Movistar regresa al pasado con el nuevo Fusión: móviles "gratis" y una invitación a la permanencia
Movistar

Movistar regresa al pasado con el nuevo Fusión: móviles "gratis" y una invitación a la permanencia

Tal y como adelantó la propia Telefónica la semana pasada, Movistar ha actualizado todo su porfolio de tarifas Fusión, y lo ha hecho con dos grandes novedades: por un lado, subiendo el precio, y por otro, ofreciendo en todos los planes un smartphone gratis o más barato, según la tarifa contratada y el móvil que queramos adquirir.

Esto significa varias cosas: por un lado, incide en su filosofía del "más por más" (como hemos visto en otras ocasiones), y por otro, retoma esa estrategia de antaño de ofrecer teléfonos subvencionados o, directamente, regalados. Por si fuera poco, aceptar ese terminal conlleva estar ligado a Fusión durante 36 meses. ¿Significa eso que Movistar ha recuperado la permanencia que eliminó hace tiempo? Vamos a analizarlo.

Más por más: vuelven los móviles "gratis"

Antes de nada, hay que aclarar que, aunque las nuevas tarifas de Fusión van dirigidas, principalmente, a clientes nuevos, los actuales también podrán pasarse a ellas voluntariamente para conseguir un teléfono gratis. Una vez tenemos clara esta premisa, no cabe duda de que estamos ante un nuevo ejemplo del habitual "Más por más" de Movistar, es decir, más servicios a cambio de más dinero.

Movistar

Y es que van varios años ya en los que Telefónica, cada cierto tiempo, aumenta los gigas de datos en las líneas móviles, incrementa la velocidad en las conexiones de fibra en el hogar o introduce más contenidos televisivos. Pero eso no le sale gratis al cliente: esas mejoras siempre traen de la mano una subida de entre 3 y 6 euros mensuales.

Hace tiempo que Movistar adoptó la estrategia del "más por más": más dinero a cambio de más servicio (datos, velocidad, televisión y, ahora, teléfonos)

En esta ocasión, esa mejora llega materializada en forma de teléfonos gratis o subvencionados, una estrategia a la que nos tenían acostumbrados los operadores hace años para "robarse" clientes entre ellas, pero que Movistar decidió abandonar en 2012, unos meses antes de crear Fusión.

Ahora la retoma, de manera que todas las nuevas tarifas de Fusión ofrecen la posibilidad de tener un móvil nuevo durante los primeros años de contrato a cambio de 3 euros más en cada plan (o más, si nos decantamos por un modelo de alta gama).

Por tanto, no nos engañemos, el teléfono no sale gratis: 3 euros x 36 meses = 108 euros más es lo que van a pagar los clientes en tres años, como mínimo, a cambio del terminal. Además, ¿qué ocurre si un cliente nuevo no quiere ese smartphone? Que igualmente tendrá que pagar el precio encarecido de las nuevas tarifas, y en ese caso, ni siquiera podremos hablar del "más por más".

Te quedas tres años o te penalizan

Movistar 02

Ese "obsequio" del móvil trae, además, una letra pequeña que hay que tener en cuenta. Movistar entrega esos móviles en arrendamiento o renting, es decir, en forma de alquiler a largo plazo. Un plazo muy concreto: 36 meses. Una vez transcurridos esos tres años, el usuario puede quedarse con el móvil a cambio de un 1 euro. ¿Y si me doy de baja antes de 36 meses? Ahí es donde está la trampa.

Como comentábamos al principio, hace tiempo que Movistar eliminó la permanencia, primero de sus tarifas Fusión y luego de todos sus contratos, de manera que la obligatoriedad de permanecer en Movistar sólo quedaba ligada a la compra de un móvil a plazos.

Las nuevas tarifas invitan a que los usuarios acepten un móvil rebajado o "gratis" y, para recibirlo, obligan a firmar un contrato que incluye el "arrendamiento de un terminal móvil por un periodo de 36 meses, conforme a las Condiciones Generales de Arrendamiento de Terminal Móvil en Fusión", que incluyen esta tabla de cuotas:

Cuotas

Según figura en las condiciones, si nos damos de baja de Fusión antes de los 36 meses, pero conservamos la línea móvil asociada con el arrendamiento del smartphone, pasaremos a pagar la 'Cuota sin Fusión' que vemos en la tabla anterior. Pero si damos de baja todos los productos incluidos en Fusión, no sólo tendremos que devolver el terminal, sino que, además, tendremos que abonar una penalización, tal y como recoge el contrato:

En caso de baja voluntaria anticipada del Servicio de arrendamiento el Cliente deberá devolver el Smartphone, en cuyo caso, se aplicará al Cliente la penalización recogida en el Anexo al Contrato de Arrendamiento de Terminal Móvil (Smartphone) en concepto de penalización por baja voluntaria y calculada conforme a la fórmula especificada en dicho anexo.

Efectivamente, si te fijas en la tabla, verás que, en caso de no devolver el teléfono en buen estado, tendrás que abonar el 100% del CTA, que resulta de multiplicar el coste inicial del smartphone por 1095 días (3 años) y dividirlo por los días que te quedan hasta cumplir la permanencia.

Pero incluso devolviéndolo en buenas condiciones, deberás abonar el 70% del CTA en concepto de penalización. Por tanto, no podemos decir que las nuevas tarifas lleven asociada permanencia (si rechazas el móvil, no hay penalización por baja anticiapada), pero está no hay duda de que empujan al cliente a aceptarla. Porque claro, ¿quién va a decir que no a un móvil "gratis"?

Temas
Inicio