán importantes ingresos como resultado del consumo de los turistas que visiten nuestro país

Para explicarlo muy fácil: Movistar (por poner un ejemplo) tiene que pagar a Orange Francia 7,7 euros por cada giga que un cliente suyo consuma sobre su red. Ahora, Movistar también cobrará 7,7 euros por cada giga que consuma cualquier turista europeo usando su red móvil en España. Y siendo España un país importador de turistas (recibe más turistas de los que emite) las cuentas parecen claras: saldrán ganando.

¿Quién sale perdiendo? Los OMVs

Para los operadores con red las cuentas son sencillas: a lo obtenido por dar cobertura a los turistas le resto el consumo de mis clientes viajeros. Una cuenta que en el caso de los operadores del sur de Europa dará un resultado positivo, más si tenemos en cuenta que también están presentes en otros países europeos. Pero quienes salen claramente perdiendo son los virtuales.

¿Por qué salen perdiendo los virtuales? Muy sencillo, ellos tienen que pagar a su operador de red por el consumo que sus clientes hagan en el extranjero pero no reciben ingresos de turistas, ya que no cuentan con red propia. Todo gastos y cero ingresos que pondría en peligro la viabilidad del negocio de los virtuales, pero que en la mayoría de los casos está contemplado en el acuerdo entre operador de red y virtual, para que sea viable.

Para los virtuales el roaming es todo gastos, ya que no tienen redes móviles que prestar a usuarios extranjeros

No conocemos los detalles de esos acuerdos que permitirán que los Pepephone, República Móvil o Suop puedan ofrecer el roaming gratis a sus clientes (parte de la factura tendrán que pagar) pero sí sabemos que hasta no hace mucho ponían en duda que pudiesen ofrecer ese roaming gratis. Igualmente, aquellos OMVs que viesen su rentabilidad amenazada podrían no ofrecer roaming gratis (justificándolo ante la CNMC), pero quedarían heridos de muerte frente a los usuarios, que tendrían otras muchas opciones con roaming gratis.

¿A dónde queremos llegar con toda esta parrafada? A que por mucho que los operadores hayan hecho lobby contra el fin del roaming en Europa, llegando a asegurar que les cuesta más producir un giga que lo que cobrarán a sus colegas de otros países, los costes de los usuarios viajeros se compensarán con creces con todos esos turistas que llegarán a Barcelona, Benidorm o Mallorca y se enchufarán a su Netflix sin miedo a la siguiente factura del móvil, porque esos datos los pagará su operador.

Foto de portada | Jeshoots
En Xataka Móvil | El fin del roaming en Europa: toda la letra pequeña a conocer antes de viajar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos