¿No te llega el WiFi a toda la casa? Puede que el router esté mal colocado: así puedes solucionarlo
Conectividad

¿No te llega el WiFi a toda la casa? Puede que el router esté mal colocado: así puedes solucionarlo

Es posible que muchas veces hayas notado que no tienes suficiente cobertura WiFi o que incluso hay zonas en la casa en las que ni llega la señal. Y es que, ya sea por los obstáculos propios de la casa que dificultan la cobertura o por las dimensiones que tenga el hogar, no siempre es fácil acertar con la colocación del router. Porque no, no basta con colocarlo en cualquier parte en la que haya toma en la pared.

En este post repasamos las claves para acertar siempre en la colocación del router. Por ello, te hablaremos de la distancia que debe tener respecto a las habitaciones de la casa, la colocación de las antenas, los obstáculos y otros factores más que deberás tener en cuenta. Y ojo, que te servirá tanto si ya tienes un router al que reubicar como si tienes uno nuevo y no sabes aún dónde ponerlo.

¿En qué habitación es más conveniente colocar el router?

Router Casa

Sabemos que las señales del router se propagan en todas las direcciones de igual forma, pero esto no impide que la anterior pregunta se convierta en el eterno dilema. De primeras nos resulta complicado ver un router en un lugar que no sea el salón principal. ¿Imaginas tenerlo en el baño o en la cocina? Pues bueno, de primeras no suelen ser los sitios más convenientes por estética, pese a haber soluciones muy imaginativas. Sin embargo, sí que podrías ubicarlo en un pasillo e incluso un dormitorio.

No hay una respuesta correcta a esta pregunta, dado que al final depende de la distribución del hogar, los obstáculos intermedios, los metros que tenga... Lo que sí es una respuesta universal es la de situarlo lo más cerca posible de donde vayas a hacer uso del WiFi.

Es decir, que si el 90% del tiempo que pasas conectado a Internet es en el salón, es esta la estancia donde debería estar. Y si repartes el uso entre un dormitorio y el citado salón, quizás sería conveniente buscarle espacio en un pasillo si fuese posible o en alguna estancia intermedia entre ambos.

Router Wifi
La colocación de repetidores WiFi en hogares grandes o de múltiples plantas se convierte prácticamente en una obligación.

La cosa cambia en casas con varios pisos. En estos casos, aunque se sigue aplicando aquello de colocarlo en la estancia donde mayor uso se haga del mismo, hay que tener en cuenta que la señal deberá también propagarse en vertical. En este caso, lo más conveniente sería situarlos en una planta intermedia y colocar repetidores WiFi. De estos últimos, decir que los hay a muy buen precio, son fáciles de colocar y mejoran de forma considerable la señal.

Otro caso particular a tener en cuenta es si teletrabajas con un ordenador u otro dispositivo que admita conexión a Internet mediante cable Ethernet. En estos casos, lo conveniente será que coloques el router en la misma sala que dedicas a trabajar, tratando de que esté cerca del dispositivo para poder conectarlo por cable y obtener una conexión más veloz y estable.

Obstáculos cotidianos que deberás evitar

Quitar una viga, mover una pared o quitar puertas se antojan como soluciones muy drásticas y no siempre posibles para mejorar la señal WiFi. Poco podemos decirte a ese respecto, pero sí podemos hablarte de elementos que seguro que tienes en tu casa y que, o los puedes mover, o puedes hacer que el router se sitúe lo suficientemente lejos de ellos.

Elementos de cemento, metal, roca y agua son los que más obstaculizan la señal del router WiFi.

Aquellos elementos que estén fabricados en cemento, metal, roca o agua son especialmente tediosos para la propagación de señal. En estos incluímos elementos como neveras, peceras, lavadoras o microondas. En la medida en que puedas, sería conveniente que los alejes del router, pero de no ser posible, deberás sí o sí colocar el router lo suficientemente lejos de esos aparatos para que dé una buena señal.

Y como imaginarse la propagación de ondas invisibles es sumamente complicado, te recomendamos para ello usar aplicaciones especializadas que te servirán como apoyo para saber dónde colocar el router. Para ello te recomendamos herramientas como Ekahay Survey, disponible tanto en la Google Play de Android como en la App Store de iOS.

Las antenas no son un adorno y las tienes que orientar

Antenas Router

Por norma general, los router suelen ser omnidireccionales en lo que a propagación de señal se refiere. Es decir, que dará igual en qué posición estén, dado que propagarán la señal en todas las direcciones y solo elementos como los comentados anteriormente serán obstáculos. Aunque no siempre es así.

Por la naturaleza que tienen, las antenas de un router son más potentes en sus lados que en su punta.
Wifi Antena

Como puedes ver en el anterior gráfico, la colocación de las antenas del router son clave por su naturaleza dípolo. Esto quiere decir que las antenas no emiten su señal desde la punta, si no que lo hacen más en sentido horizontal. Por ello, la norma general es colocar las antenas en vertical apuntando hacia el techo.

Aunque nuevamente vemos excepciones, esta vez en aquellos routers que tienen varias antenas. En estos casos lo conveniente es que tengan diferentes posiciones. En el caso de que sean dos antenas, lo más acertado será colocar una en horizontal y otra en vertical. Si tiene más de dos, podrás "jugar" con las otras dos en más posiciones para garantizar la propagación de señal en todas direcciones.

La elección del router es también determinante

Router

Tenemos ya un post en el que recopilamos información más amplia acerca de la elección de un router WiFi. No obstante, a modo de resumen, repasamos a continuación cuáles son los elementos clave en los que te debes fijar a la hora de comprar un router de calidad que, entre otras cosas, te proporcione una buena señal:

  • Tipo de WiFi: los routers más modernos incluyen tecnología WiFi 6 y WiFi 6E. Y aunque a priori los WiFi AC (WiFi 5) podrían servir también, las diferencias con el WiFi 6 en términos de velocidad son más que considerables.
  • Que funcione en bandas de 2,4 GHz y 5 GHz: relacionado con el anterior punto, es interesante que el router admita estas variantes. Los routers que tengan WiFi 6 ya lo admiten y los hay que incluso ofrecen bandas de 6 GHz.
  • Número de puertos: puede ser más o menos importante en cada caso, pero tener varios puertos Ethernet puede ser de suma utilidad para conectar varios cables. De igual forma, tener al menos un puerto USB puede darte muchas funciones adicionales.
  • Comprobar su alcance y cobertura: de la misma forma que hemos venido comentando, un router que ya de por sí incorpore carencias en este apartado, hará complicado mejorar su señal por mucho empeño que le pongamos.
  • Más de una antena: nuevamente en base a lo comentado en este post, elegir un router que tenga al menos dos antenas puede ser sumamente conveniente para garantizar que puede repartir mejor la señal por todas las estancias.
  • Interfaz de usuario sencilla: cuantas más opciones de configuración acepte un router de forma nativa, mejor, aunque también es conveniente que la interfaz con la que se presentan pueda ser entendible y manejable hasta por usuarios menos avanzados.
Temas
Inicio