La consola Android que rivaliza con la Steam Deck ya es oficial: probamos la Razer Edge 5G
Análisis

La consola Android que rivaliza con la Steam Deck ya es oficial: probamos la Razer Edge 5G

Una nueva consola con Android aterriza en el mercado para competir con la Logitech G Cloud, Evercade EXP, Nintendo Switch o Steam Deck: la Razer Edge 5G se estrena finalmente en Estados Unidos con la máxima potencia y prestaciones de juego. E incluye alta conectividad de serie; con 5G mmWave como aspecto destacado.

Las consolas portátiles dieron un enorme salto en prestaciones con la presentación de la Nintendo Switch, un formato apaisado de pantalla y mandos anclados en los extremos en el que se inspiraron numerosas marcas. Razer es una de las últimas en tomar partido dentro del segmento «gaming Android», si es que alguna vez lo abandonó: la consola portátil Razer Edge 5G aúna cuerpo de smartphone y mandos físicos en un mismo dispositivo.

Ficha técnica de la Razer Edge

Razer Edge

Pantalla

OLED de 6,8 pulgadas
FullHD+ a 2.400 x 1.080
Refresco de 144Hz

Procesador

Qualcomm G3X Gen 1

Versiones

8GB/128GB

Cámaras traseras

Por determinar

Cámara frontal

Por determinar

Batería

5.000 mAh

Sistema

Android 12

Conectividad

5G mmWave
WiFi 6E
UWB
Bluetooth 5.2
Conector de auriculares
USB tipo C

Dimensiones y peso

Por determinar

Otros

Mando Kishi V2 Pro incluido

Precio

Desde 599,99 dólares (359,99 dólares con una línea de Verizon)

Una consola que es mucho más que una consola

Razer Edge 5G

Pude probar la Razer Edge 5G cuando Qualcomm desveló el Snapdragon 8 Gen 2 en Hawaii, Razer fue una de las marcas que asistió al evento para consolidar su presencia en el ámbito de los procesadores móviles. Y fruto de esa colaboración entre Qualcomm y Razer surge la Edge 5, una consola portátil que pretende llevar los juegos Android a un nuevo nivel.

Quizá te suene este dispositivo de antes, no en vano Razer y Verizon lo desvelaron mínimamente en octubre de 2022. Pero no fue hasta el CES 2023 de Las Vegas cuando la consola portátil vio finalmente la luz; junto con las primeras impresiones de todos los que pudimos probar sus bondades. Que son muchas.

Razer Edge 5G

Lo primero que llama la atención son su peso y sus dimensiones: la Razer Edge 5G es generosa en ambos aspectos; lo que da una superficie de uso notablemente grande para ser una consola portátil: 6,8 pulgadas. Un poco por debajo de las 7 pulgadas de la Steam Deck, pero muy superior en la tecnología y calidad del panel empleado por Razer: del LCD y 60 Hz de la Steam Deck al OLED y 144 Hz de la Razer Edge 5.

Pese a que pueda parecer una consola portátil con todas las de la ley una vez montada, lo cierto es que el dispositivo consta de tres partes: la consola propiamente dicha, que no es más que un móvil sin ser móvil, y los dos mandos físicos, cada uno alojado en un extremo y unidos entre sí por la guía extensible que caracteriza a los Razer Kishi. De hecho, el Kishi incluido en la Razer Edge 5G es exclusivo de esta consola. Y aporta características únicas; como la mejora en sensación háptica por vibración.

Razer Edge 5G

Pese a que el cuerpo del dispositivo sea idéntico a un smartphone, e incluya hasta conectividad 5G (en la versión comercializada por Verizon, más adelante habrá un modelo sólo con WiFi), en Razer me recalcaron varias veces lo de "It's not a phone" (no es un teléfono). No permite realizar llamadas, aunque sí puede utilizar VoIP, como las llamadas de WhatsApp, Telegram u otras aplicaciones.

Aunque el Razer Edge 5G pueda desmontarse para convertirse en un dispositivo similar a un teléfono, la marca deja claro que no es un móvil: no puede hacer llamadas telefónicas

Es una lástima que no ofrezca mayor compatibilidad con las funciones de smartphone, ya que permitiría salir de casa sólo con la Razer Edge 5G y dejar el teléfono en casa. De esta manera, adquirir la consola no libera de tener un móvil, al menos siempre que se desee tener cobertura telefónica.

Perfecta para juegos Android, menos versátil que la Steam Deck

Razer Edge 5G

La construcción es excelente, se aprecia muy sólida en las manos, cómoda, con un diseño exquisito para los controles y una respuesta veloz a las interacciones, tanto desde los mandos como en la pantalla. La reproducción multimedia se encuentra a un excelente nivel y la potencia, a lo que ayuda el Qualcomm Snapdragon G3X Gen 1, también es excelente. Lástima que Razer apueste por un SoC que tiene casi dos años en el mercado; por más que esté diseñado para potenciar los juegos móviles. De hecho, es el mismo chipset que el que equipaba la anterior consola de Razer, una máquina que no salió de las pruebas iniciales.

La Razer Edge 5G se comercializará primero en Estados Unidos bajo el paraguas de Verizon. Y es así por una razón: esta consola es compatible con las bandas milimétricas, pudimos probar la conexión 5G mmWave en Hawaii con velocidades de descarga superiores a los 3 Gbps. Desde Razer nos aseguraron que más adelante distribuirían una versión sólo WiFi, aunque no supieron concretar si saldría en países como España.

Razer Edge 5G

La Razer Edge 5G es mejor opción que una Logitech G Cloud, por ejemplo: formato parecido, precio bastante similar y un desempeño en hardware que queda a años luz de la propuesta de Logitech. Con respecto a la Steam Deck la comparativa es más complicada: la propuesta de Steam es impresionante con los juegos de ordenador, pero no se le dan tan bien los juegos Android (hay opción de emularlos, pero no resulta fácil).

Razer Edge 5G

Me pareció una buena propuesta, lástima que Razer no decidiera ampliar su disponibilidad a más países aparte de Estados Unidos. Y supone el regreso al universo «gaming» de Android: después de cancelar los Razer Phone la marca apuesta por el formato de consola portátil. Porque no, el Razer Phone 5G no es un teléfono, me quedó claro.

Temas
Inicio