Compartir
Publicidad
El salto del Snapdragon 430 al 630, el cambio que hace al Nokia 6 (2018) subir de categoría
Nokia

El salto del Snapdragon 430 al 630, el cambio que hace al Nokia 6 (2018) subir de categoría

Publicidad
Publicidad

El Nokia 6 se ha renovado. Un año después de que apareciese la primera generación, uno de los primeros teléfono de la vuelta al mercado de smartphones de Nokia, ya tenemos aquí la segunda hornada. Un teléfono que no ha tenido tantos cambios como se esperaban pero que aún así ha evolucionado, ha subido de categoría y todo se lo debemos a su cerebro.

Finalmente el Nokia 6 2018 no ha variado el ratio de pantalla, no hemos visto ese panel de 18:9 que confiábamos acabaría con buena parte de sus marcos, y tampoco hemos visto variaciones sustanciales en su diseño más allá de desplazar el lector de huellas. Pero el procesador ha dado un importante salto, de la serie 400 de Qualcomm pasamos a la serie 600 y sólo por eso ya merece la pena pasarse al nuevo teléfono. Si tenías dudas sobre si mantener tu actual Nokia 6 o si comprar el nuevo, te daremos motivos de potencia. De peso.

De 400 a 600, un importante salto cualitativo

Snapdragon 630

El salto entre generaciones no se puede considerar un salto de categoría monumental, pues pese a que el procesador evoluciona no dejamos de encontrarnos entre las gamas medias del mercado. El punto a tener en cuenta es que Qualcomm ofrece no pocas opciones en las gamas medias, y algunas son de perfil bajo mientras que otras apuntan más arriba.

El Nokia 6 del pasado año aterrizo con el Snapdragon 430, un chip de ocho núcleos y de perfil bajo que en ocasiones ha dejado a sus terminales en el borde de convertirse en gamas bajas. Dada la limitación en la distribución de los chips de las series 2XX y 41X, los 430 se quedaron para casi convertirse en el comienzo del catálogo del fabricante, y uno de ellos se utilizó para mover al Nokia 6.

Para la nueva generación, HMD ha apostado por el Snapdragon 630, un chip que se presentó el pasado 2017 junto al Snapdragon 660 y llegaba con el encargo de dejar atrás el sobreexplotado Snapdragon 625. Un procesador, en definitiva, no sólo más potente sino que suponía un salto cualitativo importante, uno que convierte al nuevo Nokia 6 2018 en un goloso objetivo de compra. Aunque todo dependerá de qué precio sea el elegido para ponerlo en las tiendas. Pero vamos al grano, a la comparativa de procesadores.

Snapdragon 430 vs Snapdragon 630

Nokia 6
Snapdragon 430

Nokia 6 2018
Snapdragon 630

Construcción

28 nanómetros

14 nanómetros

CPU

8 x Cortex A53 a 1,2GHz

4 x Cortex A53 a 2,2GHz
4 x Cortex A53 a 1,8GHz

GPU

Adreno 505 a 450MHz

Adreno 508 a 650MHz

RAM

LPDDR3 a 933MHz

LPDDR4x a 1,33GHz

LTE

Categoría 4
150 Mbps

Categoría 12
600Mbps

ISP

Dual ISP

Spectra 160

Carga rápida

Quick Charge 3.0

Quick Charge 4.0

Cuando echamos un vistazo a estos dos procesadores podemos ver que ambos son chips de ocho núcleos, un dato que gusta mucho a los responsables de marketing y que suelen plasmar en los carteles promocionales. Pero un dato que, a la hora de la verdad, significa muy poco y sólo nos habla de la arquitectura del procesador. Aquí lo que importa es la velocidad de reloj, la tecnología de los núcleos, los nanómetros. La potencia y el consumo, en definitiva.

Con el cambio de generación tenemos un importante cambio, de un procesador de ocho núcleos pasamos a otro con el mismo número pero distinta configuración. El Snapdragon 630 se compone de dos clústeres de cuatro núcleos, uno de los cuales corre a 2,2GHz mientras que el otro lo hace a 1,8GHz. El Snapdragon 430, el modelo anterior, alcanzaba únicamente los 1,2GHz. El número de operaciones que puede ejecutar el nuevo chip casi duplica a las del anterior.

El salto de potencia al pasar del Snapdragon 430 al 630 es tan sustancial que el Nokia 6 2018 bien podría haber recibido otro nombre en su renovación

No hay cambio en el diseño de los núcleos, seguimos teniendo Cortex A53 por todas partes aunque la tecnología sí ha evolucionado y el nuevo cerebro del Nokia 6 2018 se ha construido en 14 nanómetros. Transistores que ocupan la mitad que los del Snapdragon 430 de 28 nanómetros. Eso redunda directamente en un menor consumo energético pues necesitamos menos electricidad para su activación. Es de suponer que tengamos más autonomía con la misma batería en el salto generacional entre ambos Nokia 6.

Pero la evolución entre generaciones no se queda únicamente ahí, la GPU también cambia entre SoCs. De la Adreno 505 a 450MHz pasamos a una Adreno 508 que corre a 650MHz por lo que crece sustancialmente la potencia gráfica. Está claro que no hablamos de un teléfono para gamers pero tampoco lo pretende, el salto gráfico nos ofrecerá más fluidez en los juegos más populares y nos dará la posibilidad de acceder a otros más potente.

Hola, Quick Charge 4.0

Quick Charge 4.0, de Qualcomm

Con el cambio de un modelo por otro también ganamos en otros detalles que no son nimios, como en la velocidad de la RAM. 3GB a 933MHz montados en el Nokia 6, 4GB a 1,3GHz montados en el Nokia 6 2018. Y otros puntos a favor del salto generacional, como la ganancia de la carga rápida Quick Charge 4.0. Un 50% de la carga total de la batería en 15 minutos, todo gracias a la presencia del Snapdragon 630.

Además, tenemos otras ventajas tal vez menos visibles pero igualmente incluidas, como el hecho de que el Snapdragon 630, y por ende el Nokia 6 2018, cuenta con un procesado fotográfico más avanzado y potente gracias a su ISP Spectra 160, el que también monta el Snapdragon 660, por lo que pese a que no varían las cámaras, en teoría, debemos tener un mejor resultado con ellas.

Así que si te parecía que no había demasiado cambio entre el Nokia 6 y el Nokia 6 2018, sólo con el salto entre procesadores se puede justificar cambiar un teléfono por otro. No estamos ante un cambio iterativo como en otros casos sino que HMD ha hecho evolucionar su gama media de forma notable. Veremos qué ocurre con los próximos lanzamientos pero por ahora nos gusta esta nueva Nokia de 2018. Que siga así.

En Xataka Móvil | Nokia 6 2018 en cinco claves: más potencia y carga rápida para el Nokia 6 que tuvo que ser

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio