Compartir
Publicidad

Netflix sigue generando titulares negativos en Estados Unidos, ¿acabará bien todo esto?

Netflix sigue generando titulares negativos en Estados Unidos, ¿acabará bien todo esto?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aún no ha llegado a España, pero los que estemos esperando la llegada de Netflix a nuestras tierras tenemos motivos para preocuparnos. Pese al lanzamiento reciente en América Latina, los usuarios de Estados Unidos cada vez están más descontentos con un servicio que la semana pasada sufrió un revés importante: uno de los principales proveedores de contenidos anunció que no renovará su contrato y que todo su material audiovisual desaparecerá próximamente de esta plataforma de vídeo.

Pero vayamos por partes. Si recordáis, en pleno verano nos llegó la noticia del cambio de precios en Netflix, con el fin de potenciar cada vez más el streaming e ir retirándose poco a poco del mercado de alquiler de DVDs. Mientras que a muchos de nosotros nos pareció una decisión lógica, muchos clientes americanos llegaron incluso a darse de baja. ¿El motivo? El poco tacto que tuvieron al anunciarlo y el hecho de que la oferta en DVD es, actualmente, mucho mayor que la de streaming. Pero la cosa no se ha quedado ahí, y es que hace un par de días volvió a aparecer la polémica.

El plan más barato de Netflix permite, según está establecido en los términos de uso, la reproducción simultánea de un sólo archivo al mismo tiempo. ¿El problema? Pues que hasta ahora el reproductor de Netflix hacía caso omiso de este límite, así que una familia entera podía hacer uso de este plan y ver al mismo tiempo una película en el ordenador y otra en el iPad sin ningún problema. ¿Y por qué hablo en pasado?

Muy sencillo: porque estos días han ido apareciendo quejas de los usuarios de que esto ya no era posible. Si bien es algo lógico y que se avisaba desde los propios términos de uso de Netflix, nunca fue algo que la compañía controló. De ahí a que muchos usuarios vean injusto que se comience ahora precisamente a llevar el control. ¿Y si quieren ver dos películas? Pues entonces tendrían que recurrir a planes superiores que cuestan más dinero.

Desde Netflix han debido de tomar nota de las quejas de sus usuarios, y una portavoz de la compañía ha declarado que no es su intención empezar ahora a controlar el número de reproducciones al mismo tiempo y que todo esto se debe a un error en la plataforma. ¿Error técnico o cambio de opinión? Mientras no se demuestre lo contrario yo me inclino hacia lo segundo. El problema es que el daño ya está hecho: titulares negativos sobre Netflix han inundado la prensa una vez más, y eso es lo que menos necesita la compañía en estos momentos.

starz.jpg

Starz abandona el barco

Aunque lo que hemos comentado del número de reproducciones es un simple detalle más publicitario que otra cosa, Netflix tiene hoy en día motivos de preocupación: la semana pasada Starz, uno de sus principales proveedores de contenidos (tanto de series como películas de estreno) anunció que no seguiría prestando su material a la compañía. Puede que no os suene el nombre pero, si os digo que Star proporcionaba más de 1000 películas al año incluyendo títulos de Sony y de Disney, ya os podéis imaginar el valor de esta pérdida. Desde algunos lugares se aventura a que Starz pedía cifras astronómicas para esta renovación, pero yo de nuevo vuelvo a tener mis dudas.

Según el comunicado de Starz, ellos tan sólo quieren preservar la calidad de “premium” que se ha ganado su marca. ¿En qué se traduce esto? En que la productora rechazó cifras en torno a 300 millones de dólares porque consideraba que el que un usuario pagara 7.99 dólares y tuviera acceso a todos sus contenidos podría perjudicar a su negocio fuera de la red: sus clientes de cable. Al fin y al cabo, si cuesta 15 dólares suscribirse y por 7.99 en Netflix tienes todo su contenido y más, ¿por qué iban a molestarse? De ahí a que muchas otras cadenas, como HBO, nunca hayan mostrado su interés por Netflix.

¿Es tan simple como eso? En mi opinión, no. El panorama audiovisual ha cambiado notablemente en los últimos años. Antes, las grandes poseedoras de derechos no tenían problema en ceder sus productos para su comercialización online, y si les generaba ingresos extra mucho mejor. La clave aquí está en el “extra”. El problema es que ahora se han dado cuenta que en lugar de migajas podrían estar consiguiendo muchos más beneficios, sobre todo viendo el éxito de plataformas como Netflix.

Starz ha sido la primera compañía en retirarse, pero no me extrañaría que no fuera la última. ¿Veremos algún videoclub online por parte de Starz pronto? Es posible, ya que no creo que dejen de lado el negocio en la web. La clave está en buscar la forma de hacer su franquicia online complementaria con su cadena de cable televisiva, de tal forma que no se molesten una a la otra y al final se maximicen los beneficios.

futuro-netflix.jpg

¿Y el futuro?

Netflix ahora mismo está muy concentrada en sus planes de expansión. Hace unos días llegó a América Latina, y se espera que a lo largo de 2012 le toque el turno a España y al resto de Europa. Pero centrándonos en la compañía en sí y en sus servicios, ¿qué planea para un futuro cercano? ¿Qué mejoras introducirá para seguir por delante de la competencia? El problema es que no parece que a Netflix le preocupe eso ahora mismo, ya que está centrada en otras cosas.

La competencia va a ser clave a la hora de ver cómo acaba todo. A lo largo de los últimos meses han surgido multitud de servicios con un propósito similar (Youzee, Wuaki.tv, etc), pero de momento ninguno ha conseguido destacar por encima del resto. Pero esto no quiere decir que Netflix tenga el trono asegurado: por un lado, Dish Network tiene pensado lanzar un servicio similar bajo la marca Blockbuster (muy tarde, pero quién sabe…); por otro está Hulu, que ahora mismo tiene un montón de “novias” y podría ser crucial en el futuro.

Pero si yo estuviera a cargo de Netflix una de las cosas que más me preocuparía son los servicios que están preparando u ofreciendo ya los generadores de contenido. HBO siempre ha pasado de intermediarios y ofrece sus programas a través de HBO Go, y cada vez son más las productoras que se buscan la manera de hacer llegar sus películas a los espectadores (por ejemplo, Miramax con su intento con Facebook). Sea como fuere, y aunque personalmente soy una de las que espera expectante la llegada de Netflix a España, no le veo a la compañía el brillante futuro que muchos dicen ver.

En Xataka ON | Qué le pedimos a Netflix España
En Genbeta | Netflixscepticismo: porque no es oro todo lo que reluce

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio