Compartir
Publicidad
Nokia vuelve al mercado de consumo, de momento con un tablet
Nokia

Nokia vuelve al mercado de consumo, de momento con un tablet

Publicidad
Publicidad

Esta mañana se ha desvelado la sorpresa que nos preparaba Nokia desde hace unos días: la empresa finlandesa, la parte totalmente independiente de Microsoft, ha presentado al mercado su primer tablet Android, el Nokia N1, y lo ha hecho junto al lanzador Z Launcher.

La vuelta de Nokia a la venta de dispositivos móviles -recordemos, nada de smartphones hasta el 1 de enero de 2016- ha sido interesante: en lugar de esperar tanto tiempo para volver a ser relevante, en Nokia han preferido dar un primer paso con ese tablet que desde luego recuerda a los iPad mini pero que demuestra la ambición de Nokia en su nueva etapa.

Saben de hardware, pero también de software

La llegada de este dispositivo ha sido recibida con alabanzas y críticas por igual. El producto cuenta con unas características hardware muy interesantes que lo enfrentan directamente con los actuales iPad mini 2 y 3. Hay algunas decisiones singulares, como la del procesador utilizado -un Intel Atom quad-core que tendrá que demostrar sus prestaciones y eficiencia- y novedades tecnológicas como la del conector Micro-USB Tipo C reversible.

650 1000 Z Launcher

A esas novedades hardware se le suma una interesante inclusión en el terreno del software. Nokia no ha querido personalizar la experiencia Android y ofrece una preinstalación nativa de Android 5.0 Lollipop, pero hay un componente con el que sí pretende diferenciarse: su Z Launcher, que ya lanzó en fase de beta cerrada en verano y que como explican nuestros compañeros de Xataka Android ahora llega a todos los usuarios de Android de forma pública con grandes mejoras.

Esos dos apartados dejan claro que Nokia tiene capacidad suficiente para destacar tanto en hardware como en software, pero eso no significa que no haya dudas: el diseño del dispositivo e incluso de la web oficial del Nokia N1 es calcado al que Apple utiliza en sus dispositivos.

Demasiados parecidos poco razonables que nos hacen pensar en Xiaomi y en una filosofía de lanzamiento de productos que podría comprometer su futuro, tanto por la confianza de los usuarios como por posibles demandas de Apple, que suponemos que querrá proteger su propiedad intelectual y sus líneas de diseño básicas.

La gran incógnita: los futuros smartphones Nokia

Los ingenieros de esta empresa finlandesa ya mostraron la capacidad de adaptación al mercado Android: los Nokia X y Nokia X2 eran dispositivos orientados a la gama baja que no obstante entremezclaban muy bien algunas de las ideas de éxito de la interfaz de Windows Phone con el sistema operativo Android que acabó siendo su base.

Nokia Android1

Esa familia de dispositivos parece aparentemente abandonada por Microsoft, que ¿lógicamente? lo apostará todo a su propia plataforma móvil, pero en Nokia podrían aprovechar esa experiencia para preparar su próxima jugada.

Ya hablábamos hace unos días de las posibilidades que nos plantea el futuro de la compañía, y aunque se había rumoreado que los finlandeses estaban trabajando en un terminal de gama alta, esas filtraciones parecen difuminarse tras las declaraciones de sus responsables de hace unos días.

En ellas los directivos de Nokia indicaban que la vuelta al terreno de los smartphones es tan solo una posibilidad, pero no la única. De hecho, la opción que más resuena es la de dar permiso a otros fabricantes para utilizar su marca a través de las tradicionales licencias.

Esa alternativa podría no ser la más agradable para los fans de la marca, pero la salida del Nokia N1 parece dejar claro que en Nokia tienen capacidad para desarrollar productos propios. El diseño, confirmaban en la nota de prensa, es de Nokia, pero el proceso de fabricación ha caído en manos de Foxconn, un partner habitual de empresas como Apple.

Esa misma filosofía podría aplicarse en futuros diseños de smartphones, y aunque nuestros compañeros de Xataka Android piensan que Nokia atacará la gama alta, aún es pronto para poder aventurar las intenciones de un fabricante que quizás quiera evitar entrar en un mercado en el que hasta hace poco solo Samsung y Apple parecían estar ganando dinero.

En Xataka Móvil | El mayor enemigo de los fabricantes en China podrían ser las patentes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio