Compartir
Publicidad
Los retos que tendrá que afrontar José María Álvarez-Pallete al mando de Telefónica
Mercado

Los retos que tendrá que afrontar José María Álvarez-Pallete al mando de Telefónica

Publicidad
Publicidad

Ayer se consumaba la salida de César Alierta de la presidencia de Telefónica tras 16 años al frente de una las empresas españolas más conocidas en el mundo. Muchas peleas ha tenido que afrontar Alierta, que ha visto desde su privilegiada posición una absoluta revolución en el mundo de las telecomunicaciones, donde hace menos de una década no conocíamos ni a WhatsApp.

Y a pesar de que a Alierta le han tocado tiempos de transformación, su sucesor, José María Álvarez-Pallete también va a tener muchos retos que afrontar. Desde el fortalecimiento de la posición del operador en Latinoamérica a sus movimientos corporativos en Europa, pasando por España inevitablemente. Pero veamos detenidamente en qué situaciones se tendrá que ver Pallete próximamente.

El despliegue de fibra en España, en entredicho

En el pasado Encuentro de las Telecomunicaciones de Santander Movistar anunció que para 2020 espera superar los 27 millones de hogares con cobertura de su fibra, un 97% de la población del país, alcanzando a todas las poblaciones de más de 1.000 habitantes y muchas de más de 500. Fuera solo se quedarían las poblaciones a las que "sería prácticamente imposible llevar la fibra por dificultades técnicas.

A falta de más detalles sobre la regulación de la fibra, ¿qué hará Pallete con su despliegue?

Pero pronto se torcería el camino de ese despliegue. Todos estábamos a la espera de la decisión pendiente de la CNMC sobre la regulación del mercado de la Banda Ancha fija, que en su primer borrador ya amenazó con obligar a Movistar a abrir su red de fibra en ciudades en las que no hubiese al menos otras dos redes fijas de alta velocidad (fibra o cable).

Por entonces Movistar ya dijo que de imponerse esa nueva norma frenaría su despliegue y finalmente esa norma es la que aprobó el regulador en febrero. Desde entonces Movistar no ha vuelto a amenazar con ese frenazo a sus despliegues, puede que pendientes del precio al que tendrá que abrir su red a otros operadores. Ésta será de las primeras patatas calientes en manos de Pallete, tomar una decisión final sobre cuál será el ritmo de despliegue de la fibra del operador en los próximos años.

Movistar y tuenti, ¿apuesta continuista?

Y Telefónica en España no cuenta con una sola marca, además de Movistar también tienen a tuenti. El virtual no es una compañía originalmente ideada por el operador, fue adquirida por Telefónica en 2010, que la convirtió de red social a operador. La intención del comprador pareció clara desde el principio, usar tuenti como su marca joven, así como Orange puede contar con Simyo o Amena y Vodafone con yu: o Lowi.

Pero lo cierto es que tuenti no está teniendo los resultados esperados hasta el momento. Hasta que hemos podido conocer datos de portabilidad (octubre de 2015) la tendencia era a la baja, hasta apuntarse al vagón de cola, a la lista de OMVs que pierden líneas. El problema de tuenti es que se niega a entrar en la guerra de tarifas, que en su día eran competitivas pero se han ido quedando atrás según otras marcas mejoraban sus ofertas.

Su CEO ya nos dijo en una entrevista reciente que su objetivo es seguir innovando para estar listos para el futuro, pero habrá que ver si sus dueños, incluido el nuevo Presidente, tienen esa paciencia. En tuenti siguen innovando y en los últimos resultados no suponían un lastre para Movistar, pero a todo negocio se le exigen resultados y no parece que el virtual los esté dando de momento. Esas innovaciones podrían llegar a integrarse en Movistar, pero habrá qué ver cuáles son sus próximos movimientos.

Resituarse en el mercado internacional

Bye bye Inglaterra: Telefónica abandona el país con la venta de O2 a Three

Visto el panorama en su mercado de origen, España, nos toca hablar de la posición de Telefónica en otros países. Por un lado está Europa, donde el operador está en parte replegando velas. Tras comprar O2 en 2005, Telefónica ya ha vendido la marca en Irlanda y está buscando hacer lo mismo en Reino Unido. El primer candidato tanteado fue BT, pero tras su alianza con EE la empresa española recurrió al mismo comprador que en la isla vecina, Hutchison Whampoa.

El acuerdo con los asiáticos está hecho, pero el problema para Telefónica no es ese, son los reguladores. En Europa no ven con buenos ojos la concentración del sector que se dará de cerrarse la operación, por lo que ambas partes tendrán que hacer importante concesiones si quieren que su trato reciba el visto bueno de Bruselas. El mayor problema realmente lo tienen los españoles, a los que los ingresos por la venta vendrían muy bien y tendrían difícil encontrar otro comprador.

Telefónica parece querer plegar velas en Europa para desplegarlas en Latinoamérica

La posición de Telefónica en su otro foco, Latinoamérica, parece bastante distinto. De allí vienen buena parte de sus ingresos a nivel global y sus mayores posibilidades de crecer. En Brasil dieron un importante paso al comprar la cablera GVT y otro mercado con grandes posibilidades, donde cuentan con la presencia de tuenti, es México. En el país azteca hay un operador con el 70% del mercado, América Móvil, por lo que rascar cuota parece fácil, aunque cuentan con la creciente competencia de AT&T.

Y tampoco nos deberíamos olvidar para nada de las posibilidades de nuevas compras y concentraciones. De momento los grandes movimientos se han dado entre compañías de un mismo país, pero con los mercados nacionales en proceso de estar consolidados puede ser el momento de consolidaciones entre operadores de distintas países, en las que podría participar Telefónica. La posición de la compañía española es fuerte, es uno de los grandes europeos, aunque alejada del tamaño de los gigantes americanos. Pallete tendrá que lidiar ante esas posibilidades.

OTTs, la guerra que todavía no han ganado

El centro de las protestas más airadas de Alierta durante los últimos años son los llamados OTTs, servicios digitales en forma de webs o aplicaciones. El ahora ex-presidente de la compañía ha asegurado que estos nuevos actores del sector tendrían que pagar por el uso que hacen de sus redes, tanto fijas como móviles, que se tradujo por ejemplo en el conflicto con Netflix. También ha intentado hacer frente con sus propias alternativas como TU Me o Joyn, que acabaron en fracasos.

Pero los OTTs no han sido las únicas empresas, aparte de otros operadores, en el punto de mira del zaragozano. También ha criticado fuertemente la posición de Android e iOS, calificándola en distintas ocasiones como un monopolio. Contra ellos ha maniobrado, intentando impulsar desde su posición alternativas como Windows Phone y Firefox OS, pero ante el escaso éxito ha querido buscar la complicidad de los usuarios preocupándose de la seguridad de los datos en manos de las compañías digitales.

En Xataka Móvil | Así ha sido la trayectoria de Álvarez-Pallete, la persona que dirigirá Telefónica desde el próximo 8 de abril

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio