Compartir
Publicidad
Samsung, Apple y Google Pay en España: estado actual de los principales sistemas de pago móvil
Aplicaciones

Samsung, Apple y Google Pay en España: estado actual de los principales sistemas de pago móvil

Publicidad
Publicidad

Pagar con el teléfono móvil es ya el día a día de muchos usuarios, y el número va creciendo a un ritmo cada vez más acelerado. Sobre todo desde que los gigantes de la tecnología se han sumado al negocio, complementando así las distintas opciones que los propios bancos ofrecían desde hacía tiempo. Ya no hace falta usar soluciones propias de una entidad bancaria, tal vez la marca de nuestro móvil disponga de una herramienta propia y, en ocasiones, más versátil.

En el mercado hay ya varias soluciones en este sentido, pero en lo que respecta a España tenemos por ahora tres. Hablamos de Apple Pay, de Samsung Pay y de Google Pay, que se llamó durante un tiempo Android Pay hasta que Google quiso ampliar su rango de acción y separar la marca de lo exclusivamente móvil. Veamos en qué punto de expansión se encuentran y en qué entidades podemos usarlos, pues no todos los bancos son compatibles con estos sistemas de pago. De hecho, son pocos los que lo son.

Samsung Pay

Samsungpay

El sistema de pago de Samsung fue el primero en llegar a España. Está entre nosotros desde junio de 2016 y desde entonces no ha dejado de añadir funcionalidades de forma periódica, aunque no han sido demasiadas en total. El aterrizaje se produjo de la mano de dos bancos, Caixabank e Imaginbank, pero otras entidades no tardaron en anunciar que ofrecerían Samsung Pay como parte de sus servicios dedicados al móvil.

Samsung Pay no sólo va de pagar con el móvil sino que también almacena tarjetas de fidelización, y desde hace meses está activo el programa Rewards para lograr puntos con cada compra. Hoy ya son siete las entidades bancarias que cuentan con Samsung Pay entre sus opciones. Ocho si contamos también los servicios financieros de El Corte Inglés. La lista de teléfonos compatibles hasta ahora, sin embargo, no se ha multiplicado tanto como la de los bancos.

Samsung Pay en España

Teléfonos

Galaxy Note 8, Galaxy S6, Galaxy S6 Edge, Galaxy S6 Edge+, Galaxy S7, Galaxy S7 Edge, Galaxy S8, Galaxy S8+, Galaxy S9, Galaxy S9+, Galaxy A8, Galaxy A5 2016, Galaxy A5 2017

Bancos

Abanca, Caixabank, El Corte Inglés, Imaginbank, Openbank, Banco Sabadell, Banco Santander, WiZink

Tarjetas

VISA y Mastercard de Caixabank, Abanca y Sabadell.
Crédito y débito en Openbank.
WiZink Oro

Apple Pay

Applepay

El sistema de pagos móviles propietario de Apple fue el segundo en llegar a España, y lo hizo en el mes de diciembre de 2016. Al igual que en el caso de Samsung Pay, Apple Pay sólo es compatible con teléfonos de su propia marca y no con todos, pues uno de sus requisitos es contar con chip NFC en su interior y lector de huellas. Lo primero para activar los pagos contactless y lo segundo para añadir un requisito indispensable en materia de seguridad.

El primer banco en ser compatible con Apple Pay en España fue el Santander, pero no tardaron en sumarse otros al listado. El último en llegar ha sido Bankinter y ya son ocho las entidades compatibles con el sistema de pagos de Apple contando los servicios financieros de Carrefour. A la hora de pagar en tiendas, como en el caso del resto de sistemas, el requisito es que el terminal de pagos, o TPV, sea compatible con tarjetas contactless y listo, podremos pagar con el móvil. O con el reloj, pues el Apple Watch también está incluido en la lista.

Apple Pay en España

Teléfonos

iPhone 6, iPhone 6 Plus, iPhone 6s, iPhone 6s Plus, iPhone 7, iPhone 7 Plus, iPhone 8, iPhone 8 Plus, iPhone X, iPhone SE

Bancos

Banco Santander, BBVA, Caixabank, OpenBank, EVO Banco, Caja Rural, Bankinter y los servicios financieros de Carrefour

Tarjetas

American Express.
MasterCard de Santander.
VISA de Caixabank y BBVA.
Débito de Openbanck
Tarjetas N26.
Tarjeta PASS de Carrefour.

Google Pay

Googlepay

El tercero en discordia, y el último en llegar tras Samsung Pay y Apple Pay. El sistema de pagos de Google nació inicialmente con la marca Android pero fue transformado en algo más global, y opera en España desde mediados del pasado año 2017. Los requisitos para que funcione son que el teléfono tenga Android 4.4 KitKat como mínimo, que disponga de chip NFC y que no esté rooteado, esto último por motivos de seguridad.

Google Pay llegó siendo compatible únicamente con las tarjetas VISA y MasterCard de BBVA, y su lista de entidades no ha crecido demasiado desde entonces. De hecho, la información oficial de Google Pay menciona únicamente a Openbank en su lista de entidades bancarias como tales. Aunque el servicio también es compatible con American Express, Edenred y Prepaid Financial Services como la tarjeta Correos Prepago de MasterCard.

Google Pay en España

Teléfonos

Smartphones con NFC, Android 4.4 KitKat como mínimo y sin root. Para comprobar si tu teléfono es compatible, descarga Google Pay de la Play Store.

Bancos

BBVA, Openbank

Tarjetas

MasterCard y VISA en BBVA.
Débito y crédito en Openbank.
Prepago Ecard
Ticket Restaurant de Edenred
American Express.

¿Por qué no acaban de despegar los Pay en España?

Pay

Como comentábamos al principio, los Pay comenzaron a llegar cuando los bancos ya estaban ahí. En mayor o menor medida, las entidades bancarias se han anticipado a las necesidades de los clientes y los usuarios somos, por norma, inmovilistas. Salvo que algo ofrezca una notable ventaja frente a otro servicio que ya usamos, podemos obviar las mejoras menos sustanciales para quedarnos donde estamos. De ahí que estos Pay estén tardando tanto en ser algo mayoritario.

Luego tenemos los distintos impedimentos técnicos o que requieren una inversión por nuestra parte. Como que nuestro teléfono actual no sea compatible con ninguno de estos sistemas y tengamos que esperar a que sea necesario comprar uno nuevo. Y después que éste sea compatible con alguno de los sistemas que ya funcionan, o incluso con el banco que usamos. Pues sobre el papel, Google Pay es el más beneficiado por la mayor cantidad de teléfonos disponibles, pero el que menos opciones en cuanto a bancos ofrece.

Impedimentos técnicos, inmovilismo pero, sobre todo, que los bancos estaban ahí antes y resuelven, mejor o peor, nuestras necesidades

Los Pay avanzan y eso siempre es una buena noticia para todos, pero todos los pequeños problemas que presentan no hace sino frenar una transición tan inevitable como necesaria. Los teléfonos móviles podrían jubilar a las tarjetas de crédito en pocos meses si los servicios Pay se lo propusiesen, pero cada uno hace la guerra por su cuenta y ninguno se ha convertido aún en una solución integral. Llegará el día en que las tarjetas sean historia, pero todavía no.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio