Compartir
Publicidad
El golpe sobre la mesa de Telefónica con Canal+: ¿Qué significa esto para la competencia?
Mercado

El golpe sobre la mesa de Telefónica con Canal+: ¿Qué significa esto para la competencia?

Publicidad
Publicidad

725 millones de euros. Ese es el dinero, en efectivo, que Movistar ha pagado a Prisa por hacerse con la parte de Canal+ que todavía no le pertenecía. Vodafone pagó mucho más por hacerse con ONO, y también mucho más pagará Orange por hacerse con Jazztel, si es que desde Bruselas le permiten cerrar el acuerdo.

Pero mientras los rivales del ex-monopolio han hecho movimientos que han buscado ponerse, o al menos acercarse, a la altura de la red fija de Movistar, éste, aprovechando su posición, ha ido un paso más adelante. El paso del operador azul va a por los clientes más valiosos, los que más gastan, razón por la que se ha hecho con Canal+, dejando fuera de juego a sus rivales en el mercado de la televisión de pago.

TV de pago, el punto débil histórico de Orange y Vodafone

La verdad es que si ha habido operadores que le han puesto ganas a eso de construir una buena oferta televisiva esos han sido las cableras, además de Movistar. Estos operadores tienen a su favor contar con una red fija que les permite ofrecer televisión a todos sus clientes, pero también han trabajado para construir una oferta con packs de distintos canales.

Vodafone y Orange siempre han tenido en su contra su red fija. Menor que la de Movistar, las exigencias de la televisión por Internet les ha limitado el número de clientes al que la podían ofrecer. Pero fuera de esa limitación ni Vodafone ni Orange han cuidado en exceso la oferta televisiva que les podían hacer llegar a sus clientes.

Vodafone, ida y vuelta a la TV de pago

El operador rojo tenía un servicio con el nombre Vodafone Internet TV, que ofrecía un descodificador avanzado (con acceso a Internet y grabador) pero que no ofrecía más canales que los propios de la TDT. Obviamente el servicio no tuvo nada de éxito, 10.000 clientes llegó a tener, y además Vodafone, como cualquier otro operador que ofreciese servicios de TV tenía que destinar un 0.9% de su facturación total para financiar RTVE, por lo que el 1 de enero de 2013 dejó de ofrecer dicho servicio.

La vuelta de Vodafone a este ne llegó con sus tarifas Red. Fueron éstas las que permitieron acceder a un pack de canales o a Canal+ Liga a sus clientes, aunque para ello el operador firmó un acuerdo con la empresa ahora comprada por Movistar. Vodafone tampoco se mojó mucho, y es que tardó en lanzar un descodificador que conectar a una televisión, ofreciendo hasta entonces el acceso a los canales a través de otros dispositivos.

Pero la vuelta verdadera de Vodafone a la televisión de pago se ha producido gracias a la adquisición de ONO. La operadora de cable tenía una oferta más completa de televisión, con distintos packs de canales, además de un descodificador avanzado (TiVo) y opción de acceso online.

Orange, una oferta de TV sin tirón

Orange no ha tenido tantas idas y vueltas a la televisión de pago como Vodafone, pero tampoco ha tenido nunca un gran éxito en este negocio. A comienzos de 2009 el operador francés rozó los 100.000 clientes de TV de pago, pero de ahí pasó a 62.000 en 2013, pero por fin en 2014 logró superar por primera vez la barrera de los 100.000 clientes.

Orange TV se expande a dispositivos móviles y añade 360 MB gratis al mes en el móvil

El problema de Orange es que su oferta televisiva nunca ha tenido demasiado gancho. Tras años en los que las novedades en su servicio de TV de pago escasearon el operador le volvió a prestar atención en septiembre de 2013, cuando reformó su paquete de canales e introdujo la posibilidad de acceder a ella desde distintos dispositivos.

Que hacer contra la nueva Movistar TV

Pero a Vodafone, Orange y el resto de operadores que quieren competir con Movistar ahora se les complica algo más el negocio. Los precios de Movistar no serán los mejores desde luego, pero suya es la red rija más extensa y que por tanto a más usuarios puede ofrecer TV. Pero además ahora también tienen el satélite, así que podrán llegar a todos los rincones.

Cobertura y contenidos, los puntos fuertes de la oferta de Movistar

Más allá de la capacidad de llegar a más o menos clientes, pendientes también de que pueda ocurrir con la regulación que permitiría el acceso a la red de fibra de Movistar, también podemos hablar de contenidos, y aquí los rivales del gran operador lo tienen complicado actualmente.

Los contenidos más interesantes, tanto en el ámbito deportivo como en el de el cine y las series, están en manos de Movistar/Canal+. Parte de esos canales tendrán que ser abiertos a cualquier operador, aunque ya veremos a que precios. Es por eso que si Vodafone, Orange o quien sea quiere competir con Movistar lo primero que necesitan es buscar los contenidos más demandados a precios asumibles.

Y el contenido que más demanda tiene en la televisión de pago es sin duda alguna el fútbol. A él podrán acceder mediante la oferta mayorista que la CNMC tiene que perfilar, pero si los precios no son suficientemente competitivos podrían recurrir a Gol Televisión como alternativa, que sin duda alguna los recibiría con los brazos abiertos.

Básicamente, los dos pilares para intentar competir contra la nueva Movistar TV son el de ampliar la cobertura del servicio y buscar mejorar el producto con los contenidos más demandados, todo ello conteniendo el precio. Pero hasta el momento los rivales de Movistar han invertido más tiempo en quejarse y hacer peticiones al regulador que en mejorar su oferta. Ahora es su turno.

Movistar solo tiene que explotar sus recursos

Quien más fácil lo tiene ahora mismo en el mercado de la televisión de pago es Movistar. Lo tiene todo a favor, tanto el número de clientes e ingresos como el contenido. Ahora el turno es para saber combinar en una buena oferta con todos los canales con los que se va a juntar.

Pero la gran ventaja con la que cuenta ahora Movistar es una que, personalmente, no he visto mencionar en muchas ocasiones. El operador hasta ahora estaba limitado por el viejo par de cobre para ofrecer Movistar TV, no pudiendo ofrecer su producto en zonas con escasa velocidad de Internet. Pero ahora, gracias al satélite de Canal+, podrán ofrecer televisión a cualquier usuario, viva donde viva.

Mantener un servicio accesible sin ser cliente de fijo de Movistar sería una gran idea

Con una combinación de cobertura sin rival, los mejores contenidos, un buen descodificador y el acceso online a multitud de canales lo tiene todo para triunfar. Ahora solo hace falta que Movistar no altere de nuevo sus precios, como hizo recientemente con todas sus Fusiones, para que puedan triunfar en este sector.

Eso sí, antes de acabar creo que hay una petición que muchos usuarios querrían hacer a Movistar, que su servicio de televisión no se cierre únicamente a sus clientes de fijo. Que el operador mantuviese un servicio como Yomvi, accesible por cualquier usuario que tenga el fijo con cualquier operador, y que incluso lo refuerce con más canales, sería una gran noticia.

En Xataka Móvil | Así queda el mercado de la televisión de pago en España

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio