Compartir
Publicidad
Publicidad

El futuro está en la banda ancha, no en la TDT

El futuro está en la banda ancha, no en la TDT
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos pocos años, muy pocos, se nos decía que el futuro de la tecnología ya estaba aquí, que íbamos a dejar la era analógica (el apagón analógico decían), y que España iba a entrar en la era de la digitalización, de la modernidad y del siglo XXI.

Y no se referían a la banda ancha fija o móvil, a la fibra óptica… se referían por increíble que nos pueda parecer ahora a la TDT, la televisión digial terrestre.

Una inversión milmillonaria para “digitalizar” España

Y para hacer esto realidad, el Estado y los particulares nos gastamos una ingente cantidad de dinero (en esa época éramos ricos y no había recortes) en desplegar esta tecnología por toda la geografía del país, hasta el último lugar, como una ola de modernización que iba a cubrir todo.

logo de la tdt

Se calcula que durante los años 2006 a 2010 se gastaron unos 12.000 millones de euros en llevar el maná digital a las teles de los españoles. O dicho sea en palabras más oficiales, en el tránsito de la era analógica a la digital. Por fin, podemos ver nuestros programas del corazón favoritos en alta definición y sin interferencias.

En 2008, el entonces ministro de Industria celebró con gran parafernalia el inicio del apagón tecnológico en Soria, diciendo:

Gracias a la TDT, el usuario podrá tener acceso a los servicios que conforman la Sociedad de la Información tales como servicios de información, servicios de radio digital, tele-banca, tele-educación, tele-entradas, juegos interactivos y todos los trámites que desde la Administración pública pueden gestionarse de forma no presencial

¿Y para esto hace falta que el estado se gaste dos billones de pesetas? Cualquier PC con ADSL puede tener eso y más. Para ese viaje no hacían falta estas alforjas.

De la caja tonta a la caja lista

La TDT iba a transformar la caja tonta en la caja lista: un canal de dos direcciones, interactivo, donde el espectador iba a dejar de simple espectador para hacerse también actor, para ser partícipe de los nuevos contenidos que estaban por venir.

vieja tele rota

Y empezamos a comprar descodificadores TDT para convertir nuestra vieja y obsoleta, y unidireccional televisión, en una televisión inteligente, expectantes de lo que estaba por llegar. Después cambiamos las TV por modernas teles planas, de alta definición, la TDT de pago y más y más. Nuevos desembolsos de los particulares y nuevos desembolsos del Estado.

Y ahora bien ¿esto para qué sirve?. Cada vez los contenidos son peores, y sobre todo, cada vez se ve menos televisión. Y no me refiero a que algunos contenidos no tengan mucha calidad y merezcan ser vistos. Yo por ejemplo, veo programas producidos por la televisión, pero los veo cuando quiero, a la carta, desde las propias webs de las cadenas de televisión, usando mi PC y mi banda ancha. No necesito para nada la TDT.

La TDT, un lastre para la Banda Ancha

Es obvio que la TDT no ha cumplido con las expectativas que se depositaron en esta tecnología, y para colmo, ahora actúa de lastre para otras tecnologías mucho más productivas, y lo digo en sentido literal.

antena de televisión

Como sabéis España está bastante retrasada respecto a la adopción de la siguiente generación de telefonía móvil, la 4G o LTE. Pues bien, ¿qué sería lo primero que tendría que hacer el gobierno? Pues desalojar a la TDT de la banda de los 800 Mhz, que es la que usará la red 4G.

El espacio de frecuencias es limitado, y en la actualidad se encuentra ocupado por una serie de canales de TV como pueden ser Nova y Nitro de Antena 3 o Net y VEO Televisión. ¿Tiene la TDT que dejar espacio para la nueva banda ancha móvil 4G con gran velocidad y capacidad? Creo que la respuesta es obvia para todos.

Y es tan obvia que el gobierno aprobó hace 4 meses un plan de actuaciones para que las televisiones liberen este espacio en favor del 4G. Que se podrá usar para la banda ancha móvil LTE en el 2015. Este cambio no va a ser fácil y tendrá un coste significativo, estimado en unos 800 millones de euros.

El streaming y la televisión a la carta desbancan a la TDT

Quizás siendo conscientes del futuro incierto que tiene la TDT, las propias empresas de televisión están abriendo nuevas formas de llegar al público:

La primera de ellas, la posibilidad de ver la televisión en Streaming. Y ni siquiera hace falta un PC, desde un smartphone o una tableta se pueden ver prácticamente todos los canales con una calidad más que suficiente. Además, tenemos la gran ventaja de poner ver canales regionales o extranjeros que no podemos ver por el medio tradicional.

La otra forma de ver la tele, con una audiencia creciente, es la televisión a la carta. Y esto no es ni más ni menos que decidir tú cuando quieres ver algo. Dejando aparte los sitios de vídeos como Youtube, Vimeo, etc., son las propias televisiones las que ofrecen un completo portal de contenidos con los programas que han emitido. Uno de los más completos, el de televisión española.

televisión a la carta

También, poco a poco, los servicios de alquiler de películas por Internet se irán abriendo paso en España. Ya tenemos a Voddler desde hace un par semanas, a Youzee y esperamos a Netflix y muchas más.

Por primera vez, como usuarios, podremos elegir qué ver, cuando y cómo. Sin depender de lo que se programe a esa hora en la televisión. Y con esta situación la TDT sufrirá un retroceso aun mayor, quizás a la larga únicamente seguido por aquellas personas al otro lado de la brecha digital, que por conocimientos o posibilidades económicas no puedan acceder a estas nuevas formas de consumir televisión.

La banda ancha como verdadero motor de la economía y de la sociedad del conocimiento

fibra óptica en primer plano

Creo que nadie duda que las Tecnologías de la Información y la Comunicación ejercen un impacto muy positivo en la economía al incrementar en gran medida la productividad de los trabajadores.

Y no hay que ser un premio Nobel para ver en la calle hoy en día, como todo tipo de profesionales, realizan tareas desde sus smartphones, tabletas o portátiles (compras, trámites administrativos, comunicación con otros miembros del equipo, relación con los clientes, etc. etc.). Tareas que en lugar de hacerse en minutos como ahora y desde cualquier sitio hasta hace muy pocos años significaban interminables horas y desplazamientos.

La ventaja competitiva de un país está en la banda ancha, es el medio para progresar y aportar valor en un mundo globalizado y competitivo.

competitividad y desarrollo de las redes

Y como muestra un botón, en este gráfico se aprecia claramente la relación directa entre la competitividad de un país y el desarrollo de la infraestructura de redes. Una relación que todos establecemos de manera intuitiva pero que también está demostrada por estudios científicos, como este del World Economic Forum.

Y después de todo esto, la pregunta es obvia ¿qué aporta la TDT a la competitividad del país y a su crecimiento económico? ¿Como vamos a recupera la cantidad de recursos invertidos en su despliegue?

El futuro está en la banda ancha, no en la TDT. Espero que las autoridades lo tengan muy claro.

En Xataka On | ¿El streaming está terminando con la televisión?, infografía
RTVE renueva y mejora A la Carta, una auténtica biblioteca de contenidos en streaming
Imagen | Televisiondigital.es Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos