Publicidad

A las puertas de Android M, ¿qué tal ha funcionado Android 5 'Lollipop'?
Sistemas operativos

A las puertas de Android M, ¿qué tal ha funcionado Android 5 'Lollipop'?

Publicidad

Publicidad

Mañana tenemos Google I/O, y ya sabéis que una de las novedades que nos presentarán será el llamado Android 'M', la nueva versión de Android. Unos cuantos meses después de nuestra ración de Lollipop, Google lanza una nueva 'gran' actualización para los usuarios. Pero, un momento: ¿cómo se ha comportado Android Lollipop en el mercado?

Y es que todos estos meses han dado para mucho, pero ya sabemos que uno de los problemas de Android es precisamente su ritmo de actualizaciones. XXXX

El principal cambio: Material Design

Cambios, principalmente en lo estético. Esto, sin duda, sobre todo lo demás. Ya sabemos que ese Material Design quería reinventar la forma como veíamos Android, y la realidad es que Android 5.X lo ha propuesto y conseguido.

La interfaz de usuario de Android ha cambiado rotundamente, y con Android 'L' no sólo han llegado modificaciones estéticas del sistema o de las 'apps oficiales' desarrolladas por Google. Muchas apps de terceros también han cambiado su interfaz para adaptarlas a las nuevas líneas de diseño marcadas por Google.

Muchas de las grandes, como por ejemplo WhatsApp o Feedly, ya lo han hecho, aunque hay que remarcar que el ritmo de implantación de Material Design ha sido muy lento, llegando en muchos casos a superar los varios meses después del anuncio oficial. Recuerdo que Google hizo oficial el rediseño en junio de 2014; WhatsApp, una de las apps más populares entre los usuarios, se actualizó en el pasado mes de abril.

Junto al rediseño de la interfaz del sistema también han llegado muchas nuevas funcionalidades, como el multiusuario, los diferentes estados para las alarmas o los cambios en la cámara. En líneas generales se trata de servicios que suman y raramente restan, de forma que la evaluación final es positiva.

El ritmo de actualización sigue siendo bajísimo

Siempre ha sido el principal problema de Android: el ritmo de actualizaciones de los teléfonos. Hay que estudiarlas para entender el por qué sucede esto; la realidad es que sí, ocurre. Y mucho.

Con Android 'L' no hemos visto un cambio importante en las actualizaciones. Muchos 'viejos' teléfonos de más de un año de antigüedad siguen teniendo un Kit-Kat o anterior, y apenas los gamas altas del mercado de 2013 y 2014 han sido actualizados, amen de por supuesto los nuevos terminales. Según Google, estos son los porcentajes de 'cuota de mercado' de los diferentes sistemas Android a fecha 4 de mayo; en la primera gráfica se muestran las diferentes versiones individuales y en la segunda, agrupadas según la generación:

Como veis por estas gráficas sigue existiendo un importante cuello de botella entre Android 4 y Android 5. Más concretamente, el agregado de Jelly Bean y KitKat supone la inmensa mayoría del mercado, rozando al 80% de las instalaciones de Android.

En términos independientes Android 4.4 'KitKat' es la versión más popular, cuatro veces más que las Lollipop a pesar de estos más de seis meses en el mercado. También es importante mencionar que Jelly Bean, versión que está a punto de cumplir dos años, se lleva una buena parte del pastel con ese 39.2% de las instalaciones (15.6, 18.1% y 5.5% para Android 4.1, 4.2 y 4.3, respectivamente).

Es cierto que su recorrido en el mercado ha sido menor que el de otras versiones. Es cierto, también, que no han sido muchos los fabricantes que han lanzado su actualización a esta nueva versión, y apenas los Nexus y los buques insignia de los principales fabricantes (con alguna excepción en las gamas medias, como los Moto G y Moto E entre otros) han recibido su ración de caramelo de forma oficial.

Google Nexus Lollipop

El problema de siempre con Android se mantiene, casi sin cambios. Las versiones más usadas nos llevan a echar la mirada atrás uno o dos años. Quizá Lollipop se convierta en la más usada en el año 2016, cuando Android 'M' (¿Macadamia Nut Cookie?) pase a ocupar su 10% de mercado, y 'L' ocupe el 40 de KitKat.

Sigue dando la sensación de que las actualizaciones de Android no son fundamentales para los fabricantes

Con Lollipop hemos afirmado, una vez más, que las actualizaciones Android no son un aspecto importante para los fabricantes, quienes - salvo excepciones - no se molestan en apostar por su desarrollo. La versión que llega de fábrica es suficiente, y es por ello por lo que las 4.3 y 4.4 son tan populares en la actualidad: porque fueron las que vinieron instaladas 'de fábrica' en los terminales que se compraron hasta hace uno y dos años.

Mientras se mantenga el actual mecanismo de actualizaciones me temo que nada de esto cambiará, y seguiremos sin encontrar a Lollipop y hablando de las pesadillas del mundo Android. Las actualizaciones, ese gran problema que Google no parece interesada en solucionar.

Lollipop: una evolución necesaria

Sin embargo, a pesar del ¿grave? problema de las actualizaciones, hay que reconocer que Android 'Lollipop' es un sistema que consigue mejorar en muchos aspectos. Los cambios en la interfaz permitieron revitalizar un sistema que, aunque ya había modificado algunos puntos con las anteriores versiones, se había quedado muy atrás respecto del potente lavado de cara de iOS 7. Google aprovechó también para dar una vuelta y actualizar sus servicios de escritorio y mantener en todas sus líneas de trabajo un frente común.

Sony Lollipop

Sí, era una evolución necesaria para que Android no se estancase en el pasado. Pero los problemas tradicionales siguen intactos, y - salvo sorpresa en el Google I/O 2015 - sin previsión de ser solucionados. Android seguirá siendo un sistema retrasado en el mercado, sus versiones más recientes seguirán siendo exclusivas y con baja cuota de uso.

Cuando dentro de unos años se escriba en las enciclopedias sobre Lollipop se dirá que ejecutó la necesaria evolución en la interfaz de Android, que añadió unas cuantas pequeñas funcionalidades pero que no pudo solucionar los problemas más tradicionales del sistema de Google que, año tras año, se repiten.

Y ahora, a esperar a Android 'M'. ¿Será éste el revolucionario o pasará sin pena ni gloria como una pequeña actualización de Android 'L'?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir