Siempre conecté el móvil al WiFi de 5GHz sin darme cuenta de que no era necesario

Siempre conecté el móvil al WiFi de 5GHz sin darme cuenta de que no era necesario
2 comentarios

La conexión WiFi de casa puede traernos algunos problemas de fácil solución, la utilizamos cada día y la calidad de ésta depende, en gran parte, de la calidad del router que tengamos instalado. Sin embargo, en ocasiones tenemos dudas de qué red elegir y en qué banda conectarnos.

Las redes de 2,4 Ghz y 5 Ghz nos proporcionan diferentes modos de conectarnos a Internet, pero cada una tiene sus ventajas e inconvenientes. Las diferencias son claras y a veces, usamos mal dichas redes, de hecho, puede que siempre optes por conectarte al WiFi 5 Ghz pero no te has dado cuenta que no es necesario. Descubre qué banda te conviene elegir según el dispositivo y en qué casos.

WiFi de 2,4 Ghz o 5 Ghz: ventajas e inconvenientes

Wifi 3962405 1920

Posiblemente, al buscar el WiFi de tu hogar te habrás encontrado con que existen dos redes activas, y que puedes conectarte a ambas desde tu dispositivo móvil o portátil. Estas redes vienen diferenciadas por la banda que utilizan, aquí decidimos conectarnos a la red de 2,4 Ghz o 5 Ghz.

Esto significa que nuestro router es de doble banda. Atención, en este sentido no debemos confundir tecnologías: estas bandas de WiFi no tienen nada que ver con las redes móviles 4G o 5G, hablamos de distintos conceptos. En la siguiente tabla vemos las diferencias entre los dos tipos de redes WiFi:

WiFi 2,4 Ghz

WiFi 5 Ghz

Velocidad máxima

150 Mbps

Hasta 1 Gbps

Canales

14 canales

25 canales

Rango de señal

Más cobertura

Menor rango de señal

Estándares

IEEE 802.11b, 802.11g, 802.11n (B, G y N)

IEEE 802.11a, 802.11n, 802.11ac (A, N, AC)

Interferencias

Entornos más saturados

Menos interferencias

A modo de resumen rápido las diferencias son:

  • Mientras en las redes 5 Ghz prima la velocidad y el ancho de banda, en las redes 2,4 Ghz destaca la cobertura, llegando más lejos y teniendo mayor penetración en interiores. La banda de 2,4 Ghz ofrece velocidades que se antojan cortas hoy en día, en torno a los 50 Mbps. En el otro lado, el WiFi de 5 Ghz nos da velocidades de hasta 867 Mbps, muy útiles para dispositivos que requieran descargas con muchos datos.
  • Las redes WiFi 2,4 Ghz presentan más interferencias debido al menor número de canales y a la saturación de esta banda. Es la más utilizada desde hace años y eso puede convertir nuestro entorno en un lugar sobrecargado. Si quieres conocer la saturación de tu hogar, puedes crear un mapa WiFi. La saturación de redes de 5 Ghz es menor pues cuenta con un más canales.

En cuanto a los estándares de conexión, las redes 2,4 Ghz usan el estándar IEEE 802.11b, 802.11g, 802.11n (B, G y N), mientras que las conexiones de 5 Ghz adoptan el estándar IEEE 802.11a, 802.11n, 802.11ac (A, N, AC). El último estándar es llamado 802.11ax y es comercializado como WiFi 6 y WiFi 6E, aunque aún se encuentra en expansión.

Qué banda elegir: siempre me conecto al WiFi 5 Ghz y no es necesario

Wifi 6099320 1920

Si nuestro router es reciente, es seguro que contamos con compatibilidad con ambas bandas, incluso puede tener soporte a WiFi 6. En la lista de conexiones WiFi las veremos diferenciadas por el nombre, la banda de 5 Ghz suele llevar una etiqueta como "5G".

A la hora de seleccionar a qué red vamos a conectarnos, solemos usar la conexión de 5 Ghz pero debemos considerar nuestras prioridades. En el caso de que algún dispositivo no sea compatible con doble banda, no tendremos más remedio que usar la banda más tradicional. Pero si nuestro móvil o tablet es compatible, podemos hacer uso de ambas, según la necesidad o situación. Principalmente tendremos dos casos y dos posibles elecciones dependiendo de los requisitos que tengamos:

Access Point 5002809 1920
  • Si lo que necesitamos es mayor cobertura y estabilidad, como con altavoces inteligentes, o dispositivos de domótica, la de 2,4 GHz nos dará mejor resultado. Estos aparatos no requieren altas velocidades por lo que tener mayor señal permitirá que siempre estén conectados.

  • En otros casos, nuestro televisor o nuestra consola tienen otras necesidades: elige la conexión 5 Ghz para reducir la latencia y aumentar la velocidad. De esta manera, aprovechamos el máximo de nuestra conexión de Internet, úsala si juegas a juegos multijugador o estás descargando una actualización pesada.

Respecto a nuestros teléfonos móviles, solemos conectarlo a la red 5 Ghz pero no hacemos un uso que lo requiera. Si no necesitamos la máxima velocidad, opta por el WiFi 2,4 Ghz, es suficiente para usar redes sociales, actualizar aplicaciones, subir contenido, ver vídeos en directo y muchas tareas más. El ancho de banda que proporciona los 2,4 Ghz no es impedimento para seguir usando tu móvil con normalidad.

Conecta tus dispositivos a la red 2,4 Ghz si no requieren un gran volumen de descargas. Así siempre tendrán cobertura y estarán conectados.

Si haces uso de esta última, igual necesitas un poco más de cobertura, puedes conseguirla usando amplificadores WiFi, o bien aumentando la potencia de salida de tu router. También, podemos mejorarla con algunas aplicaciones .

En definitiva, la elección de banda dependerá directamente del uso que le demos a nuestros dispositivos así como de las necesidades que emergen en cada momento. Lo positivo de todo esto es que podemos elegir a qué red conectarnos, para así tener una experiencia óptima con todos nuestros aparatos conectados a la red.

Temas
Inicio