Compartir
Publicidad

Todos los detalles de las condiciones de la CNMC para autorizar la compra de Canal+ por Movistar

Todos los detalles de las condiciones de la CNMC para autorizar la compra de Canal+ por Movistar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Casi un año después de que Telefónica y Prisa llegasen a un acuerdo para que la primera se quedase con Canal+ la CNMC ha autorizado la transacción. Con ello se creará un gigante de la televisión de pago en España, sin rival a la vista, al acaparar el 70% de los clientes y el 85% de los ingresos del mercado.

Y como era de esperar habrá condiciones. La principal, que Movistar tendrá que abrir el 50% de sus canales premium a sus rivales, ya la conocíamos, pero hay detalles que conocimos junto con el comunicado de la CNMC. Es por eso que nos toca analizar a fondo cada una de las exigencias que el regulador se encargará de vigilar que se cumplen.

Los canales premium, la piedra angular

Empecemos por lo principal y en parte ya conocido. Movistar tendrá que prestar todos sus canales premium mediante una oferta mayoristas a sus rivales, y serán éstos los que elijan los canales que quieren emitir, pero con un límite del 50% de canales.

Precios que hagan que la oferta de Movistar sea replicable, pero todavía no están establecidos

Se consideran premium todos aquellos canales que emitan películas de las grandes distribuidoras americanas como los que emitan deportes en directo.

El otro punto más importante en lo que a la oferta mayorista respecta, el precio, sigue siendo una incógnita. Lo único que ha dicho la CNMC sobre este asunto es que "los precios de esta oferta asegurarán la replicabilidad de la oferta minorista de Telefónica y prevendrán situaciones de estrechamiento de márgenes." Por tanto, no se establecen de momento precios, así que ya veremos más adelante si los demás operadores pueden de verdad construir una alternativa con precios competitivos.

Nada de contenidos exclusivos eternos

El otro punto que afecta directamente a la televisión también era parcialmente conocido. Los contenidos que adquiera la plataforma, véase series o películas entre otros, solo se podrán mantener en exclusiva durante dos años, y siempre que se usen, porque Telefónica no podrá adquirir contenidos para dejarlos en un cajón, sin uso. Además las películas y series de catálogo para servicios de VOD no las podrán adquirir en exclusiva.

Además los contratos de adquisición de contenidos, los que se pueden firmar con las distribuidoras o tenedores de derechos deportivos no podrán superar los tres años, y también tendrán que renunciar a los derechos de adquisición preferentes. En resumen, se trata de limitar la capacidad de la nueva Movistar TV de hacerse con ciertos derechos eternamente, una condición que parece dirigida sobre todo hacia los derechos deportivos.

Nada de contenidos exclusivos eternos

La CNMC también obliga a Telefónica a emitir los canales producidos por otros operadores (como podría ser el canal exclusivo de Orange que emite partidos de la liga ACB), bajo ciertas condiciones y por supuesto, sin poder hacerse con sus derechos en exclusiva. Lo que los rivales de Movistar no han logrado es que el regulador obligue a eliminar la marca "Movistar" del nombre de los canales, por lo que Movistar Fútbol, por poner un ejemplo, podría estar presente en las plataformas de su competencia.

Más libertad para los clientes de Movistar TV

Beneficios para los usuarios. La CNMC ha establecido que, en ciertas circunstancias Movistar tendrá que retirar la permanencia de sus actuales y futuros clientes de televisión de pago, tramitando la baja de estos en un máximo de 15 días para los clientes sin paquetes convergentes. Además no podrá intentar recuperar a los clientes perdidos en los dos meses posteriores a su baja.

A su vez Movistar tendrá que mantener los contratos que tuviese firmados Canal+ con otros operadores (Jazztel y Vodafone por ejemplo) hasta que finalizase su plazo, con una prorroga posterior de seis meses. Pero cuidado con tentar a los usuarios de otros operadores que usen sus servicios, tendrán tajantemente prohibido ir a por ellos.

Neutralidad de la red para los OTTs

Por último el regulador también ha tenido tiempo de exigirle a Movistar que respete la neutralidad de la red, lo que parece una gran noticia con los tiempos que corren. El operador no podrá de ninguna manera poner trabas a plataformas de televisión de pago por Internet, de manera que sus clientes puedan acceder a ellas sin que la conexión penalice estos servicios.

El resumen de las exigencias es ese: oferta mayorista de canales premium para sus rivales a precios todavía por conocer, limitación de las exclusividades para que no se eternicen, libertad y tranquilidad para los actuales y futuros clientes y respeto de la neutralidad de la red. Los rivales de Movistar habrían querido más, pero esto es lo que la CNMC ha establecido.

En Xataka Móvil | El golpe sobre la mesa de Telefónica con Canal+: ¿Qué significa esto para la competencia?
En Xataka | La historia de Canal+ en España, desde las emisiones codificadas a Telefónica

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio