ARM presenta los núcleos y la GPU del Snapdragon 8 Gen 2: raytracing, más rendimiento y mejor eficiencia

ARM presenta los núcleos y la GPU del Snapdragon 8 Gen 2: raytracing, más rendimiento y mejor eficiencia
Sin comentarios

La empresa británica ARM es la responsable de los diseños de procesadores que tenemos en prácticamente todos los móviles. El año pasado dio el mayor salto en una década con la arquitectura ARMv9 en la que se basan los núcleos Cortex-X2, Cortex-A710 y Cortex-A510 que encontramos en los SoC de gama alta. Ahora, llega la segunda generación de núcleos ARMv9, acompañados de nuevas GPU.

ARM ha anunciado los nuevos núcleos Cortex-X3 y Cortex A715, una actualización de los núcleos Cortex-A510 y tres nuevas GPU: ARM-Inmortalis-G715, Mali-G715 y Mali-G615. La premisa es la habitual: mejor rendimiento, un consumo de energía más eficiente y la primera gráfica de ARM con soporte para Raytracing.

Nuevos Cortex-X3, Cortex-A715 y Cortex-A510

Cortexes

El diseño para los núcleos de los procesadores que veremos en el futuro cercano ya están listos. El más potente de ellos es el Cortex-X3 que, previsiblemente, llega como una mejora del Cortex-X2, para los procesadores de gama más alta. Hace unas semanas se filtró que estaría a bordo del próximo Snapdragon 8 Gen 2.

Según los cálculos de ARM, el Cortex-X3 supone una mejora de rendimiento del 25% frente a su antecesor mientras se mantiene abierto al programa de personalización Cortex-X por el cual los socios pueden alterar el diseño final según sus requisitos.

Cortexa75

Un paso por debajo se encuentra el Cortex-A715, el nuevo núcleo de alto rendimiento que mejora su rendimiento en 5% a la vez que aumenta la eficiencia energética en un 20%, con respecto al anterior Cortex-A710.

La mejora en el rendimiento del diseño de Cortex-A715 lo equipara en rendimiento al Cortex-X1, el más potente de la casa de hace un par de años y el núcleo de rendimiento "extremo" del Snapdragon 888.

A510

Por último tenemos el Cortex-A510 que, sí, mantiene el mismo nombre a pesar de haber sido actualizado. Este diseño renovado del núcleo con mayor eficiencia energética mantiene el rendimiento del año pasado pero con una mejora de eficiencia energética del 5%.

Nuevas GPU Inmortalis-G715, Mali-G715 y Mali-G615

ARM se estrena en las GPU premium con su nueva Inmortalis-G715 que llega como respuesta de las GPU fruto de la colaboración entre Samsung y AMD. Veremos la GPU Inmortalis-G715 en los móviles Android más premium, a los que brindará el mayor rendimiento y la primera vez que una GPU de ARM ofrece raytracing basado en hardware. Los Dimensity 9000, por ejemplo, soportaban raytracing por software.

Esta GPU Inmortalis se basa en una arquitectura que ofrece ya un 15% más de rendimiento que la generación anterior y soporta también Variable Rate Shading. La potencia bruta no va sin control, y es que el raytracing de la GPU Inmortalis usa solo el 4% del área central del shader, optimizando el uso de energía.

Un escalón por debajo se encuentran las GPU Mali-G715 y Mali G615, que veremos en los móviles de gama alta. Al igual que la Inmortalis, ambas GPU soportan Variable Rate Shading, la función que supone un mayor rendimiento y menor uso de energía al centrar los "esfuerzos de renderizado" en las partes importantes mientras se reducen en las partes menos importantes, sin que se pueda percibir diferencias visualmente.

Gpus

Las arquitecturas están listas y ahora es el turno de que empresas como Qualcomm o MediaTek tomen el relevo y conviertan estas arquitecturas en una realidad en los próximos SoC. No las veremos en nuestros móviles de gama alta hasta al menos algún momento de 2023.

Más información | ARM

Temas
Inicio